Prueba

Los pros y los contras del Hyundai i30

35 fotos

Ampliar

23 de noviembre, 2017

Hemos estado poniendo a prueba a uno de los mejores compactos del mercado para traerte aquí los pros y los contras del Hyundai i30, con motor 1.4 TGDi DCT y acabado Style Lux. ¿Estarás de acuerdo con nosotros?

El Hyundai i30 se está posicionando como uno de los compactos referentes en el mercado europeo. El cambio que ha pegado con esta tercera generación ha sido brutal -y muy bueno, por cierto-. Prueba de ello es la positiva acogida que ha tenido entre los españoles en este 2017, según datos de Anfac. Hyundai ha matriculado casi 8.000 unidades del i30. Con ellas se acerca, por ejemplo, a las del Audi A3 y a las de su primo, el Kia Rio. Incluso llega a superar a las de otro buen producto: el Fiat Tipo. También ha sido reconocido a nivel mundial por los iF Design Awards, cuenta con las “Cinco Estrellas EuroNCAP” y este año aspira a ser “Mejor Coche del Año 2018 ABC”. Por todas las expectativas que despierta te vamos a describir los pros y los contras del Hyundai i30. O, mejor dicho, lo que más nos ha gustado y lo que no nos ha enamorado tanto…

Quizá te interese: primera prueba del Hyundai Kona, el B-SUV que promete ser un superventas

Para la prueba hemos tenido un i30 con motor 1.4 TGDi 140 CV, cambio automático DCT7 y un acabado tope de gama, el Style Lux.

5 cosas que nos han gustado del Hyundai i30

Motor y transmisión

Motor del Hyundai i30.

El bloque 1.4 Turbo GDi de 140 CV proporciona una gran respuesta y una finura exquisita, sin ruidos ni vibraciones. Además, se estira con poderío hasta las 5.500-6.000 rpm, dando lo mejor de sí mismo en el entorno de las 4.500 vueltas. Es un motor que empuja y corrobora su potencia con creces. No hay muchos coches que con un motor de menos de un litro y medio de cubicaje sean tan completos. La caja de cambios automática de 7 velocidades es muy rápida y suave en las transiciones gracias a su doble embrague. Cuando ponemos el modo manual y cambiamos con las pequeñas levas que se sitúan tras el volante, la obediencia es tremenda.

Aspecto europeizado

Imágenes exteriores del Hyundai i30.

Es, seguro, la generación que más aspecto europeo tiene de la historia del modelo. Ha ganado en elegancia y en deportividad con detalles como una menor altura y una nueva parrilla más agresiva, algo esencial en un compacto hatchback. También es todo un acierto haber sucumbido a la carrocería de cinco puertas. Es un aspecto que le da más cuerpo al exterior y más comodidad a los ocupantes traseros.

Comportamiento dinámico confortable

Imágenes exteriores del Hyundai i30.

A los elementos que equipa esta unidad en cuestión iremos más adelante. Es verdad que esto tiene bastante que ver con que sea un coche cómodo, pero no es lo único. El buen tarado de suspensiones hace que sea capaz de filtrar correctamente las irregularidades del asfalto, de darnos un viaje por autovía sin fatiga (también, por los asientos de tela y cuero) y de pasar por los badenes urbanos sin notar apenas golpes. Y eso que los neumáticos de esta unidad no tienen un perfil generoso (Michelin 225/45 R17). Tampoco peca con los habituales balanceos de un coche con suspensión blanda en tramos revirados. Además, la ergonomía y la posición del conductor ayuda a que todo quede en buen lugar.

Acabados y materiales buenos y un equipamiento completo

Interior del Hyundai i30.

Es cierto, estamos ante el superior de los i30, pero los buenos acabados y el uso de materiales de calidad te los puedes encontrar hasta en la versión de acceso. Por lo que sí deberás pagar más será por tener un equipamiento lleno de elementos enfocados a la asistencia en conducción, al confort, al infoentretenimiento y a la seguridad. Eso sí, todos sabemos que para este último aspecto es mejor no escatimar… Esta unidad cuenta además con rueda de repuesto, con asientos ventilados y calefactados, con volante también calefactado, servicios TomTom, Start&Stop, sensores, acceso y arranque sin llave… En fin, todo lo que nos podemos esperar en un tope de gama.

Relación calidad/precio

Imágenes exteriores del Hyundai i30.

Todo lo anterior nos lleva a la conclusión de que estamos ante uno de los compactos con mejor relación en calidad/precio. Vale que esta variante no la tendremos por menos de 30.000 euros, pero es que ninguno de sus rivales, incluso con menos equipamiento, bajará de esa cifra. Si se prefiere una versión más asequible y, por ejemplo, con cambio manual, el precio será considerablemente inferior.

5 cosas que no nos gustan del Hyundai i30

Iluminación

Imágenes exteriores del Hyundai i30.

Tiene una luz muy dispersa, lo que proporcionará destellos en circunstancias en las que aparezca niebla. También hay sombras en el haz de luz de cortas y, con las largas, vemos una franja intermedia muy molesta. Nuestro compañero Rubén Fidalgo lo ilustra más en detalle (y con fotos) en la prueba que hizo al Hyundai i30, con el mismo motor y acabado.

Control de crucero adaptativo

Interior del Hyundai i30.

Cuando nos acercamos a un coche, el sistema reduce la velocidad de forma muy brusca y no con la naturalidad que lo haría un conductor que, simplemente, levantaría el pie del acelerador. Esto seguro que se irá mejorando en futuras actualizaciones, pero a día de hoy da una sensación de rudeza poco agradable.

Maletero

Interior del Hyundai i30.

Por capacidad, el maletero del Hyundai i30 está en la media del segmento. El problema es que el borde de carga está más alto de lo deseado, lo que dificulta introducir objetos voluminosos. Además, contamos con pocos elementos de sujeción para la carga. Solo hay dos perchas y cuatro argollas metálicas para fijar una red que no está incluida.

Iluminación ambiental interior

Interior del Hyundai i30.

Es normal que los acabados más básicos no monten un sistema de cierta distinción como puede ser esta luz interior ambiental, pero en un acabado tope de gama se espera que esté. No deja de ser un detalle que puede llegar a hacer más afables los viajes nocturnos y que, como elemento de decoración, da más carácter al vehículo; más aún cuando se trata de un compacto cuyos rivales, como el Focus o el Golf, lo incluyen como equipamiento.

Consumos

Imágenes exteriores del Hyundai i30.

El motor de gasolina de 140 CV del Hyundai i30 convence por suavidad, finura y prestaciones. Por el contrario, los consumos, si no somos cuidadosos, son más altos de lo que nos gustaría. Circulando de forma normal (sin ser especialmente eficientes), el consumo medio se sitúa en 8 litros a los 100 km. Además, es un motor muy sensible a los cambios de ritmo, por lo que, en función del conductor y las condiciones del tráfico, las cifras varían de forma notable. Asimismo, el depósito tiene capacidad para 50 litros, lo que, sobre todo si lo usamos en ciudad, limita su autonomía.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche