Lexus LS 600h L

2 Febrero, 2010, modificada el 9 Febrero, 2011 por

Probamos uno de esos coches reservados a elegidos que encandila más por lo que ofrece a los ocupantes de las plazas traseras que por sus virtudes dinámicas cuando nos ponemos al volante, notables gracias a su mécanica híbrida que desarrolla 445 CV.  

54

Nos subimos al buque insignia de la marca japonesa y uno de los más avanzados tecnológicamente de su segmento, el de las berlinas de representación. Modelos pensados para clientes de poder adquisitivo elevadísimo que normalmente suelen viajar en sus inmensas plazas traseras, complementadas por todo tipo de elementos de confort, lujo y tecnología multimedia para hacer de cada recorrido una experiencia gratificante, e incluso reparadora.


Entre los rivales del máximo representante del lujo asiático sobre 4 ruedas encontramos a los Audi A8, BMW Serie 7 y Mercedes-Benz Clase S, todos ellos disponibles en carrocería larga como la del modelo que nos ocupa. En el lado más radical -por prestaciones- y algo menos voluminosos se encontrarían el Maserati Quattroporte y el Porsche Panamera. Sin olvidarnos del inminente Jaguar XJ, todos ellos coches de ensueño, aunque cada uno a su manera.

Interior

El habitáculo de esta versión larga ofrece un espacio inmenso para sus 4 pasajeros -gracias a sus 5.150 mm de largo, 1.870 de ancho, 1.475 de alto y 3.090 mm de batalla o distancia entre ejes-, en el peor de los casos, ya que si tenemos conductor el asiento del copiloto puede quedar inutilizado mediante un botón que lo pega al salpicadero. Así, el ocupante de la plaza trasera derecha podrá disfrutar de un masaje completo con las piernas estiradas. El de al lado también podrá estirar las piernas, pero tendrá que conformarse con ver la película mientras los kilómetros se suceden. Por si esto fuera poco, atrás lleva unos rayos infrarrojos que analizan la temperatura corporal de los pasajeros y la contrastan con la del exterior para activar el climatizador y mandar calor a la parte del cuerpo menos caliente.


De todas formas, si se hace un uso normal del coche -si lo conducimos nosotros mismos- veremos que las plazas delanteras ofrecen todo tipo de comodidades al conductor, además de por su amplitud y lujo superlativos, por la cantidad de sistema de ayuda a la conducción para que no haya que lamentar la menor distracción. Tuvimos la oportunidad de comprobar en uno de nuestros trayectos rutinarios como los reposacabezas se acercan para evitar el latigazo cervical ante una frenada tardía del coche que venía detrás.


El maletero sin embargo, es la parte más modesta del conjunto ya que sólo ofrece 330 litros de capacidad -menos que muchos modelos compactos del mercado-. Esto se debe a que gran parte de este hueco lo ocupan las baterías de alta potencia que almacenan la energía eléctrica generada.


El precio del acabado de acceso con esta mecánica y en carrocería corta es de 110.390 euros con los siguientes sistemas: ABS con asistente de emergencia –BAS– y distribuidor electrónico de frenada –EBD-, sistema de frenada de emergencia –EBS-, controles de tracción –TRC– y estabilidad –VSC-, dirección asistida eléctrica sensible a la velocidad –EPS– con relación variable –VGRS-, control electrónico de frenada –ECB-, control de estabilidad avanzado –VDIM– control de asistencia al arranque en pendientes –HAC-, freno de mano eléctrico –EPB-, control de presión de neumáticos –TPWS-, faros adaptativos –I-AFS-, sensores de aparcamiento y cámara trasera, sistema antirrobo con doble bloqueo -e inmovilizador del motor y alarma- y cierre de puerta automático. De la seguridad pasiva se encargan los airbags de dos etapas, de tórax, abdomen y pelvis –TAP-, y de rodilla para conductor y acompañante, airbags de cortina, anclajes traseros isofix y asientos delanteros WIL -reducen lesiones cervicales-. A esto hay que añadir faros delanteros de leds -el primero del mundo en montarlos-, llantas de 19 pulgadas con neumáticos 245/45, retrovisores exteriores electrocrómicos -plegables eléctricamente- y calefactables, leds traseros -también en matrícula-, sensores de luces y lluvia, cristales de las puertas delanteras antiadherentes al agua, pantalla táctil de 8 pulgadas, navegador, sistema de sonido Mark&Levinson con 19 altavoces y cargador frontal de 6 DVD’s, bluetooth, control por voz -audio, climatizador y navegador-, volante de cuero multifunción, entrada auxiliar de audio, control de crucero, columna de la dirección retráctil automática y eléctricamente, climatizador bizona, asientos delanteros ajustables eléctricamente -en 14 puntos para el conductor y en 10 para el acompañante- con memorias, reposacabezas delanteros ajustables eléctricamente, cinturón del conductor ajustable eléctricamente, asientos de cuero calefactables, iluminación interior por leds, retrovisor interior electrocrómico, arranque sin llave e interior en madera.


Nuestra unidad, con acabado President, está a la venta por 145.070 euros y añade carrocería larga, cierre eléctrico del maletero, techo solar eléctrico, cámara de aparcamiento trasero, control de velocidad por radar que mantiene la distancia con el vehículo que nos precede, nevera, climatizador para 4 zonas, control de climatización con sensor de temperatura corporal -por infrarrojos-, reposacabezas del copiloto plegable eléctricamente, sistema de relajación en el asiento trasero derecho con mando a distancia -funciones de masaje- y airbag en cojín, apoyabrazos multifunción trasero -con mandos para asientos, audio y climatizador-, asientos traseros ajustables eléctricamente y con memorias, reposacabezas traseros ajustables eléctricamente, airbags laterales traseros, cortinas eléctricas laterales traseras, asientos de cuero de mejor calidad, interior del techo en alcántara, salpicadero y paneles de las puertas en cuero, sistema multimedia en plazas traseras con pantalla de 9 pulgadas y mando a distancia y lector de DVD trasero independiente.

Comportamiento y Prestaciones

Como en otros modelos híbridos de la marca, en hoyMotor probamos el GS 450h, al arrancar lo único que se oye es el silencio y continuará hasta los 60 km/h -según la inercia en modo EV, totalmente eléctrico, aunque la carga dura muy poco-, siempre que pisemos el acelerador con mucho tacto y las baterías tengan la carga suficiente para que no entre el motor de gasolina. Dichos acumuladores de energía se llenan con la inercia del coche cuando soltamos el acelerador, pisamos el freno y mediante el bloque V8 de 5 litros de cilindrada -4.969 cc para ser exactos- que rinde 394 CV de potencia a 6.400 rpm y 520 Nm a 4.000 rpm gracias a su doble inyección que también reduce el consumo y las emisiones.


A las prestaciones del motor de combustión se unen los 224 CV del motor eléctrico, lo que da como resultado una potencia conjunta de 445 CV, semejante a la de un motor gasolina de 6 litros convencional -de ahí la denominación 600-. Así, tarda 6,3 segundos en alcanzar los 100 km/h y su velocidad máxima -limitada electrónicamente- es de 250 km/h, todo con unos consumos capaces de rivalizar con los de un 6 cilindros9,3 litros en ciclo mixto, 8 en carretera y 11,3 litros en ciudad, todos a los 100 km-. Nosotros, manteniendo las velocidades máximas legales, sólo hemos sumado 1 litro más a cada uno de los registros oficiales de la marca.


Las sensaciones al volante son totalmente placenteras y los 2.375 kg de peso del conjunto no se hacen notar más de lo normal -la calidad de rodadura e insonorización son abrumadoras-, es cierto que tiene inercias, pero son completamente controlables y pasan desapercibidas en el modo Sport de la suspensión neumáticaAVS-, no así en la posición Confort en la que se acentúan. Nosotros consideramos que la tecla debe ir en el centro, Normal, ya que en un coche de su empaque fastidia -más si cabe- los rebotes de la suspensión endurecida; además en modo Normal se adapta al tipo de conducción en cada momento, adaptando el comportamiento del acelerador, la dirección y la transmisión. Por si esto fuera poco, el VDIM siempre está activo -como sistema global- para hacer actuar los controles de ayuda a la conducción y los sistemas de seguridad activa, según los datos medidos por diversos sensores.


Pero que nadie se engañe, bajo esta apariencia burguesa y señorial máxima se esconde mucho carácter si pulsamos la tecla PWR Hybrid -compartida con el modo Snow, para firmes deslizantes, y el normal (si no seleccionamos ninguno de los anteriores)- que junto con el programa Sport de la suspensión adaptativa y la tracción integral hacen del Lexus LS 600h L una berlina ágil -todo lo que se lo permite su peso- estable y rápida incluso en cambios de apoyo comprometidos. Claro está que este no es un coche deportivo, y las 8 velocidades de la transmisión continua variable de inserciones continuas y tranquilas -inapreciables- así lo corroboran, a pesar de asociar un modo secuencial -sin levas en el volante- realmente eficaz sólo en reducciones.


El Lexus LS 600h L es uno de esos coches que se disfruta más y mejor desde las plazas posteriores. Pocas veces nos ponen tan fácil -y nosotros aceptamos con los ojos cerrados- ver los toros desde la barrera, pero con este modelo estaríamos encantados de que fuese así siempre.

Destacable

– Tecnología avanzada.
– Calidad de rodadura y rumorosidad en marcha.
– Espacio y lujo superlativos.

Mejorable

– Cambio en modo secuencial.
– Maletero pequeño.
– Precio para bolsillos privilegiados.

1 Comentario

Un Lexus LS 600h L Landaulet para la boda del Príncipe de Mónaco | Hoy Motor 27 Junio, 2011

[…] novedad principal de esta edición especial del lujoso híbrido de Lexus reside en su techo retráctil transparente, que permite dejar al descubierto la parte trasera del […]

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba