Lexus IS 300h 2013: la prueba de Autocasion.com41

Lexus IS 300h 2013: la prueba de Autocasion.com

22 Noviembre, 2013, modificada el 9 Agosto, 2017 por

El Lexus IS 300h es una de esas berlinas que no pasan inadvertidas y supone un cambio en la marca japonesa. Si hasta ahora su objetivo era Mercedes, este modelo tiene claramente en su punto de mira el BMW Serie 3. Una estética muy agresiva, buenos acabados y la afamada tecnología híbrida de Toyota son sus armas.

No valorado

Destacable

  • Diseño exterior.
  • Imagen de marca.
  • Equipamiento.

Mejorable

  • Sistema ASC.
  • Boca del maletero pequeña.
  • Plazas traseras estrechas.

Desde su nacimiento, el Lexus IS siempre ha sido el que ha tenido el espíritu más juvenil de la familia, con detalles que han marcado tendencia como las luces traseras con el fondo plateado, el cuadro de instrumentos imitando un cronógrafo de pulsera o las brutales prestaciones de las versiones con mecánica V8, capaces de medirse con todo un BMW M3.

Con la llegada del renovado Lexus IS 300h se mantiene vivo ese carácter gracias a una de las carrocerías más llamativas en el segmento de las berlinas medias de alta gama. Su nuevo frontal no deja indiferente a nadie debido a las agresivas tomas de aire o a los grupos ópticos, que además son LED y ofrecen una iluminación excelente en los viajes nocturnos.

Prueba Lexus IS 300h 2013, La Coruña, Rubén Fidalgo41
El Lexus es un coche muy elegante.

En esta edición, el modelo está disponible con propulsión híbrida, formada por una mecánica de 4 cilindros de gasolina en posición longitudinal y el sistema eléctrico con transaxle (un tren epicicloidal  con un comportamiento similar a un cambio por variador continuo) empleado en el Toyota Prius, pero adaptado a la nueva disposición con tracción trasera. Con ambas máquinas funcionando a pleno rendimiento, la potencia máxima llega a los 234 CV, aunque ya te advierto que parecen algunos menos cuando nos sentamos a los mandos de esta preciosidad.

El Lexus IS 300h es una de las berlinas con más tecnología en su interior, con dispositivos como el router wifi, el radar trasero para salir con seguridad de los estacionamientos en batería, el impresionante equipo de audio Mark Levinson, el sistema de navegación con servicios de Google, etc.

El Lexus IS 300h, en el día a día

No puedo negar que  cada vez que miro hacia este Lexus me gusta lo que veo. Particularmente, su frontal me encanta; la forma de los faros delanteros me parece un ejercicio de estilo en el que merece la pena detenerse unos minutos… Las fotos no le hacen justicia.

Prueba Lexus IS 300h 2013, La Coruña, Rubén Fidalgo41
Los faros delanteros son una verdadera escultura.

El diseño de las entradas de aire para la refrigeración de la mecánica y de los frenos acaba por definir un frontal de los más sugerentes que hay en el mercado. La unidad de pruebas está muy equipada, justo por debajo del acabado F Sport, y monta unas atractivas llantas con un acabado imitando el titanio pulido que le sienta de maravilla. Además, son muy fáciles de limpiar.

En el interior, me gustan los asientos: recogen bien el cuerpo y el color crema hace que el habitáculo resulte más amplio y acogedor a la vista. También me agrada la postura de conducción y algunos mandos -como los que regulan la temperatura del climatizador-, pero otros elementos me parecen algo “fuera de lugar”. Un ejemplo son los pulsadores del excepcional sistema de audio Mark Levinson (con casi 900 W de potencia y un sonido espectacular). Sus teclas son algo pequeñas y están montadas en una consola plana con un diseño algo anticuado… No acaba de “cuadrar” con el resto del salpicadero, de formas muy modernas.

Prueba Lexus IS 300h 2013, interior, Rubén Fidalgo41
El interior claro da una agradable sensación de amplitud.

Una vez acomodados (lo que es muy sencillo gracias a las opciones de reglaje disponibles) y familiarizados con los mandos, iniciamos el viaje. Moverse por la ciudad es fácil debido al tamaño de los retrovisores y a la comodidad que el cambio automático y el sistema híbrido proporcionan en los atascos. Mientras no superemos los 50 km/h, podremos circular en modo eléctrico (un máximo de 2 km) sin gastar ni una gota de combustible. En estas condiciones, el consumo del Lexus IS 300h está en torno a los 5 l/100 km, una cifra muy buena.

La dirección tiene un tacto delicioso y un radio de giro excelente, por lo que las maniobras son muy sencillas. El único punto de atención será evitar rozar las preciosas llantas con los bordillos durante los aparcamientos.

El maletero ofrece una buena capacidad y cuenta con unas formas muy aprovechables, pero la portezuela es relativamente pequeña y no podremos introducir bultos grandes en él.

Una vez en carretera, empiezo a “trastear” con los distintos modos de funcionamiento:

  • Eco: menor sensibilidad del pedal del acelerador, optimización de uso del sistema híbrido… todo enfocado a lograr el menor consumo .
  • Normal: busca el equilibrio entre ahorro de carburante y prestaciones.
  • Sport: mayor sensibilidad del acelerador, sistema híbrido destinado a proporcionar la máxima potencia.

Lo cierto es que en modo Sport vamos a notar más el aumento de los consumos que el de las prestaciones: si pisamos con fuerza el gas -para un adelantamiento, por ejemplo-, el sistema reacciona y siempre aporta la máxima potencia, por lo que acabaremos seleccionando el modo Eco en la mayoría de las ocasiones.

Prueba Lexus IS 300h 2013, La Coruña, Rubén Fidalgo41
El IS 300h está más enfocado al confort que a la eficacia.

La transmisión en modo manual sólo sirve para retener el coche en los tramos de fuertes bajadas. La relación de cambio cuando pisamos el acelerador se va a adaptar a la demanda de potencia de manera automática, como en un cambio de variador continuo.

La noche se me echa encima y puedo comprobar que los faros LED son excepcionales, aunque al encender las largas se nota demasiado la frontera entre la superficie que iluminan éstas y la que corresponde a los faros de cruce. Esto deja una línea oscura en medio de la huella de luz que resulta algo molesta con los cabeceos de la carrocería.

A la hora de afrontar los adelantamientos, me esperaba más “punch” de un coche con 234 CV, da la sensación de que el vehículo pesa… pero no es así, porque homologa un peso en orden de marcha por debajo de los 1.500 kg. Se trata de una cifra muy buena para un automóvil que cuenta con un motor de combustión, otro eléctrico, las baterías y un equipamiento muy completo. El sistema epicicloidal de la transmisión enmascara parte de esa potencia.

Salimos de la autovía para comprobar qué tal trabajan las suspensiones en zonas más bacheadas y reviradas. La dirección es muy precisa, aunque el coche tiene una puesta a punto muy subviradora, buscando la mayor facilidad de conducción.

Prueba Lexus IS 300h 2013, interior, Rubén Fidalgo41
Los mandos de la temperatura del clima son muy originales y prácticos.

Mi compañero de viaje se entretiene utilizando el router wifi, que funciona francamente bien y permite que este coche se convierta en una especie de oficina con ruedas (si tienes quién lo conduzca, claro). Puedes tener acceso a información muy práctica para el trayecto en combinación con el navegador.

Llegamos al final del viaje sin el menor cansancio y con una media de consumo de 7 l/100 km circulando a 120 km/h. No está mal, pero es superior al gasto de carburante que obtuve con el Jaguar XJ 3.0 diésel, por ejemplo, un coche mucho más pesado y de mayor categoría.

El sistema ASC del Lexus IS 300h

Recuerdo que cuando era pequeño, los chavales del pueblo poníamos un trozo de plástico en la horquilla de la bicicleta para que rozase con los radios de la rueda y así el ruido nos hacía imaginarnos que íbamos en una moto.

El Active Sound Control de Lexus es más o menos lo mismo -salvando las distancias-, pero con una tecnología que no estaba a mi alcance hace casi 30 años. Mediante un micrófono integrado en el vano motor y los datos de la gestión de la inyección, un sintetizador elabora una melodía que emula la sonoridad de una potente mecánica V8 y un cambio de marchas manual. Cuando aceleramos a fondo se escuchan claramente el motor real y el “sintetizado”, produciendo cierta cacofonía. Sólo se activa cuando seleccionamos el modo Sport, pero podemos bajar el volumen o apagarlo completamente con una ruleta situada a la izquierda de la columna de la dirección.

Prueba Lexus IS 300h 2013, motor, Rubén Fidalgo41
El motor de 4 cilindros de gasolina tiene un buen rendimiento.

El Lexus IS 300, en la pista de pruebas

El comportamiento en carretera de este Lexus es muy agradable, da gusto viajar en él gracias a su compromiso entre confort y eficacia y a que es bastante silencioso. Pese a tratarse de un tracción trasera, tiene un tarado muy subvirador que lo hace fácil de llevar.

Forzando muchísimo la situación en el circuito, el ESP tiene un funcionamiento excelente; hablamos de un coche con una elevada seguridad activa, incluso con la pista mojada. Si desconectamos este asistente para comprobar el instinto natural de su chasis, el IS 300h sigue siendo muy noble. Para conseguir que el eje trasero nos juegue una mala pasada hay que hacerlo a propósito y, cuando lo hace, es tremendamente progresivo y dócil.

Prueba Lexus IS 300h 2013, A Pastoriza, Rubén Fidalgo41
El Lexus tiene un comportamiento muy seguro, llegar a este extremo es casi imposible.

Los frenos tienen una buena capacidad de retención y aguantan bien el trabajo duro, pero la parte negativa viene por su dosificación. Con todos los híbridos pasa lo mismo: la respuesta inicial del pedal no siempre es igual, depende del estado de carga de las baterías, por lo que dosificar una frenada es algo complicado. En el circuito te hace ser impreciso y en ciudad… a veces echas el pie al freno y te pasas, teniendo que liberar algo la presión, y otras veces te quedas corto y tienes que acabar dando un frenazo cuando querías detenerte lentamente para no resultar brusco a tus pasajeros.

La prueba del Lexus IS 300h F Sport, en vídeo

Conclusión

El Lexus IS 300h es un coche cargado de tecnología y con una estética de lo más sugerente. La calidad de algunos elementos y su confort de marcha son destacables, pero el número y la cualificación de sus contrincantes son muy elevados. Me he encontrado muy a gusto con este vehículo durante las pruebas, pero su precio es elevado.

Prueba Lexus IS 300h 2013, Vilanova de Cerveira, Rubén Fidalgo41
Las ópticas traseras son LED.

Como siempre que pruebo un híbrido, los consumos en ciudad me han parecido elogiables, pero en cuanto superamos los 50 km/h de media, las cifras dejan de ser tan ventajosas.

Su imagen y algunos detalles como los asientos o lo bien aislados que están los trenes de rodadura me han encantado. Otros, en cambio, como el ASC o algunos plásticos del interior me han dejado más frío.

En definitiva, si quieres un coche bien hecho, con una imagen diferenciada y vas a conducirlo con frecuencia por la ciudad, pero necesitas ciertas dotes de “representatividad”, el Lexus IS 300h es una buena opción que se sale del “sota, caballo, rey” al que estamos acostumbrados.

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el Lexus IS, pero quizás con otra motorización o acabado? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del Lexus IS puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

4 Comentarios

juancho 22 Noviembre, 2013

El interior de estos Lexus siempre acaba decepcionándome un poco para lo que cuestan. Aún así, es un gran coche

Rubén Fidalgo 22 Noviembre, 2013

Hola Juancho, coincido contigo en que el interior del coche desmerece un poco respecto a su exterior y su precio. Un saludo y gracias por seguirnos.

Raúl 9 Febrero, 2014

Me ha gustado el enfoque de ésta prueba, como habéis mostrado el coche desde otros puntos de vista y objetivo.

Rubén Fidalgo 9 Febrero, 2014

Hola Raúl, muchas gracias por tu comentario. Me alegra que te haya resultado interesante. Un saludo 🙂

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba