Lexus CT 200h

La marca japonesa premium ya cuenta con un compacto para batirse con los duros referentes germanos. A diferencia de aquellos, es híbrido.

Nacido para competir con los Audi A3/A3 Sportback y BMW Serie 1, y milimétricamente basado en el ensayo LF-CH Concept, el CT 200h se desmarcará con su mecanismo de impulsión híbrido que combina un motor de gasolina y otro eléctrico sincrónico, con la batería de iones de litio situada bajo el maletero, delante del eje posterior -lo más parecido sería el inminente Volvo C30 Electric, exclusivamente eléctrico y aún en fase experimental-.

El primero es de 1,8 litros y 4 cilindros. Se trata de una arquitectura que no dista de la mostrada por los Toyota Auris HSD y Prius, de la que la marca no ha facilitado mayor información prestacional por el momento, pero de la que se sabe permite modos de funcionamiento Normal, ECO -suaviza la respuesta del motor, Sport -mayor dinamismo posible, con variación en la asistencia de la dirección EPS y retraso en la estrada en acción del programa de estabilidad- y EV, éste completamente eléctrico durante un kilometraje y una velocidad limitados –2 km y 45 km/h con la batería a plena carga-, idéntico al disponible en otros Lexus, como el LS600h L o el SUV RX450h. En fases de retención y frenada, el motor eléctrico actúa como generador para cargar la batería.


Mide 4,32 metros de longitud -y 2,60 entre ejes-, presenta carrocería de 5 puertas y un maletero de 345 litros, o de 700 una vez abatido el asiento posterior. Además de 10 colores exteriores, se caracteriza por sus llantas de 17 pulgadas, suspensiones independientes delante y detrás, ópticas diurnas mediante diodos luminosos y elementos de carrocería de aluminio, como el capó y el portón trasero, para aquilatar la tara en lo posible.


Dentro exhibe una presentación de calidad y elementos como instrumentación azul -se vuelve roja en posición Sport, que también cambia el indicador de potencia en cuentavueltas- el mando remoto Remote Touch Control, estrenado por el RX450h e ideado para manejar en plena marcha funciones como el sistema de sonido, el navegador, el teléfono o el ordenador de consumos. Todo ello se muestra en un display lcd de color situado sobre el cuadro, escamoteable y graduable en inclinación.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba