Lanzamiento del nuevo Jeep Compass 2017

Lanzamiento del nuevo Jeep Compass 2017

Jeep añade un nuevo modelo a su gama con el lanzamiento del Compass, una denominación que no es nueva en la compañía, pero que ha quedado discontinua desde el 2014. Con el auge de los SUV, la marca americana ha encontrado el momento más oportuno para relanzar este automóvil y volver de lleno al segmento C de los todocamino.

Nuestra valoración: 6,5 Bastante bueno

Diseño 7

Bastante bueno

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 6

Bueno

Interior 6

Bueno

Equipamiento 7

Bastante bueno

Consumos 6

Bueno

Destacable

  • Cierta exclusividad
  • Soluciones para el 4x4
  • Confort

Mejorable

  • Plásticos en plazas traseras
  • Bandeja trasera
  • Faltan asideros para el copiloto en 4x4

Jeep ha decidido resucitar el Compass y cubrir de este modo el hueco que existe entre el Renegade y el Cherokee. Aunque los clientes ven al Renegade como un SUV del segmento C, la marca lo posiciona como un B y, además, su estética y puesta a punto se asemejan más al Wrangler que a un Cherokee.

El nuevo Jeep Compass toma como punto de partida la plataforma del Renegade (que es la misma que la del Fiat 500x) y la estira hasta rozar los 4,4 m de longitud a base de aumentar la distancia entre ejes 17 cm (lo cual deja un interior más espacioso) y algo el voladizo trasero (más maletero), pero no demasiado para no penalizar sus cotas “cuatreras” y mantener un buen ángulo de salida.

Estéticamente también se nota claramente que su enfoque es bien distinto al del Renegade, con unos rasgos evidentemente inspirados en su hermano mayor, el Grand Cherokee. De hecho, podría decirse que el Compass es una especie de Grand Cherokee a escala.

El Compass se producirá en las plantas que Jeep posee en México, India, Brasil y China. Los modelos que se comercializarán en el mercado europeo vendrán de la factoría de México (el Renegade se produce en Italia, junto con el Fiat 500x).

Tras esta toma de contacto la sensación ha sido positiva. El Compass llega al segmento más duro del mercado y es un modelo clave para la expansión de la marca. Viene bien dotado y es un producto que convence por tener cierto toque de exclusividad y el sello de Jeep, pero es que los rivales están armados hasta los dientes y están muy fuertes, de modo que su desembarco no va a ser tan fácil como el del Willys en Normandía. El Compass tendrá entre sus rivales a modelos tan asentados como el Hyundai Tucson, el Peugeot 3008 o el Seat Ateca, verdaderos reyes de la categoría, junto con el eterno Nissan Qashqai.

Precios y gama del Jeep Compass en España

Los Trailhawk se diferencian estéticamente por el frontal y la parte trasera, además de su mayor altura libre.
Los Trailhawk se diferencian estéticamente por el frontal y la parte trasera, además de su mayor altura libre.
Ampliar

Con 4 niveles de acabado (Sport, Longitude, Limited y Trailhawk), dos mecánicas diésel, dos de gasolina, cambio manual de 6 marchas o automático de 9 y tracción delantera o 4×4, en total la gama que llega a España del Jeep Compass está compuesta por 14 versiones, entre las cuales está la Opening Edition, con un paquete de equipamiento específico y una interesantísima cuota de financiación (sólo 230 euros al mes) si elegimos Easy Plan, la modalidad de compra multiopción del grupo FCA, muy recomendable.

Así queda la gama Jeep Compass en España:

  • Jeep Compass 1.6 diésel 120 CV Sport con cambio manual y tracción delantera desde 26.700 euros
  • Jeep Compass 1.6 diésel 120 CV Longitude con cambio manual y traccióin delantera desde 28.200 euros
  • Jeep Compass 1.6 diésel 120 CV Limited con cambio manual y tracción delantera desde 31.200 euros
  • Jeep Compass 2.0 diésel 140 CV Longitude con cambio manual y tracción total desde 31.800 euros
  • Jeep Compass 2.0 diésel 140 CV Longitude con cambio automático y tracción total desde 34.300 euros
  • Jeep Compass 2.0 diésel 140 CV Limited con cambio manual y tracción total desde 34.800 euros
  • Jeep Compass 2.0 diésel 140 CV Limited con cambio automático y tracción total desde 37.300 euros
  • Jeep Compass 2.0 diésel 170 CV Limited con cambio automático y tracción total desde 39.200 euros
  • Jeep Compass 2.0 diésel 140 CV Opening Edition con cambio automático y tracción total desde 39.600 euros
  • Jeep Compass 1.4 turbo gasolina de 140 CV Sport  manual y tracción delantera desde 25.500 euros
  • Jeep Compass 1.4 turbo gasolina de 140 CV Longitude manual y tracción delantera desde 27.000 euros
  • Jeep Compass 1.4 turbo gasolina de 140 CV Limited  manual y tracción delantera desde 30.000 euros
  • Jeep Compass 1.4 turbo gasolina de 170 CV Limited  automático y tracción delantera desde 36.500 euros
  • Jeep Compass 1.4 turbo gasolina de 170 CV Opening Ed. automático y tracción delantera desde 39.000 euros

Los precios de las versiones Trailhawk están todavía por definir.

 

Diseño Señas de identidad

En el diseño del Jeep Compass se ven detalles de otros modelos que lo identifican claramente como un Jeep.
En el diseño del Jeep Compass se ven detalles de otros modelos que lo identifican claramente como un Jeep.
Ampliar

En esta nueva generación del Compass Jeep ha pretendido seguir un camino inverso al anterior. En lugar de buscar la inspiración en el Wrangler (sus faros redondos, sus abultados pasos de rueda…), el nuevo Jeep Compass se mira en el espejo del Grand Cherokee, algo que queda patente especialmente en la vista frontal, con una parrilla y faros de formas muy similares a las del buque insignia de Jeep.

En la vista trasera también nos encontramos con unos grupos ópticos similares a los del Grand Cherokee, mientras que el lateral recuerda algo más al Renegade por el grueso pilar C, que se ha intentado aligerar visualmente con una banda cromada que continúa bordeando la luneta trasera.

Los pasos de rueda trapezoidales y las nervaduras de los costados terminan de rematar esa imagen de tipo rudo característica de Jeep.

A nivel de acabados, éstos son buenos en líneas generales. Jeep quiere que una de las señas de identidad del Compass sean sus carrocerías en dos colores, con el techo siempre en color negro. Visualmente resulta una solución muy acertada y el coche parece más estilizado y elegante. Sin embargo, al abrir las puertas se nota demasiado la intersección de ambas pinturas. Otros rivales lo disimulan con una moldura o un vinilo, pero en el Compass confluyen ambos tonos en una unión cuyo relieve se nota claramente al abrir las puertas.

Otro detalle algo inexplicable es que la luz de marcha diurna se monte junto a los intermitentes delanteros y sean de incandescencia cuando en el faro principal hay una tira LED que hace de luz de posición que resulta más atractiva, además de ahorrarnos el piloto extra necesario para la luz diurna.

Las puertas son amplias y la altura de la carrocería permite un cómodo acceso al interior. Ya que hablamos de alturas, el Compass tiene tres niveles de distancia al suelo. Los modelos de tracción sólo al eje delantero se conforman con 19 centímetros de altura libre, mientras que las versiones 4×4 suben hasta los 21 cm y otro extra para los Trailhawk, con un enfoque más campero.

Además de una mayor altura libre al suelo, los Trailhawk tienen diferente diseño en el faldón delantero y el trasero para mejorar el ángulo de ataque y salida. Esto resulta muy práctico pero empeora la imagen del coche, que pierde en deportividad.

Interior No puede negar su origen

El interior del Compass es atractivo, aunque sus ajustes y materiales podrían mejorar.
El interior del Compass es atractivo, aunque sus ajustes y materiales podrían mejorar.
Ampliar

El interior del Compass se beneficia de la mayor distancia entre ejes ofreciendo más espacio a sus pasajeros, especialmente en las plazas traseras. El diseño del salpicadero hace varios guiños a su exterior y nos encontraremos unos aireadores con unas formas similares a las que vemos en el faldón delantero.

La ergonomía de los mandos es correcta y el tacto de los que tocamos con mayor frecuencia es bueno, especialmente los pulsadores de los elevalunas y las ruletas del módulo de climatización y audio.

La postura de conducción es correcta y la visibilidad es buena. Lo que no me ha convencido tanto es la diferenciación entre los pasajeros delanteros y los traseros, que están rodeados de materiales de calidades muy diferentes, una tacañería que también es evidente en uno de los rivales más fuertes del segmento SUV C en este momento: el Peugeot 3008. (Ver prueba del Peugeot 3008)

Mientras que los paneles de puerta delanteros tienen un tacto bueno y unos ajustes de calidad, en las puertas traseras nos encontramos con plásticos duros y ajustes mejorables.

El espacio atrás es bueno para las piernas y también la cota de anchura es correcta, aunque, como todos sus rivales, tres pasajeros atrás viajarán con apreturas.

Por suerte ofrecen salidas de aire para ellos y un cinturón de seguridad para la plaza central que resulta cómodo, en vez de los que salen desde el techo y te pasan rozando el cuello.

El maletero es amplio y con un cómodo umbral de carga gracias al amplio portón. Además de unas formas aprovechables, también hay espacio para una rueda de repuesto de tamaño normal. Un buen detalle es que el pulsador para cerrar el portón eléctrico está en un costado y accesible para personas de cualquier estatura.

No resulta tan cómodo retirar la bandeja trasera, para lo cual hay que hacer algunos malabarismos que han obligado incluso a avisarlo con varios iconos en el borde del mismo indicando cómo desmontar algo tan sencillo en otros rivales.

Los asientos se pueden abatir y dejan un suelo casi plano. Lo bueno es que se abaten en tres partes 40-20-40, lo cual permite una alta modulabilidad.

Motor Motores de la gama Jeep Compass

El Compass se ofrece con mecánicas diésel y gasolina, 4x2 y 4x4 y manual o automático.
El Compass se ofrece con mecánicas diésel y gasolina, 4×2 y 4×4 y manual o automático.
Ampliar

El Jeep Compass está disponible con 2 motores de gasolina y 2 motores diésel que se pueden combinar con tracción delantera o total y cambios manuales de 6 marchas o automáticos de 9. No hay novedades en el apartado mecánico, pues se trata de los mismos grupos propulsores ya conocidos en el Renegade.

Jeep quiere ofrecer siempre un plus en cuanto a cualidades todo terreno, de modo que las versiones 4×4 se equipan con un eficaz sistema de tracción total que cuenta con un acoplamiento multidisco para enviar par al eje trasero y otro embrague más en el eje trasero que hace las funciones de un diferencial bloqueable para mejorar la motricidad en situaciones complicadas como los cruces de puentes o a la hora de atacar zonas complicadas.

Por supuesto cuenta con control de velocidad de descenso, que permite bajar con facilidad y seguridad rampas de fuerte pendiente sin tener que preocuparnos de nada más que la dirección. Soltamos freno y en punto muerto el coche va activando los frenos de cada rueda que corresponda para mantener una trayectoria estable y una velocidad máxima de descenso de sólo 2 km/h.

En las versiones Trailhawk el recorrido de las suspensiones es de nada menos que 20 cm, aunque las barras estabilizadoras limitan algo esta longitud teórica y hacen que el coche entre en cruce de puentes con cierta facilidad, pero no es un problema porque el control de tracción es realmente eficaz.

Otra de las características de la versión más “cuatrera” es que cuenta con una primera muy corta que nos permitirá afrontar zonas escarpadas y fuertes pendientes con cierta solvencia.

Durante esta toma de contacto he podido probar las versiones diésel de 170 CV con cambio automático de 9 velocidades, así como el Trailhawk y el diésel Limited con cambio manual.

El motor tiene un funcionamiento agradable, con una zona intermedia repleta de par. El aislamiento acústico es bastante eficaz y dentro no se oye mucho esta mecánica, que en el exterior sí tiene una rumorosidad considerable.

Comportamiento Como un Renegade

El Jeep Compass es fácil y agradable de conducir.
El Jeep Compass es fácil y agradable de conducir.
Ampliar

En esta toma de contacto he podido probar las versiones Limited y Trailhawk, siempre con tracción total. No me he encontrado sorpresas y las sensaciones a sus mandos son muy similares a las del Jeep Renegade. De hecho, la mayor distancia entre ejes y el peso no aportan tantas diferencias en la respuesta del Compass como me esperaba.

Entre sus principales virtudes destacaría un interior muy bien aislado en el que no se oye demasiado la mecánica y una dirección muy blanda, ideal para las maniobras.

En ciudad se desenvuelve bien, especialmente con el cambio automático, que resulta muy confortable. La versión manual tampoco desmerece gracias al generoso par de la mecánica diésel de 140 CV, que hace que no sea muy necesario recurrir al cambio constantemente.

En carreteras secundarias el eje delantero va más aplomado que el trasero, que tiende a quedarse de puntillas en los apoyos fuertes o si tenemos que realizar una maniobra brusca. A ritmo normal, y si no hay sobresaltos, resulta un coche muy confortable y suficientemente ágil. Es más confortable que un Seat Ateca, por ejemplo, pero claramente más torpe que éste. Si te gusta practicar una conducción un poco animada el español resulta más gratificante que el americano.

En autopista vuelve a llamar la atención el silencio de marcha, incluso con los neumáticos de 235 mm de ancho que equipa la versión Limited.

Durante la presentación, la gente de Jeep nos tenía preparadas un par de rutas off-road. La primera de ellas era apta para todos los públicos y en ella pudimos probar el Limited con tracción total, cuya respuesta es muy buena gracias a la velocidad de reacción del sistema de tracción total. La otra ruta era algo más rota, con pendientes más pronunciadas y pedregosas en las que probar las ventajas de una primera muy corta, los mayores recorridos de suspensión y el sistema de control de velocidad de descenso, reservada para las versiones Trailhawk.

Además de más eficaces en campo, los Trailhawk también me han resultado más agradables de conducir en carreteras secundarias. Los neumáticos de más balón trabajan más compenetrados con las suspensiones, filtran mejor las irregularidades y hacen que el ABS no salte a la mínima.

En definitiva, el Jeep Compass es un buen producto, fácil de conducir para la mayoría y en el que el confort prima por encima de otras cualidades… como un Grand Cherokee a escala.

Equipamiento Completo para su precio

Las vistas son una de las ventajas del equipamiento del Compass.
Las vistas son una de las ventajas del equipamiento del Compass.
Ampliar

El Jeep Compass se estructura en una gama con 4 niveles de acabado: Sport, Longitud, Limited y Trailhawk. Las más apetecibles son las dos intermedias, con unos niveles de equipamiento muy correctos para sus precios. El Sport resulta atractivo por su precio de acceso, mientras que las versiones Trailhawk se desmarcan con un precio de compra algo elevado, a cambio del cual dispondremos de un coche que casi se puede considerar como un verdadero 4×4 y al que se le puede sacar bastante partido en el campo. Además, sus suspensiones resultan más confortables, en gran medida gracias al mayor perfil de goma sus neumáticos, que montan unas llantas de menos diámetro.

El Compass, como es lógico tratándose de un modelo recién llegado, está repleto de sistemas de última generación, como el U-Connect con Android Auto y Apple car, asistente de luz de carretera, asistente de pérdida de carril, volante multifunción… Sorprende encontrarse en esta categoría con algunos refinamientos que hasta antes de ayer estaban reservados a modelos de muy alta gama, como los asientos ventilados (además de calefactados).

En general, el nivel de equipamiento es correcto para su precio, y el Jeep añade ese plus de exclusividad de la marca americana.

Puedes ver todos los detalles de equipamiento y sus precios en nuestras fichas del Jeep Compass.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba