Land Rover en el Salón de Ginebra

2 Marzo, 2009, modificada el 24 Enero, 2011 por

La marca inglesa presenta en la muestra helvética un innovador sistema híbrido que combina el funcionamiento de un propulsor diésel con el de uno eléctrico, además del nuevo Land Rover Freelander 2 TD4-e, el primer 4×4 equipado con sistema Stop/Start.

14

La marca inglesa presenta en la muestra helvética un innovador sistema híbrido que combina el funcionamiento de un propulsor diésel con el de uno eléctrico, además del nuevo Land Rover Freelander 2 TD4-e, el primer 4×4 equipado con sistema Stop/Start.

Land Rover acude al Salón de Ginebra con el objetivo de potenciar su proyecto de movilidad sostenible. Para ello, presenta como piedras angulares dos grandes aportaciones derivadas de la “Tecnología e-Terrain“, que ya presentara en la muestra helvética hace cuatro años.


Por un lado, el sistema Diésel ERAD Híbrido desarrolla un sistema combinado de propulsión para vehículos todoterreno de tracción integral. Una tecnología equiparable a la que Peugeot pretende estrenar en su crossover 3008 Hybrid. La otra innovación se aplica directamente sobre el nuevo Land Rover Freelander 2 TD4_e, provisto con un eficiente sistema de arranque y parada del motor. (Ver prueba del Freelander 2 TD4).


Equipados con el sistema de Tracción Trasera Eléctrica Integrada (ERAD), los vehículos montan un motor eléctrico y uno diésel que, de forma alterna o combinada, se encargan de propulsar al todoterreno. Aquí radica la gran novedad. Hasta la fecha, la inmensa mayoría de vehículos híbridos combinan mecánicas gasolina-eléctrico, en la práctica no mucho más eficientes que los modernos motores diésel.
Land Rover aspira a incorporar todas las ventajas de un sistema híbrido pleno a un motor de gasóleo, lo que permite que, en ocasiones y según las condiciones de conducción, el todoterreno funcione utilizando únicamente el motor eléctrico, aspecto fundamental para la reducción de emisiones. Aunque montado sobre el eje trasero, el ERAD también puede transmitir la tracción a las ruedas delanteras, logrando la tracción integral.


Por su parte, un avanzado conjunto de baterías de iones de litio, situado en el maletero, almacena tanto la energía eléctrica necesaria para el arranque como la que se recupera mediante la frenada regenerativa.


Al margen de este sistema eficiente que permite reducir las emisiones hasta en un 30%, Land Rover presenta en la muestra suiza el nuevo Freelander 2 TD4-e, el vehículo fabricado por la marca inglesa de menor consumo. Esto es posible gracias a que se trata del primer 4×4 equipado con sistema inteligente de parada y arranque del motor (Stop/Start).


En atención a la normativa EU4 las emisiones de este modelo se reducen un 8% en comparación con el anterior Freelander 2 TD4 con cambio manual hasta situarse en los 179 gr/km, por los 194 gr/km anteriores. En lo que al ahorro de combustible se refiere, el consumo se sitúa en los 6,7 litros a los 100 km -antes 7,5-, lo que supone una reducción cercana al 20%, especialmente constatable en situaciones de tráfico urbano denso.


Entre las mejoras introducidas destaca también el nuevo testigo de cambio de marchas, las modificaciones de software en el sistema de tracción y unos neumáticos con una baja resistencia a la rodadura.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba