Lamborghini Terzo Millenio, el superdeportivo eléctrico del futuro

Lamborghini Terzo Millenio, el superdeportivo eléctrico del futuro

7 noviembre, 2017

Desarrollado en colaboración con el MIT, el Lamborghini Terzo Millennio es el primer prototipo de la marca italiana con un sistema de propulsión 100% eléctrico.

Hace poco más de un año, Lamborghini anunciaba un acuerdo de colaboración con el prestigioso MIT (Massachusetts Institute of Technology). La intención de este acuerdo era desarrollar nuevas tecnologías aplicables al mundo de la automoción y el Lamborghini Terzo Millenio ha sido el primer fruto de esta colaboración. Se trata de un concept car que no veremos llegar a producción, pero que supone un importante avance para el departamento de I+D de la compañía italiana, ya que este prototipo cuenta con interesantes y sorprendentes novedades tecnológicas que el tiempo dirá si son aplicables.

En primer lugar, el Lamborghini Terzo Millenio emplea un sistema de propulsión 100% eléctrico, algo inédito en la firma, ya que el Lamborghini Asterion presentado en el Salón del Automóvil de París en 2014 empleaba un motor eléctrico en combinación con un bloque V10 de 610 CV de potencia. Estamos, por tanto, ante el primer prototipo 100% eléctrico de Lamborghini, lo que podría indicar que la marca ya está trabajando en un modelo eléctrico que haga competencia a, por ejemplo, el próximo Porsche Mission E.

El sistema de propulsión se compone de cuatro motores eléctricos que entregan su fuerza a cada una de las ruedas. Esto no es algo novedoso, pero sí lo es la colocación de los motores en los extremos de la carrocería. Esa ubicación permite, según la marca, dar más libertad a los diseñadores e ingenieros en aerodinámica.

Otra de las novedades tecnológicas del Lamborghini Trezor Millenio es que no emplea baterías, ya que se vale de supercondensadores. La principal ventaja de éstos frente a las baterías es que se desgastan menos y permiten entregar gran cantidad de energía al mismo tiempo que recuperan la energía cinética. El problema, y es aquí donde entran los expertos del MIT, es conseguir que los supercondesadores tengan la misma densidad energética que las baterías.

Asimismo, la carrocería monocasco del Lamborghini Trezor Millenio, que está construida en fibra de carbono, también actúa como acumulador de energía, aunque la marca no ha especificado cómo lo hace. Por otra parte, la estructura puede autorrepararse, ya que es capaz de detectar fisuras y evitar que estas se extiendan.

Con el sistema de conducción autónoma del Lamborghini Terzo, el vehículo es capaz, a través del modo Piloted Driving, de dar pos sí solo una vuelta entera a un circuito para, en segunda vuelta, ir marcando al conductor la trazada correcta. Lo más sorprendente es que lo haría generando un coche fantasma, al estilo de los videojuegos de coches.

Lamborghini Terzo Millenio, diseñando el futuro

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba