La prueba: Toyota Aygo 5 puertas 201540

La prueba: Toyota Aygo 5 puertas 2015

25 Marzo, 2015, modificada el 26 Marzo, 2015 por

El Toyota Aygo 2015 parece el coche de los X-Men con ese frontal tan llamativo. Lo mejor de este modelo es el enorme salto adelante respecto a su predecesor, sensación que ya confirmó el Peugeot 108 que pudimos probar hace unos meses. Aquí tienes todos los detalles.

Nuestra valoración: 6,8 Bastante bueno

7

7

7

7

7

6

Destacable

  • Imagen llamativa.
  • Aprovechamiento del espacio.
  • Iluminación.

Mejorable

  • Ventanillas traseras.
  • Apertura del maletero.
  • Plásticos brillantes en el interior.

Como no podía ser de otra manera, el Toyota Aygo de la prueba de hoy me ha dejado tan buen sabor de boca como en su día lo hizo el Peugeot 108. Me ha sorprendido el enorme salto adelante que supone el nuevo Toyota Aygo frente a su predecesor, que me dejó una sensación más bien fría cuando tuve ocasión de probarlo en su día.

En esta nueva generación, han buscado diferenciarse más, exteriormente, entre los tres modelos que comparten desarrollo (el Citroën C1, el Peugeot 108 y el protagonista de hoy), con unas carrocerías que no tienen nada que ver entre sí y en las que cada marca ha buscado una identidad propia; más simpático el C1, elegante el 108 y futurista el japonés.

El segmento de los modelos “mini” está de lo más animado, con multitud de novedades en una categoría que no termina de despegar en cuanto a ventas, quizás por unos precios demasiado cercanos a los de sus hermanos mayores, como el Yaris. Por esa razón, jugar la baza del “diseño” es importante para arañar ventas.

En mi opinión, no aporta muchas ventajas el menor tamaño de este modelo frente al del Yaris de cara a mejorar su uso urbano, ni siquiera los consumos, mientras que sí se pierde bastante en espacio interior y versatilidad. Así pues, como compra racional, creo más interesante el salto hacia arriba. Ahora bien, desde el punto de vista emocional, el nuevo Aygo tiene su puntito.

Prueba Toyota Aygo 2015, Canido, Rubén Fidalgo40
El frontal es la parte más llamativa del Aygo.

No cabe duda de que lo que más llama la atención del nuevo Aygo es precisamente su diseño exterior, sobre todo la vista frontal con esa “X” tan marcada, que se extiende desde los pilares del parabrisas hasta los faldones y que se refuerza con las propias luces LED de marcha diurna.

En la parte trasera me gustan los pilotos verticales, grandes y altos, porque se ven muy bien, incluso en los atascos. Además quedan lejos de los parachoques de otros coches al aparcar. La vista lateral también es llamativa gracias a la prolongación de la X frontal hacia el pilar A y las llamativas llantas, a juego con los motivos hexagonales de la tipografía del logo de Aygo.

Un detalle que me gusta son los abultamientos del techo para ganar algo de espacio a la altura de las cabezas de los pasajeros, porque, además de darle un aspecto algo sport, proporcionan rigidez a la chapa del techo.

Sigue sin gustarme tener que pulsar un botón en el parachoques para liberar el portón (que es la propia luneta, sin marcos); resulta algo engorroso, sería más cómodo apretar el pulsador en el propio portón que vas a levantar.

Las puertas dejan un buen acceso al interior, las traseras son algo pequeñas, pero no puede ser de otra manera en un coche de apenas 3,5 m de largo.

De los tres modelos desarrollados bajo el mismo paraguas, el Aygo es el más arriesgado y futurista. Puede gustar más o menos, pero está claro que no deja a nadie indiferente y la gente se queda mirándolo.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

1 Comentario

Rubén Fidalgo 26 Marzo, 2015

El Aygo tiene una imagen muy llamativa, es una lástima que no esté disponible con más mecánicas como sus \\\”primos\\\”.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba