La prueba: nuevo Hyundai i20 1.1 CRDi 75 CV Tecno 2015

La prueba: nuevo Hyundai i20 1.1 CRDi 75 CV Tecno 2015

El Hyundai i20 con el motor de 3 cilindros diésel se ha revelado como un modelo sorprendente por su rendimiento y capacidad rutera, con un silencio de marcha formidable y unos buenos niveles de acabado. Hyundai ha vuelto a lograr un excelente producto pero, ¿están justificados sus 18.000 euros? Sigue leyendo...

Nuestra valoración: 7,2 Notable

7

8

7

7

7

7

Destacable

  • Silencio de marcha.
  • Rendimiento del motor.
  • Equilibrio general.

Mejorable

  • Algunos grillos.
  • Doble fondo del maletero.
  • Palanca de cambios muy retrasada.

El nuevo Hyundai i20 es uno de los compactos del segmento B mejor hechos, con una carrocería de diseño atractivo, un equipamiento correcto, un interior confortable y unas mecánicas modernas y de buen rendimiento. Lamentablemente todo esto tiene un precio y es de casi 18.000 euros de tarifa en el caso de la unidad probada con el motor 1.1 CRDi de tres cilindros diésel y 75 CV.

El salto cualitativo y cuantitativo respecto a su predecesor (ver prueba del Hyundai i20 2013) es más que notable, especialmente en lo que a calidad de rodadura se refiere. Ahí el nuevo i20 arrasa por la insonorización interior y unas suspensiones con una nueva configuración y elementos elásticos de mayor calidad.

Dentro de su segmento, la variedad de modelos va desde auténticos veteranos como el Citroën C3 hasta rivales duros de roer como el VW Polo, con el que se puede medir sin el menor complejo en cuanto a calidad constructiva, pero no en la multitud de versiones disponibles. En este sentido, Hyundai apuesta claramente por la racionalidad frente a la variedad, ofreciendo solamente las versiones más demandadas por el mercado de compactos pequeños.

En definitiva, el Hyundai i20 me ha parecido un producto muy bueno e interesante si se pueden conseguir ofertas (actualmente Hyundai ofrece el mantenimiento gratuito durante los 5 años de garantía al comprar el coche, lo que es una ventaja a tener en cuenta). Tal vez lo que menos me ha gustado de este modelo sea la posición de la palanca de cambios, muy retrasada, lo que hace que el codo no tenga espacio contra el reposabrazos delantero, pero eso lo veremos más adelante.

Diseño

Hyundai i20 1.1 CRDi 75 CV Tecno: acierto pleno

Prueba Hyundai i20 1.1 CRDi 75 CV Tecno 2015, Canido, Rubén Fidalgo
El Hyundai i20 tiene un diseño moderno y atractivo.
Ampliar

Los cambios introducidos en la nueva generación del Hyundai i20 son muy acertados, dotando de más personalidad a este modelo, con un diseño muy bien resuelto en el que no hay nada que destaque especialmente sobre el resto. Tanto la vista lateral, como el frontal, como la trasera son muy agradables a la vista.

Un detalle que me ha gustado mucho del i20 es que, además de resultar atractivas, hay soluciones que son muy interesantes. Con 2.000 km semanales de pruebas me suelen tocar muchas horas nocturnas y doy mucha importancia a la iluminación del coche. Siempre me ha parecido un derroche absurdo que los pilotos traseros y delanteros se prolonguen por el lateral del vehículo pero no emitan luz. En el Hyundai i20 te encuentras con unas luces de posición delanteras que se  prolongan por el lateral del faro (puedes verlo en el vídeo y en la galería fotográfica) y hace que seamos muy visibles lateralmente en situaciones tan peligrosas como cuando estamos esperando en el borde de la calzada en un cruce perpendicular a la vía. Por su parte, los pilotos traseros son muy grandes y nos hacen muy visibles sin deslumbrar.

Las puertas son amplias y abren un buen ángulo, lo mismo que el portón trasero, facilitando el acceso al interior del i20.

Las llantas de aleación ligera tienen un tamaño correcto, algo grandes para las prestaciones del coche, pero al menos no se han vuelto locos montando unas de 17 pulgadas, bastante frecuentes entre sus rivales. Pese a ser de 16 pulgadas, las del i20 tienen un diseño muy limpio que las hace parecer más grandes y se integran perfectamente con el diseño del resto del coche.

Interior

Hyundai i20 1.1 CRDi 75 CV Tecno: bien acabado

Prueba Hyundai i20 1.1 CRDi 75 CV Tecno 2015, interior, Rubén Fidalgo
El interior es acogedor y está bien diseñado, pero algunos plásticos podrían mejorar.
Ampliar

Es una lástima que algunos plásticos tengan una apariencia algo pobre, más que por la calidad real de los mismos, por su tonalidad. Se agradece que el interior no sea completamente negro y que haya detalles de color que den su toque alegre y hagan que el interior parezca más grande, pero el tono azul claro no me parece el más acertado.

Los ajustes son muy buenos y queda claro que la calidad real es elevada, pero a primera vista no lo parece, algo en lo que también tiene su peso el tapizado de los asientos, que además es muy manchadizo.

La postura de conducción es confortable y resulta fácil acomodarse en él gracias a los generosos reglajes tanto del asiento como de la columna de dirección. La visibilidad es buena y los mandos están bien distribuidos, con unas teclas de buen tacto.  Lo que menos me ha gustado del puesto de conducción es la posición de la palanca de cambios algo retrasada, de forma que el reposabrazos delantero nos obliga a cambiar de marcha levantando el codo con un gesto poco natural.

En el centro del salpicadero hay un hueco para un soporte en el que montar un teléfono inteligente y poder manejar sus aplicaciones (navegador, ordenador de consumo, coyote, etc…) en un lugar bien visible, ventilado -los teléfonos se calientan mucho con la pantalla permanentemente encendida- y con la toma de carga. Lo que se debería mejorar es que, al quitar el soporte, no quedase tan a la vista el hueco.

La instrumentación es completa y con una iluminación en azul bastante agradable que no cansa mucho la vista. Los asientos deberían contar con algo más de apoyo lumbar para reducir la fatiga en viajes largos.

La habitabilidad es buena dentro de su segmento, pero, con sus compactas dimensiones, los pasajeros traseros de más de 1,80 m de estatura tendrán poco espacio para las piernas, algo normal en la categoría.

El maletero es amplio y de formas muy aprovechables. Me resulta algo absurdo que tenga un doble fondo con tan poca profundidad (apenas 4 dedos) y un hueco muy amplio para la rueda de repuesto que queda prácticamente vacío simplemente con un kit antipinchazos. Los asientos traseros son abatibles y dejan un suelo plano.

Motor

Hyundai i20 1.1 CRDi 75 CV Tecno: impresionante

Prueba Hyundai i20 1.1 CRDi 75 CV Tecno 2015, motor, Rubén Fidalgo
Este motor de 3 cilindros es toda una sorpresa por su rendimiento y silencio de funcionamiento.
Ampliar

Sin lugar a dudas, el motor de tres cilindros diésel de esta versión es lo que más me ha sorprendido en el nuevo i20, con un tacto muy agradable gracias a su buena respuesta al acelerador (parece tener más de los 75 CV declarados) y especialmente su baja rumorosidad, algo sorprendente y difícil de lograr en una mecánica diésel, más aún si sólo cuenta con 3 cilindros.

Tecnológicamente es una mecánica muy avanzada, con un complicado sistema de distribución en el que una de las válvulas de admisión permanece cerrada cuando hay baja carga, para favorecer la formación de una turbulencia en la cámara de combustión que ayude a mezclar mejor el combustible. Tampoco es frecuente encontrarse con una caja de cambios de 6 velocidades en este rango de potencias.

Con todo ello, el i20 1.1 CRDi es muy agradable de conducir, tanto en ciudad (gracias a la buena entrega de par) como en carretera, donde sorprende el silencio de rodadura. Las aceleraciones y las recuperaciones son buenas, no fulgurantes, pero nos movemos con un desparpajo sorprendente para tratarse de un modelo de sólo 75 CV.

Comportamiento

Hyundai i20 1.1 CRDi 75 CV Tecno: noble y fácil

Prueba Hyundai i20 1.1 CRDi 75 CV Tecno 2015, Cabo Silleiro, Rubén Fidalgo
El i20 es un coche noble y muy fácil de conducir para cualquiera.
Ampliar

El Hyundai i20 ha dado un gran salto respecto a su predecesor en el apartado dinámico, con un eje trasero mejor resuelto (aunque sigue siendo de tipo semi-independiente) que hace que sea mucho menos seco en el rebote al pasar por bandas reductoras de velocidad u otros resaltes en la vía.

Buena prueba de la calidad de su bastidor es que el i20 tiene unas reacciones muy ágiles y eficaces sin necesidad de recurrir a unas suspensiones demasiado duras.

En ciudad es muy fácil de conducir gracias al buen par motor de su mecánica y el buen accionamiento del cambio. Además, con unos neumáticos con un perfil razonable pasa bien por los baches de las calles.

Cuando salimos a carretera con él, la nobleza sigue siendo la nota predominante, aunque, si le buscamos las cosquillas, puede llegar a ser muy divertido gracias a su agilidad. Es de esos coches que se dejan llevar con los pedales además de con el volante y, gracias a sus frenos de disco en las 4 ruedas (poco usual en esta categoría), siempre se detendrá de forma correcta.

En la pista de pruebas, buscando los límites, sale a relucir un eje trasero bastante juguetón que es una gozada cuando lo provocas. El control de estabilidad es muy eficaz (aquí los discos traseros también ayudan) a la hora de corregir errores.

El ESP tiene dos niveles de desconexión; en la primera pulsación, se desactiva el control de tracción y, tras una segunda pulsación larga (hasta que suenan un par de pitidos), desconectamos por completo el control de estabilidad. Por cierto, no estaría de más un chivato diferente para cada elemento en lugar de compartir el mismo, así se sabría qué nivel de desconexión hemos elegido. Con esta desconexión puedo comprobar cuáles son las reacciones naturales del chasis de este coche, y me ha encantado, me parece un coche muy bueno para aprender a conducir y que el conductor se dé cuenta de cómo puede cambiar la trayectoria del coche y pasar de subvirar a sobrevirar sólo con los pedales, jugando con los pesos.

La maniobra de esquiva la supera sin el menor titubeo, tanto con el ESP activo como sin él.

El único punto mejorable es la frenada de emergencia desde 100 km/h. En este escenario, el i20 descarga demasiado el eje trasero y hace que zigzaguee bastante al ir casi de puntillas. Un mejor reparto de frenada o una suspensión delantera algo más rígida que no hundiese tanto el morro podrían corregir en parte esta reacción.

En resumen: el Hyundai i20 es un coche con una elevada seguridad activa, agradable y  fácil de conducir para cualquiera, pero que también saca su temperamento si tenemos el día retozón.

Equipamiento

Hyundai i20 1.1 CRDi 75 CV Tecno: el precio es la clave

Prueba Hyundai i20 1.1 CRDi 75 CV Tecno 2015, Canido, Rubén Fidalgo
El equipamiento es muy completo, pero el precio es algo elevado.
Ampliar

Con el acabado Tecno, el i20 1.1 CRDi supera los 18.000 euros, una cifra elevada si tenemos en cuenta que por esa cantidad existen modelos del segmento C con potencias en el entorno de los 90 CV. Es cierto que el equipamiento de esta unidad es muy completo, con climatizador automático, limitador y control de la velocidad de crucero, sensor de luz y de lluvia, llantas de aleación, luces diurnas LED, faros elipsoidales… incluso cuenta con sistema de alerta de cambio involuntario de carril que, aunque no es frecuente en el segmento B, cada vez lo es más.

Parte de este precio se justifica en una calidad constructiva elevada que hace que tenga un buen rodar y que se le presuponga un nivel de fiabilidad muy elevado, algo que la marca tiene claro al ofrecer 5 años de garantía con el mantenimiento incluido, pero aun así su precio de tarifa es de los más altos del segmento, lo que le resta puntos en este apartado y hace que la diferencia de precio respecto a las versiones de gasolina sea prácticamente imposible de amortizar.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • Faros antiniebla delanteros
  • Regulador eléctrico de altura de faros desde el interior
  • Anclajes Isofix y Top Tether
  • Sensor de aparcamiento trasero
  • Airbags de cortina delanteros y traseros
  • Reposacabezas delanteros activos
  • Cierre de seguridad infantil para las puertas traseras
  • Luces de alcance lateral
  • Cinturones delanteros con pretensores
  • Control de tracción (TCS)
  • Cierre centralizado remoto con alarma
  • Cinturones delanteros ajustables en altura
  • Asistente de arranque en pendiente
  • Sistema de alerta de cambio de carril
  • Control presión neumáticos
  • Airbags laterales delanteros
  • Luces diurnas delanteras con diodos de LED
  • ABS + EBD + BAS
  • Control de Estabilidad ESP con VSM
  • Sensor de luces
  • Airbag conductor y acompañante

Confort

Equipamiento de Serie

  • Sensor de lluvia
  • Volante y palanca cambio revestido cuero
  • Llantas de aleación 16´´
  • Retrovisores exteriores eléctricos y calefactables
  • Retrovisor interior electro cromático
  • Cristales ligeramente oscurecidos
  • Respaldo trasero abatible 60/40
  • Elevalunas eléctrico del conductor con función de seguridad
  • Reposabrazos central delantero con caja porta objetos
  • Kit anti pinchazos
  • Tapicería deluxe
  • Elevalunas eléctricos traseros
  • Paragolpes color carrocería
  • Retrovisores plegables
  • Guantera refrigerada
  • Elevalunas eléctricos delanteros
  • Volante regulable en altura y profundidad
  • Control de crucero con mandos integrados en el volante
  • Reposabrazos delanteros y traseros regulables en altura
  • Red de sujección de carga
  • Spoiler trasero del color de la carrocería
  • Climatizador automático con filtro de aire
  • Dirección asistida variable
  • Rueda de repuesto ´´Space Saver´´
  • Asiento conductor regulable en altura
  • Luneta trasera térmica
  • Retrovisor interior electrocromático

Equipamiento Opcional

  • 350 €Pintura metalizada
  • 350 €Pintura metalizada Aqua Sparkling
  • 99.99 €Pintura sólida blanca
  • 500 €Pack Nav

Multimedia y Audio

Equipamiento de Serie

  • Ordenador de viaje
  • Bluetooth integrado con reconocimiento de voz y mandos en el volante
  • Equipo de audio con radio, conexiones USB y Aux
  • Equipo de audio con radio CD lector de MP3

Otros

Equipamiento de Serie

  • Eco indicador de conducción eficiente
  • Preinstalación para el sistema docking station

Consumo

Hyundai i20 1.1 CRDi 75 CV Tecno: sin argucias como el Start & Stop

Prueba Hyundai i20 1.1 CRDi 75 CV Tecno 2015, La Coruña, Rubén Fidalgo
Los consumos son buenos sin necesidad de elementos como el Start & Stop.
Ampliar

Los consumos durante la prueba me han parecido muy correctos, aunque alejados de los declarados por Hyundai, que homologa una media de 4 l/100 km mientras que a lo largo de la prueba ha sido de 5,2 l/100 km.

En ciudad, pese a no contar con Start & Stop, el i20 se conforma con 5,6 l/100 km reales( 4,9 l/100 km oficiales), aproximándose más que otros rivales a las cifras homologadas.

En carretera, con cruceros entre 70 y 100 km/h, es fácil ver medias por debajo de los 4 l/100 km, disparándose hasta los 5,1 l/100 km en cuanto rodamos a 120 km/h, lo que evidencia que la aerodinámica no es su punto fuerte.

Me ha sorprendido el tamaño del depósito de combustible, con 50 l de capacidad en una categoría donde lo usual es estar entre 40 y 45 litros. Gracias a ello, el Hyundai i20 llega a la barrera psicológica de los 1.000 km de autonomía.


Rivales

i20 1.1CRDI Tecno

Desde
18.915 €

Diesel

Manual
marchas

Polo 1.4 TDI BMT Advance 55kW

Desde
18.414 €

Diesel

Manual
5 marchas

75

12,9

3,4

95

Ibiza 1.2TDI CR Reference Tech

Desde
16.888 €

Diesel

Manual
5 marchas

75

13,9

3,8

99

Corsa 1.3CDTI S&S Selective 95

Desde
17.890 €

Diesel

Manual
6 marchas

95

12,3

3,4

108

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba