Prueba

La prueba: Mitsubishi Outlander 220 DI-D 150 CV 2WD

43 fotos

Ampliar

23 de enero, 2015

Una vez más el Mitsubishi Outlander me sorprende por el alegre empuje de su mecánica y la calidad de rodadura que transmite. En esta ocasión la versión probada es la diésel de 150 CV con el sistema de tracción al eje delantero, ¿merece la pena frente al 4WD?, vamos a verlo.

En esta ocasión me encuentro examinando el Mitsubishi Outlander diésel con tracción 4×2, tal vez la más vendible y recomendable para la mayoría de usuarios de este tipo de SUV, que en realidad no necesita un todo terreno, pero busca un coche de aspecto robusto y que proporcione un elevado confort a la hora de viajar.

Analizaré las ventajas y los inconvenientes que tiene esta versión frente a las variantes híbrida y 4×4 probadas anterior mente y que puedes ver en estos enlaces:

Una vez más, este Mitsubishi me parece uno de los SUV más recomendables del mercado por su enorme espacio interior, el confort de marcha y las increíbles prestaciones de su mecánica diésel. Sin embargo, ahora que he podido probar las 3 versiones disponibles creo que la más recomendable es la diésel de tracción total.

La razón por la que considero que el 4WD es el más recomendable es porque su único punto débil es la diferencia de precio al adquirirlo ( 3.500 euros más que el 2WD), pero a cambio tenemos un coche mucho más utilizable y los consumos entre el 2WD y el 4WD a lo largo de la prueba han sido prácticamente calcados, de modo que en el uso diario apenas supondrá un mayor gasto la versión de tracción total, que nos proporcionará una mayor seguridad en carretera cuando las condiciones climatológicas no sean las ideales y, sobre todo, la posibilidad de hacer excursiones fuera del asfalto con muy buenas garantías de éxito.

Nuestra valoración: 7,0

7

8

7

7

7

6

Destacable

  • Prestaciones.
  • Rodar confortable.
  • 7 plazas.

Mejorable

  • Imagen anodina.
  • Pérdidas de tracción.
  • Acceso a la tercera fila.

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Mitsubishi Outlander 220 DI-D 150 CV 2WD: elegante y sobrio

El Mitsubishi Outlander tiene un diseño sobrio.

43 fotos

Ampliar

No hay diferencias entre las versiones Motion del Outlander de tracción total y la variante de tracción delantera de esta prueba, para encontrarlas tendremos que tirarnos en el suelo y ver los ejes traseros de uno y otro, así que no hay mucho que añadir respecto a lo comentado en las pruebas anteriormente indicadas.

Personalmente el Outlander me parece más discreto en esta última generación que en las anteriores, pero me gusta, sobre todo en color rojo y en el azul metalizado que puedes ver en la galería fotográfica de esta prueba, una pintura que destaca los detalles cromados presentes en este Mitsubishi.

Las nuevas llantas introducidas con el año modelo 2014 me parecen muy acertadas, con un diseño ligero pero robusto y muy acordes con el aspecto del resto del Outlander.

Interior: Mitsubishi Outlander 220 DI-D 150 CV 2WD: bien rematado

El interior del Outlander está bien acabado y resulta acogedor.

43 fotos

Ampliar

Al abrir las puertas resulta agradable comprobar los buenos ajustes y la calidad visual de un interior bien configurado y en el que por encima de todo destaca el espacio que ofrece. Cierto que el Outlander tiene unas dimensiones generosas  (4,65 m de longitud), pero ofrecer 3 filas de asientos con un buen espacio en todas ellas (aunque a costa de perder casi todo el maletero si desplegamos las 7 plazas) en un coche de menos de 5 metros tiene su mérito. Lamentablemente, la versión híbrida enchufable (el Outlander PHEV) pierde la tercera fila de asientos para albergar las baterías del sistema eléctrico.

En este sentido me parece una interesante alternativa a un monovolumen, de hecho, el acceso a las plazas de la última fila está mejor resuelto que en muchos rivales que se supone que deberían estar mejor dotados para uso familiar.

Las plazas delanteras son muy espaciosas, lo mismo que las 3 de la fila central, que pueden regular la banqueta en longitud y los respaldos en inclinación… mejor que muchos monovolúmenes.

El maletero puede ser todo lo amplio que necesitemos. Abatiendo las dos filas traseras dispondremos de un hueco enorme, con el suelo completamente plano y formas 100% aprovechables. Si lo configuramos como 5 plazas también tendremos un espacio de carga sobresaliente y perfectamente cúbico. Sólo si desplegamos la tercera fila de asientos se nos quedará corto el espacio para el equipaje, pero es algo inevitable en prácticamente todos los modelos del mercado.

En cuanto a la postura de conducción, visibilidad, etc… no hay diferencias respecto a los otros modelos probados.

Motor: Mitsubishi Outlander 220 DI-D 150 CV 2WD: potencia contundente

La mecánica de 150 CV es contundente y agradable.

43 fotos

Ampliar

Una vez más el motor diésel de 150 CV me ha dejado con un buen sabor de boca y la clara sensación de tener bastante más potencia bajo el pie derecho, con una respuesta contundente y una agradable sensación de seguridad a la hora de realizar un adelantamiento.

La caja de cambios tiene unos desarrollos bien elegidos y un selector con un tacto agradable.

En este apartado también me ha gustado más la versión 4WD, mejor dotada para repartir la generosa entrega de potencia entre las 4 ruedas, mientras que en el modelo de la prueba de hoy es fácil «perder rueda» si salimos con algo de brusquedad, además de interferir más en la dirección con un «torque steer» (el volante tiende a tener movimientos parásitos a un lado y a otro cuando aceleramos a fondo) más evidente.

Comportamiento: Mitsubishi Outlander 220 DI-D 150 CV 2WD: el confort manda

Si por algo destaca el Outlander es por el confort que proporciona a sus pasajeros.

43 fotos

Ampliar

Si por algo destaca este «Mitsu», además de por su espacio interior, es por su enorme confort de marcha, con un rodar muy silencioso y unas suspensiones muy cómodas.

El comportamiento en carretera es muy noble, con unas reacciones predecibles, superando sin problemas tanto la prueba de esquiva como la frenada de emergencia.

El control de estabilidad funciona bastante mejor que en el caso de la versión híbrida enchufable, resultando más progresivo y menos brusco a la hora de volver a colocar el Outlander en la trayectoria correcta.

Mientras el asfalto esté en buen estado o no nos compliquemos mucho fuera de él, la tracción delantera resulta suficiente para mover este coche, pero si vamos a tirar de una caravana o si vamos a movernos con frecuencia fuera del asfalto, la mayor capacidad de tracción del 4WD es definitiva.

Durante la sesión de fotos, buscando un cruce de puentes para poder fotografiar los recorridos de suspensión dejé en un descuido la rueda delantera derecha en el aire y el coche quedó completamente inmovilizado, incapaz de salir del paso ni siquiera con el control de tracción, una situación en la que el 4WD pasaría sin el menor contratiempo me obligó a pedir ayuda en esta ocasión…ventajas de la tracción total.

Equipamiento: Mitsubishi Outlander 220 DI-D 150 CV 2WD: bien dotado

La dotación de serie de este Outlander es correcta.

43 fotos

Ampliar

Teniendo en cuenta su precio ( poco más de 25.000 euros según la oferta actual) el Outlander tiene un equipamiento en el que no vamos a echar nada de menos: climatizador automático, llantas de aleación, volante multifunción, control de crucero, un buen equipo de audio… si tenemos en cuenta que equipando un Dacia Duster a tope seguimos sin acercarnos a la dotación de este outlander pero rozamos los veinte mil euros queda claro que este Outlander tiene un precio muy competitivo.

Respecto a si están justificados los 3.500 euros de diferencia con respecto a la versión de 4 ruedas motrices, en mi opinión sí merecen la pena a cambio de tener un coche con el que podremos viajar mucho más seguros cuando las cosas se complican y llegar a lugares donde el 2WD no es capaz.

Consumo: Mitsubishi Outlander 220 DI-D 150 CV 2WD: ajustado para su peso

Los consumos del Outlander son correctos para este tipo de vehículos.

43 fotos

Ampliar

Los consumos de este vehículo a lo largo de la prueba prácticamente han calcado los de la versión 4WD, con una media en ciudad de 7,4 l/100 km (idéntico al de tracción total), mientras que en carretera y autovía las cifras han sido de 6,5 y 6,7 l/100 km, apenas una décima menores.

El truco está en que la diferencia de peso no es muy abultada y el sistema de tracción total haldex del 4WD apenas añade rozamientos ni esfuerzos cuando realmente no necesitamos que sean las 4 ruedas las que empujen.

Con estas cifras de consumo es fácil lograr autonomías por encima de los 700 km, que no está nada mal en un coche de estas características, confirmando que es un rutero muy bien dotado para largos viajes.

Rivales

Vehículo

Mitsubishi Outlander 220DI-D Motion 2WD

Subaru Forester 2.0TD Sport

Nissan X-Trail 1.6 dCi Tekna 4x2

Citroen C5 Cross Tourer 2.0HDi 160

Precio Desde
31.100 €
Desde
29.899 €
Desde
34.625 €
Desde
33.260 €
Combustible Diesel Diesel Diesel Diesel
Cambio 6 marchas 6 marchas 6 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 150 147 130 163
Aceleración 0-100 km/h (s) 10,0 10,2 10,5 9,3
Consumo Medio (l/100 km) 5,1 5,7 5,1 5,1
Emisiones CO2 (g/km) 134 150 133 133

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche