Prueba

La prueba del Land Rover Discovery Sport HSE Luxury 2015

73 fotos

Ampliar

28 de julio, 2015

Sometemos a un duro examen al Land Rover Discovery Sport HSE Luxury Sport con el motor diésel de 190 CV, el más alto de la gama por el momento. Buenos acabados, lujo y una marca mítica en el mundo de los todo terreno. Por desgraci,a algunos detalles empañan un excelente producto, veamos cuáles.

Que un modelo tenga demasiado éxito puede suponer un problema para una marca, aunque parezca contradictorio. En el caso de Land Rover, el Evoque ha sido un acierto tan rotundo que lo complicado es lograr que no ensombrezca a los demás productos. El resultado lo puedes ver en la prueba del Land Rover Discovery Sport HSE Luxury de hoy, en el que el diseño está tan marcado por el de su hermano que es fácil confundirlos desde ciertos ángulos.

Hasta no hace mucho, los productos de Land Rover y Range Rover estaban claramente diferenciados y posicionados. Más rudos y camperos los primeros y más civilizados y lujosos los segundos. Sin embargo, con el lanzamiento del nuevo Discovery Sport, esa diferenciación se difumina, no sólo en la estética, también en cuando a los acabados y calidades. ¿Tiene sentido un Discovery Sport existiendo ya un Evoque?. En el caso de la versión de la prueba de hoy la respuesta es un sí, porque cuenta con 7 plazas y mucho más espacio interior que su hermano.

El Discovery Sport ha ganado mucho en diseño y calidad, aunque es difícil asegurar si su predecesor es el Freelander, porque el salto es abismal. La lástima es que en este cambio se ha perdido prácticamente por completo el espíritu campero de Land Rover. Sí, tenemos el All Terrain Select, pero no hay reductora (aunque tengamos una caja de 9 velocidades) y su sistema de tracción con el motor transversal sin una caja transfer propiamente dicha es menos eficaz en campo.

Por otro lado, pese al esfuerzo en mantener el peso a raya, la unidad de pruebas arroja 1.900 kg en orden de marcha en su ficha técnica, lo cual condiciona por completo su comportamiento en carretera y penaliza los consumos y prestaciones de su motor de 140 kW (190 CV).

En definitiva, el Land Rover Discovery Sport de esta prueba me ha parecido un coche excelente, pero por su precio- casi 68.000 euros en la unidad de pruebas- la competencia es brutal, con modelos como el VW Touareg, aunque éste no ofrezca las 7 plazas, pero su comportamiento en carretera, sus consumos, sus cualidades 4×4… ponen contra las cuerdas al británico.

Vídeo prueba del Land Rover Discovery Sport

Nuestra valoración: 6,7

Diseño 7

Motor 6

Comportamiento 6

Interior 7

Equipamiento 8

Consumos 6

Destacable

  • Imagen de marca.
  • Diseño atractivo.
  • Calidad de materiales.

Mejorable

  • Comportamiento dinámico.
  • Gestión del cambio automático.
  • Consumos y peso.

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Prueba Land Rover Sport 2015: marcado por el Evoque

El Discovery Sport tiene rasgos que recuerdan al exitoso Evoque.

73 fotos

Ampliar

Sin lugar a dudas el Range Rover Evoque ha sido y es un éxito rotundo de ventas y ha permitido afianzar la nueva etapa de la marca británica amparada por Tata. La parte negativa de esta realidad es que parece que hay miedo a salirse de la senda trazada por sus líneas, hasta el punto de que, desde ciertos ángulos, sea difícil distinguir al nuevo Land Rover Discovery Sport del Evoque. Esto no es malo en sí mismo, porque ambos tienen un diseño muy bueno, pero puede llegar a aburrir y “anclar” a la marca.

El frontal del Discovery Sport está determinado por la peculiar y llamativa forma de sus faros -que además tienen muy buena iluminación– así como la calandra, con un capó muy alto y casi plano que le da un aspecto de lo más rotundo al modelo y cuenta, en su parte trasera, con una pieza de plástico gris que cubre el airbag (puedes verlo en detalle en la galería de fotos) que protege a los peatones en caso de atropello.

La trasera llama la atención, especialmente al encender las luces, con unos pilotos muy llamativos que consiguen dos objetivos: por un lado, hacen muy reconocible al coche y, por otro, se ven francamente bien, mejorando la seguridad.

Esta unidad cuenta con la opción del techo panorámico y los montantes en color negro. Me parece una combinación muy acertada, porque consigue enmascarar en parte las enormes proporciones del Discovery Sport y también resulta elegante.

Las puertas son enormes (y pesadas) y tapan por completo los faldones del coche, lo que resulta muy práctico para no mancharnos los pantalones al bajarnos del coche, ya que quedan protegidos del polvo y las salpicaduras.

Aunque esto de los gustos es muy subjetivo, confieso que el Discovery Sport me parece un coche atractivo que transmite sensación de robustez y con “ese toque Land Rover” que lo distingue del resto de modelos 4×4 del mercado y le da personalidad.

Interior: Prueba Land Rover Sport 2015: lujo y espacio

El interior del Discovery Sport está al nivel de los Range Rover por calidad y lujo.

73 fotos

Ampliar

Esta versión de 7 plazas cuenta con un interior realmente amplio, principal diferencia respecto al Evoque, en el cual la funcionalidad se ha supeditado al diseño. La primera impresión al abrir las enormes puertas (que dejan un cómodo acceso al interior) es realmente buena, con materiales que transmiten calidad y formas agradables y rectas que hacen que parezca aún más grande.

La postura de conducción no tiene crítica y los asientos delanteros recogen el cuerpo a la perfección. La ergonomía de los mandos es buena, aunque no termina de convencerme el selector del cambio giratorio que emerge de la consola central (ver vídeo), de accionamiento poco intuitivo.

Las plazas de la fila central cuentan con mucho espacio, tanto para las piernas y la altura como a lo ancho. La unidad de pruebas equipa la opción de asientos calefactados también para esta fila.

Además de poder desplazarse longitudinalmente para ampliar el espacio para el maletero o para las piernas de los pasajeros, se pueden abatir para dar acceso a las plazas de la tercera fila, que se pueden desplegar una a una. Pasar a los asientos traseros es algo incómodo, sobre todo para los que tenemos los pies grandes. Una vez sentado en ellos, la escasa altura de la banqueta al suelo hace que vayamos sentados con las rodillas muy flexionadas. Esto hace que sean incómodas en viajes largos. Lo bueno es que así serán los niños los que vayan sentados en ellas, cuanto más lejos mejor, para que no den la tabarra por el camino 😉

El maletero es muy amplio y de formas perfectamente cúbicas. La mala noticia es que con las 2 plazas extras perdemos algo de profundidad y la rueda de repuesto en él, pero sigue teniendo buenas dimensiones. Los respaldos de la fila central se abaten con un simple botón y dejan un suelo plano.

En mi opinión, el interior es el apartado mejor logrado del nuevo Discovery Sport. Es práctico, cómodo, versátil y tiene una presentación, calidad y ajustes intachables.

Motor: Prueba Land Rover Sport 2015: le falta glamour

El motor 2.2 diésel no logra un buen rendimiento y su funcionamiento es tosco.

73 fotos

Ampliar

La mecánica de 190 CV de la unidad de pruebas ya ha sido sustituida por la nueva mecánica completamente desarrollada por Jaguar-Land Rover denominada Ingenium y no se encuentra ya disponible en la gama.

Este motor resulta demasiado tosco para el estilo que pretende este Land Rover, es bastante ruidoso (no tanto en el habitáculo, que está excepcionalmente aislado) y con unas marcadas vibraciones que se cuelan con descaro dentro del coche mientras estamos detenidos en los semáforos.

La caja de cambios automática de 9 velocidades tampoco me ha gustado demasiado, pero creo que se puede mejorar más o menos fácilmente con ligeros retoques en su programación. Por un lado tenemos que el bloqueo del convertidor de par resulta demasiado brusco, lo que, unido al retraso de reacciones cuando pisamos el acelerador, provoca aún más brusquedad. Si nos acercamos a una rotonda a punta de gas y pisamos el acelerador rápidamente porque hemos calculado mal la velocidad a la que circula otro coche, el Discovery Sport no sale con brío, hay un tiempo excesivo desde que pisamos hasta que el coche empuja. Como vemos que no va, pisamos más el acelerador y, de repente, decide entregar todo el par y bloquear el convertidor. En ese momento llega toda la aceleración de golpe, pero ya hemos perdido un tiempo precioso hasta que logramos reaccionar y, además, de forma brusca.

Tampoco su funcionamiento en modo Sport me  ha gustado. Al seleccionar este modo, el cambio apura más las marchas y reduce más también cuando frenamos. Lo segundo es bueno, pero lo primero no tiene sentido en un coche diésel, donde se obtiene mucha mejor aceleración aprovechando el par motor a medio régimen que insistiendo en hacerlo respirar en la zona alta del tacómetro. Lo explicaré con un ejemplo real que sucede: subiendo un puerto en modo Sport, con el gas a fondo pero sin llegar a la posición de quick down, el cambio decide quedarse en una marcha con el motor a 4.000 rpm y el coche ya no es capaz de seguir ganando velocidad porque el motor diésel a ese régimen ya no tiene par, no respira. Si decido cambiar con las levas a una marcha superior, el régimen cae hasta las 3.000 rpm y entonces sí gano velocidad.

Lo mismo sucede a la hora de hacer un adelantamiento, la caja tarda demasiado en pasar a la siguiente marcha para aprovechar el par motor y seguir empujando. La conclusión es que en estas situaciones es mejor utilizar las levas del volante. Una cartografía del cambio mejor adaptada a la entrega de potencia del motor sería recomendable.

El cambio en sí es muy bueno, con unas transiciones entre marchas que pasan inadvertidas y unos desarrollos bien escalonados (sólo faltaría lo contrario disponiendo de 9 velocidades…), pero su gestión es claramente mejorable.

Comportamiento: Prueba Land Rover Sport 2015: demasiado peso

El Discovery Sport tiene unas reacciones muy torpes marcadas por su peso y centro de gravedad.

73 fotos

Ampliar

El terreno ideal para el Discovery Sport es todo lo contrario al que su nombre pueda hacernos creer. Puede andar campo a través y descubrir paisajes hermosos, pero no se encuentra especialmente cómodo fuera del asfalto, limitado por su altura libre, los recorridos de las suspensiones y la falta de reductora. Tampoco se lleva muy bien con los trazados revirados ni los ritmos vivos que pueden sugerir su apellido Sport. Donde mejor se disfruta el Discovery Sport es en los largos viajes por autopista o autovía y en ciudad, donde la alta posición de conducción nos permite dominar el tráfico y sus confortables suspensiones pasan sin ajetreos los pasos de cebra elevados, alcantarillas, bandas sonoras, etc.

Con nada menos que 1.900 kg en orden de marcha y un centro de gravedad bastante elevado, no esperaba unos buenos resultados en las pruebas de esquiva a 80 km/h y frenada de emergencia desde 100 km/h en el circuito de pruebas y así ha sido, en parte.

Los frenos son excelentes, deteniendo el coche en unas distancias mínimas y con una estabilidad absoluta. Sin embargo, la maniobra de esquiva a 80 km/h ha sido peor de lo esperado, con un subviraje tan acusado que es imposible mantener el coche dentro del “carril imaginario” de la esquiva. El ESP actúa desde el primer volantazo, provocando un subviraje muy acusado y prácticamente deteniendo el coche (puedes verlo en el vídeo). De este modo evita el riesgo de vuelco, pero provoca que acabemos invadiendo el carril contrario en la esquiva. Sus reacciones en este tipo de situaciones de emergencia son claramente mejorables y muchos de sus rivales lo superan con mejor nota.

Equipamiento: Prueba Land Rover Sport 2015: prácticamente de todo

El equipamiento del nuevo Discovery Sport está a años luz del que tenían sus antepasados.

73 fotos

Ampliar

Hasta ahora siempre ha habido una clara diferencia entre las gamas de Land y Range Rover, pero esa frontera se difumina con la llegada el nuevo modelo, que sube varios peldaños tanto en diseño, como en calidad y equipamiento. La versión HSE Luxury lleva prácticamente todo lo que uno pueda imaginarse, justo en el extremo opuesto a lo que era el concepto original del Land Rover, que prescindía de todo lo superfluo.

Con un precio de partida en el acabado HSE Luxury que roza los 60.000 euros, la unidad de pruebas suma otros 7.000 euros más en equipamiento como el techo panorámico, la pintura en dos colores, el pack de sonido Meridian (de calidad extraordinaria) en combinación con el navegador, el pack de asientos y volante calefactados, etc.

En el equipamiento disponible hay elementos que claramente confirman que estamos en un modelo de una marca con una enorme experiencia en el mundo del 4×4, como el sistema que adapta el comportamiento de la tracción total y la caja de cambios a distintos tipos de terreno. Hay más coches en el mercado con sistemas similares, pero el Discovery Sport se desmarca- y demuestra que sabe lo que se hace cuando no se está en el asfalto- con la desconexión del control de estabilidad y de frenos. Gracias a ello se evitan los sustos a la hora de frenar sobre pistas de gravilla o barro, en las que el ABS es contraproducente.

Pese a carecer de reductora, este modelo cuenta con el sistema de control de velocidad de descenso automático, de funcionamiento impecable, por cierto.

En cuanto a sistemas de seguridad proactiva también está a la última y cuenta con sensores de ángulo muerto, asistente de aparcamiento automático (tanto en hilera como en batería), cámara de marcha atrás, alerta de colisión… En ese sentido el Land Rover Discovery Sport tiene una dotación superior a la media, aunque todo esto tenga su precio.

Consumo: Prueba Land Rover Sport 2015: alto para sus prestaciones

Los consumos del Discovery Sport son elevados.

73 fotos

Ampliar

Aunque la media homologada para esta versión sea de 5,2 l/100 km, con 6,3 l/100 km en ciudad y 4,7 l/100 km en carretera, la realidad es que el consumo durante la prueba ha sido claramente mayor, lo que, unido a su depósito de combustible de sólo 54 litro, deja una autonomía total algo escasa.

En ciudad es prácticamente imposible bajar de los 10 l/100 km, mientras que en autopista a 120 km/h de marcador tampoco es fácil ver valores inferiores a los 9 l/100 km en un recorrido con 3 puertos de montaña.

En carreteras no muy accidentadas y con cruceros entre 70 y 90 km/h, podremos llegar a ver en el ordenador de a bordo medias de 6,7 l/100 km, claramente superiores a las declaradas por el fabricante.

Sin duda, el peso de la unidad de pruebas (muy equipada) supone un importante lastre en este apartado, pero, aun así, las divergencias respecto a los datos oficiales son excesivas y los consumos, disparatados respecto a sus competidores de similares prestaciones.

Rivales

Vehículo

Land-rover Discovery Sport 2.2SD4 HSE Luxury 7pl. 4x4 190

Bmw X3 xDrive 20dA

Infiniti QX50 3.0d Aut.

Mitsubishi Outlander 220DI-D Kaiteki AT 4WD

Precio Desde
58.819 €
Desde
49.344 €
Desde
55.950 €
Desde
40.590 €
Combustible Diesel Diesel Diesel Diesel
Cambio 6 marchas 8 marchas 7 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 190 190 238 150
Aceleración 0-100 km/h (s) 10,0 8,1 7,9 11,7
Consumo Medio (l/100 km) 6,1 5,9 8,5 5,8
Emisiones CO2 (g/km) 162 156 224 153

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • jcl

    buenísimas explicaciones de tu parte y bonitas fotos donde se ven bien lo que quieres mostrar…..el coche precioso tanto dentro como fuera pero yo personalmente si tuvieras 60.000 euracos para gastarme en un coche de este “pelo” no admito un kit repara-pinchazos ni de broma ( y si rajas un flanco con una piedra en el monte ¿que…?), de sport ya hemos visto que con unos 1900 kgr nada de nada y es lógico aun que supongo que habrá rivales que le superan en este aspecto; y con ese precio el cambio debería ser rápido no lento de reacciones….esperemos que los nuevos “ingenium” sean mejores asi como el ” matrimonio” con la caja…en fin que por ese precio prefiero otros coches y ya puestos lo mas perfectos que se puedan …un saludo.

  • Rubén Fidalgo

    Hola jcl, la verdad es que el coche es muy bueno, pero si tenemos en cuenta lo que cuesta, debería ser mejor. En su rango de precios hay muchísima competencia, y modelos como el Touareg tienen mejor comportamiento dentro y fuera del asfalto.

  • Pablo

    Hola, este modelo no me gusta desde que salió, un interior bastante simplón, un recorte en habitabilidad, capacidad en campo… El anterior Discovery 3 (y por extensión el 4) me encantaba, parecía el coche total. Era raro encontrarle un fallo más allá de su precio..que casualmente es clavado al de este discovery sport. Hablo desde la ignorancia, como casi siempre, pero yo me compraría un discovery 4 antes que este sport. Un saludo.

  • Rubén Fidalgo

    Hola Pablo, en realidad el Discovery Sport al que sustituye es al Freelander. Hacen como con el Range Rover y el Range Rover Sport, en el que el segundo tiene un enfoque más de carretera y más compacto. En este caso, el salto frente a un Freelander es tan elevado que casi se confunde con un Discovery, pero el apellido Sport es lo que marca la diferencia. El Discovery 5 no llevará la muletilla Sport. Un saludo y gracias por tu comentario una vez más ;-).

  • Ferreras

    Lo he podido ver en el Salon del Automovil de Barcelona , y la verdad en mi opinión su precio me parece abultado . Tenemos por ahí toda la serie X de BMW que le supera ampliamente . Y coincido que es un modelo con un diseño un poco \” soso \” …….

  • Rubén Fidalgo

    Hola Ferreras, el tema del diseño es muy personal, a mí particularmente me parece atractivo, aunque poco audaz. El Evoque ha marcado mucho sus líneas. Sobre el precio, pues lo que comento en la prueba, el coche está bien hecho, es elegante, los materiales son buenos, pero dinámicamente me ha decepcionado teniendo en cuenta lo que cuesta. Eso sí, con 7 plazas se caen muchos de la lista.

  • Pablo

    Hola de nuevo, una duda rápida, ¿la caja que monta este land rover y la del jeep de la anterior prueba son la misma? La del Discovery sport supongo que es ZF, pero la del jeep no sé. Ambas parece que coinciden en una gestión algo mejorable, por otro lado sorprendente teniendo en cuenta las buenas críticas que recibe la ZF de 8 velocidades. Saludos.

  • Rubén Fidalgo

    Hola Pablo, no me han parecido la misma caja, pero tengo que consultar a ver si es el mismo proveedor. No es un fallo de la caja en sí, es más bien que la gestión no está bien programada para el comportamiento del motor con el que va “casada” esta caja de cambios. Supongo que irán haciendo actualizaciones de software a medida que vayan evolucionando el modelo. Un saludo y gracias por tu consulta.

  • Rubén Fidalgo

    Hola Pablo, efectivamente es la misma caja de cambios en ambos casos, la ZF de 9 relaciones. La gestión del cambio es diferente en el jeep y en el Land Rover, y en ambos es mejorable 😉

  • Julio

    Hola Ruben,

    He leído esta prueba y la del Evoque de 2014, y me ha llamado la atención la diferente valoración que merecen el motor, el cambio y el comportamiento en ambos modelos, cuando a priori creo que son elmismo motor y el mismo cambio. ¿Crees que se debe a un mayor peso del coche y a un mapa del cambio diferente (en el evoque por ejemplo ponéis muy bien el modo sport)? ¿Crees que se habrá resuelto con los motores ingenium?

    Gracias!

  • Rubén Fidalgo

    Hola Julio, han introducido cambios en la gestión del motor por temas de la normativa anti contaminación vigente en los años de las respectivas pruebas que citas. El peso también afecta a la hora de obtener resultados. Personalmente no he probado el motor Ingenium en el Evoque, pero no me ha dejado muy buen sabor de boca en el Jaguar XE, por lo que no creo que solucione los problemas a los que te refieres, aunque como te digo, esto es suposición mía. En el Discovery tendrá una puesta a punto específica y puede que mejore en algo la respuesta, pero a priori, no creo que mejore demasiado. Un saludo y gracias por tu consulta.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche