Kia Soul

Kia pone al día su modelo cruzado más pequeño con elemento de familia que ya incorporan el resto de que componen su gama. Además, añade mecánicas puestas a punto para ser más prestacionales y eficientes gracias a las nuevas transmisiones de 6 relaciones.

La marca coreana revisa su crossover urbano, el Kia Soul, rival de los Dacia Sandero Stepway, Fiat Sedici y Nissan Juke, entre otros. Aumenta el rendimiento de sus mecánicas con mejores consumos y emisiones, gracias a la incorporación de un cambio manual de 6 velocidades en todas las versiones y al nuevo bloque gasolina de 1.6 litros con inyección directa.

Exteriormente los cambios son leves, destacan la nueva parrilla de la familia, los nuevos faros con leds de luz dirna delante y leds detrás y el rediseño de las llantas. En el interior hay novedades en el salpicadero y la consola central, ambos de mayor calidad y con mejores ajustes. Además, todas las versiones -ahora son cuatro- ganan equipamiento: ABS con EBD, controles de estabilidad y tracción, asistente de arranque en pendiente, aire acondicionado, 6 airbags, bluetooth con control por voz, mandos de audio en el volante, espejos eléctricos y calefactados, pintura metalizada… El acabado inmediatamente superior al básico cuenta con llantas de aleación de 16 pulgadas. El Hunter suma llantas de 18 pulgadas, techo solar eléctrico, cámara de aparcamiento trasero y los colores azul, beige, verde y negro, todos metalizados. Y el acabado Quantum sólo está disponible en plata titanio metalizado, con llantas de 18 pulgadas negras, tapicería de cuero negro, asientos delanteros calefactables, control de temperatura y sensores de aparcamiento traseros.

Los motores que impulsan al nuevo Soul son un gasolina de inyección directa 1.6 GDi que rinde 138 CV de potencia y 122 Nm de par a 4.850 rpm, y un turbodiésel 1.6 CRDi de 126 CV y 192 Nm entre 1.900 y 2.750 rpm, disponible con cambio automático de 6 velocidades -con control de crucero de serie-. El diésel manual acelera de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos y emite 129 gr/km, mientras que el gasolina tarda 10 segundos en alcanzar los 100 km/h y emite 149 gr/km.

Mira los vídeos de Kia

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba