Kia Cee’d 1.6 CRDi

16 Enero, 2007, modificada el 24 Enero, 2011 por

El Kia Ceed ofrece una alta calidad que le coloca entre los modelos con mejor tacto del segmento más duro del mercado europeo. El diésel de 115 caballos que hemos probado será el más solicitado.

19

El Kia Ceed ofrece una alta calidad que le coloca entre los modelos con mejor tacto del segmento más duro del mercado europeo. El diésel de 115 caballos que hemos probado será el más solicitado.

Puede sonar muy pretencioso pero es completamente cierto. El nuevo Kia Cee“d ofrece un nivel de calidad sorprendente que le coloca entre los modelos con mejor tacto del segmento más duro del mercado europeo. La versión diésel de 115 caballos que hemos probado será la más solicitada por los compradores, y a buena fe que no se equivocarán.


VER VIDEO KIA CEE'D>>>>>


19

No me gusta ensalzar un coche más de la cuenta, incluso muchas veces prefiero mantener una “falsa” cautela para evitar dar una impresión excesivamente complaciente con los fabricantes… pero en este caso Kia me lo ha puesto difícil. Antes de conducir el Cee”d estaba convencido de que las alabanzas de los compañeros que había tenido la oportunidad de probarlo antes eran seguramente matizables. Y sin embargo, después de hacer unos cientos de kilómetros con él, creo que algunos se han quedado cortos.


Así las cosas, empezaré por lo menos bueno para mi gusto, que al fin y al cabo es algo tan opinable como la estética. La apariencia exterior del Cee“d carece de personalidad, y es una mezcla clara de influencias derivadas de rivales japonesas… el juego de los parecidos razonables lo dejo para cada uno desde su casa. Incluso el diseño interior recuerda mucho a otro modelos que ya hemos visto, aunque curiosamente los acabados y materiales empleados en el habitáculo incluso son mejores de lo que ofrecen la mayor parte de sus rivales llegados desde el país del sol naciente.


COMPORTAMIENTO DE PRIMERA
En marcha las sensaciones son francamente buenas. Resulta estable y preciso en curva gracias a unas suspensiones independientes y bien estudiadas, con MacPherson delantero y multibrazo trasero que cuentan con amortiguadores eficaces, superiores en comportamiento a lo que Kia nos tenía acostumbrados. La dirección asistida eléctrica tiene asistencia variable. Es precisa y tiene buen tacto, lo mismo que los frenos, que gozan también de una excelente potencia cuando se les exige -según datos del fabricante de 100 a 0 km/h se detiene en menos de 40 metros- con cuatro frenos de disco en toda la gama.


El rendimiento del motor 1.6 CRDi de 115 caballos es muy bueno. Tira con fuerza desde menos de 2.000 rpm y sube bien hasta 4.000 revoluciones, donde ofrece su rendimiento máximo, pero no es necesario llegar tan arriba para disfrutar de una fuerza generosa. No es muy ruidoso y tampoco sediento. Durante la prueba, con constantes acelerones y cambios de marcha para probar el comportamiento hizo una media de 6,4 litros/100km (según el ordenador), aunque los 4,7 litros homologados me parecen demasiado optimistas. En una conducción normal debe estar entre 5 y 6 litros, un gasto muy razonable. Sólo encontré un inconveniente al recuperar a medio gas desde bajo régimen, un vacío de respuesta a unas 2.100 revoluciones por minuto de marcador. No obstante y a pesar de ello la suavidad y progresividad son destacables.


BIEN ACABADO Y EQUIPADO
En el interior
el conductor disfruta de una posición de conducción de buen ajuste. El volante es regulable en distancia e inclinación y el asiento en distancia y altura, además también puede ofrecer soporte lumbar regulable, de serie en la versión tope de gama “Emotion” y opcional en el acabado intermedio “Active”. Los asientos delanteros son cómodos y sujetan correctamente el cuerpo, con un mullido agradable sin caer en una suavidad excesiva que termine cansando en carretera. El espacio que ofrece a los ocupantes está entre los más generosos de la categoría, con amplitud sobrada en las plazas posteriores tanto por espacio para las piernas como altura para las cabezas, y aunque no tuve la oportunidad de probar las plazas traseras con tres pasajeros, tengo la impresión de que no resulta incómoda la plaza central, ni tampoco estrecha. En lo que respecta al maletero los 340 litros de capacidad (abatiendo los asientos traseros se puede llegar a 1.300 litros) están en la media de la categoría.
 
El equipamiento de serie es notable desde la versión básica y justifica el precio, que ya no será un reclamo de ventas tan potente como hasta ahora Kia nos tenía acostumbrados. Ahora, el punto fuerte está en la calidad y el equipamiento, algo que sin duda constará vender a un público que por lo mismo tendrá en su cabeza modelos de marcas más introducidas en el mercado. La garantía de 7 años puede acabar de convencer a los escépticos y, sinceramente, quien tenga dudas sólo tiene que pedir una prueba en un concesionario para comprobar que el gasto merece la pena.


La gama cuenta con tres niveles de equipamient Concept, Active y Emotion (de menor a mayor dotación). Desde el más básico el Cee”d cuenta con un buen equipamiento de seguridad, con ABS y 6 airbags. También los tres acabados incluyen retrovisores eléctricos calefactados, equipo de sonido con radio CD compatible con el formato MP3 y mandos en el volante, elevalunas eléctricos delanteros, ordenador de viaje y cierre centralizado con mando a distancia. El acabado Active no consta que añada equipamiento sobre el Concept, pero sí ofrece la posibilidad de incorporar opciones de las que la versión inicial no dispone, como el control de estabilidad ESP, el asistente de  frenada, los resposacabezas activos delanteros, conexión USB para conectar memorias externas al equipo reproductor de MP3, encendido automático de luces o climatizador automático, entre otros. Por último. El tope de gama cuenta con todos estos elementos de serie, además de tapcería mixta de tela y cuero. 


Los tres niveles de acabado articulan a su vez la gama de motores, pues para el básico sólo están disponibles los propulsores más modestos: 1.4 de gasolina (109 cv) y 1.6 CRDi (90 cv), para el intermedio los motores 1.6 de ambos combustibles, con 122 cv en gasolina y 115 en diésel (el que hemos tenido ocasión de conducir) y para el acabado más completo de momento solamente está disponible el mismo diésel de 115 cv. A partir del verano, coincidiendo con el lanzamiento del familiar, llegará una versión diésel de 2 litros y 140 caballos de potencia. Finalmente en los últimos meses del año aparecerá la carrocería de tres puertas, con la que también se introducirá otro motor tope de gama también de dos litros, en este caso gasolina y con 143 cv.  


ENLACE: CARACTERÍSTICAS Y PRECIOS KIA CEE'D





















VERSIÓN PVP
Kia Cee“d 1.4 gasolina Concept 109 cv 14.850 Euros
Kia Cee”d 1.6 diésel Concept 90 cv 16.150 €
Kia Cee“d 1.6 gasolina Active 122 cv 18.200 €
Kia Cee”d 1.6 diésel Active 115 cv 19.700 €
Kia Cee“d 1.6 diésel Emotion 115 cv 21.200 €

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba