Jeep Patriot Overland

25 Septiembre, 2009, modificada el 24 Enero, 2011 por

Enriquece equipamiento al tiempo que mejora de forma notaria la calidad del habitáculo, hasta la fecha su mayor “lunar”. Disponible con motor CRD.

11

La nueva serie Overland desarrollada sobre el SUV Patriot, clónico del también Jeep Compassa y a su vez rival de los BMW X1, Ford Kuga, Hyundai ix35, Nissan Qashqai, Toyota Rav4 o Volkswagen Tiguan, incorpora asientos de cuero calefactados, llantas de aluminio de 18 pulgadas, sistema manos libres Uconnect de conexión telefónica y puerto para iPod, audio con 9 altavoces Boston Acoustics y asistencia trasera al aparcamiento Parksense. La única motorización prevista para este modelo en nuestro mercado es el enérgico turbodiésel 2.0 CRD, con alimentación mediante bomba inyector y origen Volkswagen, que libera 140 CV y un par máximo de 310 Nm 5,6 litros cada 100 km de promedio oficial; 188 km/h de velocidad máxima y 11 segundos en la progresión de 0 a 100 km/h-; el cambio es manual y de 6 marchas.


Dotado de tracción a las 4 ruedas Freedom Drive I, de acoplamiento central electromagnético (ECC) bloqueable en una tecla junto al cambio para una mejor tracción en condiciones de conducción difíciles -no lleva caja tránsfer de reductoras-, incluye control de tracción con intervención de los frenos BTCS y sistema HSA de ayuda al arranque en pendientes. También disfruta de un habitáculo versátil y apto para, llegado el caso, 5 ocupantes, con asientos traseros reclinables, abatibles en plano y de forma asimétrica en porciones asimétricas 60/40, asiento del acompañante plegable hacia adelante para crear una superficie plana de carga en sentido longitudinal, suelo cubierto de alfombra desmontable para facilitar su limpieza, linterna led recargable de doble uso instalada en el interior del maletero, nuevo climatizador, airbag de cortina, airbag laterales (tórax) integrados en los asientos delanteros, estabilizador electrónico ESC, asistente de ayuda a la frenada, mitigación electrónica del balanceo ERM, ABS con detector de firmes en mal estado, reposacabezas activos en los asientos delanteros y control de presión de los neumáticos TPM.

De igual modo, se beneficia de materiales y revistimientos más suntuosos y cuidados, en la líneas de los aplicados a remozado Dodge Caliber -con el que por otra parte comparte plataforma y buena parte de su tecnología- que completan una consola e instrumentación de nuevo diseño, con mandos más accesibles y agradables al tacto que, definitivamente, resuelve una de las grandes lagunas del Patriot: su calidad interior, ahora sí a la altura de lo previsto.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba