Jeep Grand Cherokee

Se trata de un modelo completamente nuevo dotado de una tecnología más avanzada, también en materia 4x4. Parte de su estructura procede del Mercedes-Benz ML.

Se trata de un modelo completamente nuevo dotado de una tecnología más avanzada, también en materia 4×4. Parte de su estructura procede del Mercedes-Benz ML.

Jeep lanzará en Europa, a finales del año que viene, la nueva generación Grand Cherokee. Adopta soluciones y parte de la arquitectura del Mercedes-Benz ML, y también, por primera vez en la marca, suspensiones independientes en los 2 ejes con dispositivo hidroneumático Quadra Lift para variar la altura del conjunto. Sus modos son Normal, con altura libre al suelo de 206 mm; Off-Road, con 244; Off-Road 2, que libera 282; Park, que acerca el coche hasta dejarlo a 168 mm del suelo; y Aero, a 191 mm, para conducción rápida. Los ángulos de trabajo mejoran frente al anterior Grand Cherokee: ataque de 35,9º, ventral de 25,1 y salida de 29,2º, todos satisfactorios.


Rival de los BMW X5, Lexus RX o Volkswagen Touareg, entre otros, crece 45 mm en longitud -14 cm la distancia entre ejes- y es más habitable. Con un coeficiente aerodinámico rebajado –Cx de 0,37-, gana rigidez torsional en un 146% y el ángulo de apertura de las puertas es superior.

El portón se puede mover de forma eléctrica, y el maletero tiene un fondo doble con cajas extraíbles; la rueda de repuesto queda bajo el piso. El habitáculo, con respaldo posterior ajustable en inclinación un máximo de 24º, se aprecia más cuidado y suntuoso, si bien ciertos dispositivos de última generación, como el control de crucero con radar de proximidad o la alerta de cambio involuntario de carril, no estarán disponibles.


Cuenta con 3 tipos de dispositivo 4×4, según versiones: Quadra Trac I -el más sencillo, reparte la tracción entre las 4 ruedas de forma permanente, pero carece de Select Terrain-; Quadra Trac II -cuenta con embrague central multidisco y reductora- y Quadra Drive II -a lo anterior suma diferenciales delantero y posterior bloqueables-. Otras innovaciones se refieren al mando eléctrico que sustituye a la anterior palanca mecánica para seleccionar la reductora, o a una rueda en la consola –Select Terrain-, que optimiza el chasis en función de la superficie sobre la que pise, al estilo del Terrain Response del Land Rover Discovery4. Da a escoger entre posiciones Auto; Sand/Mud -arena/barro-; Sport; Snow -nieve- y Rock -rocas-.


Su gama mecánica contemplará 2 propulsores de gasolina, de 3,6 y 5,7 litros 284 y 364 CV, el primero V6 y el segundo V8-, además de un turbodiésel CRD common rail que, previsiblemente, ganará potencia respecto al actual 3.0 V6 de 218 CV.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba