Jaguar XKR y XFR

15 Enero, 2009, modificada el 24 Enero, 2011 por

La firma británica se sitúa en la vanguardia de la deportividad con dos nuevas y ambiciosas versiones agrupadas bajo la sigla R. Toman la base de los XF y XK.

53

La firma británica se sitúa en la vanguardia de la deportividad con dos nuevas y ambiciosas versiones agrupadas bajo la sigla R. Toman la base de los XF y XK.

Rival natural de los BMW M6, Mercedes SL 63/65 AMG y Porsche 911 Turbo, además del Aston Martin DBS, el nuevo Jaguar XKR, disponible en formatos de carrocería cerrada o Coupé y descapotable o Convertible, se ofrece con precios de 114.600 y 123.700 euros en cada caso. Las nuevas variantes se añaden a las disponibles hasta la fecha básica y Portfolio -sólo bajo pedido, de 107.200 a 116.300 euros-, y relevan a las anteriores R, incrementando su potencia y variando aspectos estéticos y de equipo.

De momento adoptan la flamante mecánica de gasolina Aj-V8 GEN III R 5.0 V8, con distribución variable, cebado por un compresor volumétrico tipo Roots y dos intercooler que libera 510 CV y reemplaza al anterior 4.2, un 23% menos potente.

Semejante energía, sustentada en un par máximo de 625 Nm -antes 560-, se traslada al suelo a través de las ruedas traseras previo paso por un cambio automático/secuencial de seis relaciones robustecido -su convertidor monta discos de embrague adicionales-. Firmado por el especialista teutón ZF y ligado a un nuevo diferencial electrónico capaz de frenar la rueda que patine abordando con vivacidad cerrados virajes, se maneja desde levas situadas tras el volante una vez fijada la posición de marcha en el selector cilíndrico tomado del XF para disponer el sentido de marcha -posiciones P, R, N, D y S-. Precisamente, el cambio ofrece un funcionamiento normal o Drive, y otro más deportivo (S) que apura las marchas todo lo posible antes de llegar al corte de encendido -cambia de marcha en 0,6 segundos-.


El conjunto motopropulsor permite al XKR una velocidad autolimitada de 250 km/h y un contundente sprint de 0 a 100 km/h de 4,6 segundos -dos décimas más el Convertible-, en vez de los anteiores 4,9 segundos -y 5,2 en el modelo abierto-. El coche, que requiere mantenimiento cada 24.000 km o 12 meses -antes 16.000 km o 12 meses-, goza de una acústica especialmente vigilada para que el conductor se deleite con el bramido mecánico -cuenta con filtro acústico en la parte trasera del motor-. En el plano estético refuerza su imagen con un spoiler frontal de nuevo cuño, faldón posterior redibujado, nuevas tomas aéreas laterales, retrovisores con intermitentes encastrados, luz de cortesía mediante diodos, nuevos llantas y pilotos también con diodos


A todo ello, su dotación de serie es de primer nivel: ABS con corretor y servo de emergencia EBA, control de velocidad con rádar de proximidad ACC, capó activo para aminorar daños a peatones en caso de atropello -lo eleva 170 mm en 30 milisegundos para lograr un plano menos agresivo-, butacas R Perfomance con ajuste eléctrico, ventilación/calefacción, memoria de posición y tapizado en piel Softgrain, techo interior aterciopelado, diferentes combinaciones de color interno entre techo, asientos y guarnecidos…


Por su parte, el Convertible disfruta de una capota textil tricapa con relleno de Thinslate 3M que se pliega o despliega en 18 segundos, incluso en marcha por debajo de 18 km/h.


La segunda novedad es el flamante XFR –98.900 euros-, duro rival para los Audi RS6, BMW M5, Cadillac CTS-V y Mercedes E63 AMG. Beneficiado por la misma mecánica de los nuevos XKR, completa la progresión hasta 100 km/h en 4,9 segundos saliendo desde parado. También limita electrónicamente su velocidad a 250 km/h, mientras que el consumo se fija en un promedio de 12,5 litros cada 100 km recorridos.


Su estampa enfatiza la deportividad de su carácter a partir de un prominente spoiler frontal con grandes tomas aéreas -las laterales con rebordes cromados-, cuatro escapes, alerón sobre la tapa del maletero, intermitentes latereales más pequeños y mediante led’s, llantas de aleación de 20 pulgadas -también en los XKR- y diseño exclusivo de siete radios dobles, tonalidades de carrocería privativas -Kyanite Blue y Salsa, a los que añade otros seis compartidos con el resto de XF-…


Dentro, el XFR recibe su propio tratamiento a base de asientos de cuero de corte más dinámico con grabados alusivos y mayor número de ajustes eléctricos, nuevo sistema de navegación, apliques de madera de roble oscuro, detalles de aluminio, detector de obstáculos en los ángulos muertos BSM, control de velocidad activo ACC con limitador de velocidad… No falta ni un dispositivo automático de ajuste de amortiguación que minimiza los movimientos verticales y el cabeceo del conjunto.


MIRA EL VÍDEO DE LOS JAGUAR XKR Y XFR

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba