Jaguar XK

14 Febrero, 2006, modificada el 24 Enero, 2011 por

Jaguar ha presentado la segunda generación de su modelo XK, el deportivo de la marca del que se han vendido más unidades, noventa mil vehículos desde su primer lanzamiento en 1996.

30

Jaguar ha presentado la segunda generación de su modelo XK, el deportivo de la marca del que se han vendido más unidades, noventa mil vehículos desde su primer lanzamiento en 1996.

El mercado mundial de deportivos de lujo ha alcanzado en los últimos tiempos su mayor crecimiento, un 98 por ciento en los últimos seis años, y el nuevo modelo llega a las carreteras cuando las cifras anuales de su segmento que engloba a coches como el Porsche 911, el Mercedes Benz SL o el BMW Serie 6 rondan las 100.000 unidades. Y aún se espera otro estirón gracias a los mercados emergentes de China y Rusia, por inverosímil que parezca.


Sin duda el Jaguar XK es un coche que gusta a todos y que hay que considerarlo un objeto de deseo, pero sus potenciales clientes, tanto por su precio –a partir de 89.000 euros en España- como por sus cualidades de habitabilidad y prestaciones, forman un reducido grupo de apasionados por los coches de lujo, que ya son propietarios de otros vehículos similares, incluso de la misma marca, que buscan un diseño atractivo, carácter deportivo y mucho lujo. Y éstas son, desde luego, cualidades que le sobran al nuevo XK.


Para empezar tiene una presencia de las que no dejan a nadie indiferente. El diseño es netamente más agresivo, pero no por ello pierde las líneas de sus orígenes, que no son otros que el ya clásico E Type. En otras palabras: se mantiene fiel a su linaje, tanto como al carácter de los más tradicionales deportivos británicos, que siempre han mezclado el dinamismo y la elegancia, algo que por desgracia se está perdiendo. En el caso del XK la firma Jaguar se aprecia en la abertura ovalada de la rejilla frontal, la protuberancia del capó o la silueta lateral de las ventanillas, pero con un resultado final de un coche creado en el siglo XXI.


Lo mismo puede decirse de su interior, que combina con muy buen gusto todos los equipos técnicos, que ya son imprescindibles en un coche moderno, como la pantalla táctil de acceso multifuncional, con los elementos más tradicionales acabados con un toque de artesanía, como la tapicería en piel pespunteada.


30

La carrocería del XK estará disponible en dos versiones, Coupé y Convertible. Pero en esta ocasión Jaguar no ha seguido la moda actual del dos en uno, con un techo rígido que se esconde en el maletero. El Convertible cuenta con una capota clásica y flexible de triple cara y totalmente tapizada, que garantiza un total aislamiento de los ruidos externos y aerodinámicos. Esta capota se abre y cierra en 18 segundos, con tan solo pulsar un botón, y queda oculta bajo una cubierta rígida de aluminio.


CHASIS MÁS RÍGIDO
Para la fabricación de la carrocería del XK Jaguar se ha recurrido al mismo procedimiento de la berlina de lujo XJ, un monocasco construido totalmente en aluminio, que a pesar de su mayor ligereza es un 30 por ciento más rígido que su antecesor en el caso del Coupé y un 50 por ciento en el Convertible. En total, el nuevo XK pesa en torno a los 1.600 kilos, lo que se traduce en mayores prestaciones, menor consumo y emisiones de gases, así como una dinámica de marcha y conducción mucho más efectiva en toda circunstancia y que permite aprovechar mejor las cualidades de la amortiguación adaptativa CATS y el nuevo control dinámico de la estabilidad, con el que se facilita la conducción sin limitar las condiciones de una conducción deportiva.



Para la parte mecánica, Jaguar recurre a una solución clásica, un motor de V8 con 4,2 litros de capacidad de aspiración atmosférica que rinde 300 CV y ofrece un par máximo de 411 Nm, con la peculiaridad de que el 85 por ciento del par se registra entre las 2.000 y 6.000 vueltas. Este motor está asociado a una caja automática y secuencial, con los mandos para el cambio manual en levas detrás del volante. La mayor cualidad de esta caja de seis marchas y dos programas de funcionamiento, normal y sport, es la rapidez con que se ejecutan los cambios en el modo secuencial.


Con este conjunto motriz, el Jaguar XK alcanza una velocidad máxima limitada de 250 km/h y acelera de 0 a 100 en 6,2 segundos. Y para detener tanta fuerza y velocidad cuenta con sistema de frenos con discos ventilados, apoyado con ABS de 4 vías con control analógico y distribución electrónica de la frenada EBD.


Entre las muchas sofisticaciones con que cuenta el XK hay que destacar el equipo de sonido opcional que admite discos compactos convencionales, discos WMA y ficheros digitales MP3. Este equipo utiliza ocho altavoces y un amplificador de 520 vatios con sistema Surround Sound. Quizá por fidelidad a ciertos elementos clásicos, llama la atención que la antena de radio de este equipo sea telescópica, que por muy tradicional que sea no parece la mejor solución, pues las nuevas antenas integradas o de bulbo son mucho más prácticas.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba