Jaguar XF 2.2 D

2 noviembre, 2011, modificada el 3 noviembre, 2011 por

El restyling de la berlina de lujo británica incorpora un nuevo motor turbodiésel common rail de 4 cilindros, vinculado a una transmisión automática de 8 velocidades que lo hace realmente eficiente. Así es y así se conduce el nuevo Jaguar XF.

No valorado

Destacable

  • Consumos muy ajustados.
  • Lujo y representación.
  • Relación entre calidad, equipamiento y precio.

Mejorable

  • Dificultad para ganar velocidad en octava.
  • Peso elevado para un motor de 4 cilindros.
  • Rendimiento mecánico en modo automático "normal".

Conduzco el restyling de una berlina de lujo revolucionaria en su propia marca y en su segmento. Te hablo del Jaguar XF que, tras su renovación, incorpora el frontal de su hermano mayor, el Jaguar XJ. Rival, entre otros, del Audi A6 3.0 TDI 204 CV multitronic, por su potencia cercana, este felino es una alternativa a los modelos de siempre –principalmente alemanes–.

Animal de costumbres

Dentro, el Jaguar XF mantiene la calidad con la que conquistó su segmento. El lujo de su combinación de materiales nobles en el habitáculo, perfectamente ajustados, junto con el cuidado por el más mínimo detalle son virtudes que este coche inglés de buena familia no olvida.

Las cotas y medidas tampoco varían, y atrás tres adultos viajan bien con un maletero suficiente para todo el equipaje: 540 litros con sistema de reparación de pinchazos –de serie– y 500 con rueda de emergencia que, con los asientos posteriores abatidos, se quedan en 963 y 923 litros, respectivamente.

El acabado Classic de la unidad probada, incluye un equipamiento completísimo por 45.900 euros: climatizador bizona, bluetooth, radioCD lector de MP3 con 10 altavoces, disco duro –estos cuatro elementos integrados en una pantalla táctil de 7 pulgadas–, conexión auxiliar para iPod y USB, sensores de luz y lluvia, faros bixenón –con lavafaros–, leds de luz diurna y en las ópticas traseras, retrovisores exteriores térmicos ajustables eléctricamente, llantas de 17 pulgadas, columna de dirección ajustable eléctricamente, asientos de cuero eléctricos de 4 movimientos, volante de cuero multifunción, limitador y control de velocidad, sistema Stop/Start, controles de estabilidad y tracción, asistente a la frenada de emergencia EBA, control de frenada en curva, airbags –frontales, laterales y de cortina–, alarma, acceso y arranque sin llave y kit de reparación de neumáticos.

Ricachón avaro

La postura al volante también es igual y todo está donde debe, lo que significa que ergonómicamente continúa al mismo nivel. Sin embargo, lo que es realmente nuevo es el propulsor turbodiésel que lo anima, compartido con su primo el Land Rover Range Rover Evoque 2.2 SD4.

Lo que pasa es que en la berlina británica se asocia, de serie, a un cambio automático de 8 velocidades con modos sport y secuencial, este mediante levas en el volante. Una transmisión suave –casi no noto las inserciones– que cumple perfectamente con mis órdenes a través de las levas. Sólo le veo una pega: en carretera para elevar la velocidad de crucero, mientras circulo en octava, tengo que ser muy fino con el acelerador para evitar que reduzca una marcha. En cualquier caso, permite mantener cruceros elevadísimos con total facilidad.

Sus 1.745 kg de peso mantienen la agilidad del conjunto, ya conocida en curva, con una dirección confortable, precisa y rápida. De tal forma, que este tracción trasera va pegado al suelo y cuesta descolocarlo. La suspensión es cómoda y, sólo en apoyos extremos, permite inclinaciones, nada preocupantes, que insinúan la zaga. Por su parte, los frenos, con discos ventilados en las cuatro ruedas, responden con decisión y sin descanso.

El motor me parece soso y poco aprovechable con la caja de cambios que lo mueve. En sus configuraciones secuencial y sport muestra el brío que presupone a un bloque de su potencia, pero los consumos tan ajustados que anuncia suman 2 litros. A ritmos elevados, durante la prueba, no me ha gastado más de 7,5 litros de media.

El Jaguar XF 2.2 D es la versión más ahorradora, en todos los aspectos, de la berlina inglesa. Una gran opción por su relación entre calidad, equipamiento y precio, a tener en cuenta en estos tiempos que corren.

Pulsa en la pestaña “Vídeos” para ver las imágenes del nuevo Jaguar XF y más vídeos de Jaguar.

4 Comentarios

ivan 2 noviembre, 2011

La verdad es que impresionante. Yo la verdad es que soy un apasionado de Jaguar y de Mercedes y me gustan todos los que hacen. Precisamente hoy he visto una maraton del C200CDI http://bit.ly/tJzrL8 que la verdad es que está super currada. El problema de estos coches, que hay que pagarlos y mantenerlos y eso no está al alcance de todos

Freddy 2 noviembre, 2011

¿Pero como puede una marca como Jaguar dar a los periodistas coches blancos? Con lo snob (o elegante según ellos) que son los ingleses. Donde ha ido el verde ingles de siempre.

Esmeralda G. Valladolid 3 noviembre, 2011

Yo creo que los coches blancos quedan muy bien en las fotos, se aprecian mejor los detalles, ¿será por eso?

Jaguar España 8 noviembre, 2011

Hola Freddy, tenemos 14 colores disponibles, entre metalizados y sólidos. Y, por supuesto, no falta el verde. Pero te sorprenderías si te decimos que el blanco es de los más solicitados por los clientes… Además, los periodistas, para las sesiones de fotos, siempre prefieren colores claros.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba