Novedad

Jaguar vuelve a fabricar el D-Type en 2018

5 fotos

Ampliar

08 de febrero, 2018

Parece que en Jaguar no paran de encontrar chasis incompletos en sus estanterías. Después de los E-Type Lightweight y XKSS, ahora llega el turno a uno de los modelos de Jaguar más deseados: el Jaguar D-Type. Los apasionados esperamos ansiosos el momento en el que decidan resucitar el bellísimo Jaguar XJ13.

No quiero ser mal pensado, pero empieza a ser sospechoso que Jaguar encuentre y rescate tantos chasis olvidados en sus estanterías. Primero fueron los 6 Jaguar E-Type Lightweight, luego los 9 Jaguar XKSS y ahora Jaguar vuelve a fabricar el D-Type para terminar la serie incompleta de las 100 unidades previstas en su día. Sinceramente, espero que pronto encuentren chasis incompletos del que para mí es el Jaguar más bello de todos los tiempos, el «maldito» Jaguar XJ13.

La historia del Jaguar D-Type es apasionante. Nació para correr pero su gran secreto para lograr las victorias en las ediciones de 1955, 1956 y 1957 de Las 24 Horas de Le Mans eran sus frenos. En efecto, el arma secreta que hizo que Jaguar pudiera estar por delante de sus rivales en esos años en competición estaba en los recién estrenados frenos de disco. Gracias a ellos, el Jaguar D-Type podía aguantar frenadas mucho más severas sin inmutarse y, lo más importante, su dosificación era mucho más precisa que con los frenos de tambor de sus rivales.

En un principio estaba previsto lanzar al mercado 100 unidades matriculables de su modelo ganador en la carrera más importante del mundo, pero la serie quedó incompleta y este golpe del azar es el que ha permitido que en 2018 se puedan fabricar las últimas 25 unidades del Jaguar D-Type respetando su homologación de hace 60 años, sin estar obligado a llevar catalizadores, cinturones de seguridad, ABS… ni siquiera inyección electrónica.

Los últimos 25 Jaguar D-Type: en 2018 como en 1956

 

El motor de 6 cilindros deriva de la serie XK.

5 fotos

Ampliar

Al tratarse de bastidores fabricados en 1956 pero que no se completaron, Jaguar puede terminar éstos y ponerlos a la venta con las especificaciones de la época y sin necesidad de cumplir con los requerimientos actuales. Siendo honestos, es poco probable que los 25 afortunados clientes (y no lo digo sólo por la suerte de poder estrenar una joya semejante, su precio también es una fortuna) los usen a diario. Más bien los guardarán como oro en paño.

El motor de este coche de competición de hace 60 años es una evolución del 6 cilindros en línea con doble árbol de levas en cabeza y cámaras hemisféricas conocido como XK y que dio origen a una de las sagas de deportivos más elegantes de la historia (los Jaguar XK 120, 140 y 150). Gracias al trabajo en su carburación triple doble (tres weber de doble cuerpo en lugar de los 3 S.U. usados normalmente con los XK) y en el diagrama de la distribución, este motor rendía unos holgados 250 CV que movían con mucha soltura su ligera carrocería de aluminio.

Jaguar fabricará los «nuevos» D-Type exactamente igual a como lo haría en 1956 su departamento de competición: completamente a mano y a la medida de sus «pilotos», que podían elegir entre un morro largo o el corto.

La marca no ha dado el precio de cada una de las 25 unidades del Jaguar D-Type 2018, pero, si tenemos en cuenta que el último D-Type que se subastó alcanzó los 20 millones de euros, es lógico pensar en cifras de seis ceros para éstos.

Vídeo del Jaguar D-Type

 

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche