Novedad

Jaguar F-PACE 2020: evolución eléctrica

17 fotos

Ampliar

15 de septiembre, 2020

Cinco años después de aparecer y convertirse en el primer SUV de Jaguar, aquít e presentamos al F-PACE 2020. Una renovación en profundidad que acomete puntos tan importantes como el diseño, la conectividad, la seguridad y su gama mecánica.

En 2015, Jaguar daba un paso importantísimo en su historia con el F-PACE. Nombre que escogió para denominar al primer todocamino de su historia. Ahora, un lustro después de aquel hito, el todocamino medio de 4,75 metros de largo recibe su primera actualización. Un restyling de libro que presenta novedades tanto en el exterior, como en el habitáculo y, sobre todo, a nivel mecánico.

Te puede interesar: ¿Cuál es el material reciclado por el que apuesta Jaguar para contaminar menos?

Si bien los cambios externos nos llevan un poco a la confusión por lo leves que resultan, a poco que indagamos un poco en el detalle vemos que son nuevos el capó, con unas líneas más esculpidas, la parrilla frontal, que además de ser más grande parece fusionarse con el propio capó, o las luces delanteras. De corte más fino, cuentan con la tecnología LED en toda la gama incorporando además una nueva firma lumínica en forma de Doble J.

Otras novedades externas se centran en su lateral, donde las tomas de aire incrustan ahora el logo de Jaguar y surgen hasta 12 nuevos tipos de llantas de aleación (de entre 18 y 21 pulgadas), o su zaga. Aquí se percibe un paragolpes más robusto (que evoca incluso al del Range Rover Velar) o un conjunto lumínico más elegante. Por último, se incorpora un nuevo paquete denominado Black Exterior Pack que, como te puedes imaginar, tinta de negro algunos de los elementos del coche.

Jaguar F-PACE 2020: digitalizado

El puesto de conducción tiene ahora un aspecto más futurista.

17 fotos

Ampliar

Si el exterior deja algo frío en el habitáculo ocurre justamente lo contrario. No es que el F-PACE cambie de manera radical pero hay dos puntos que centran nuestra atención. El primero, el túnel central por incluir varios años después un pomo de cambio tradicional en lugar del selector circular retráctil que era marca de la casa. De reducido tamaño según la marca ofrece un tacto similar al de una pelota de criquet.

El segundo, la nueva pantalla de 11,4 pulgadas que le otorga un aspecto moderno y futurista. De forma ligeramente curva, el nuevo sistema multimedia Pivi Pro que le da vida permite al conductor, según la marca, ejecutar el 90% de las tareas con solo dos toques de pantalla. Monitor que, además, es antirreflejos y antihuellas dactilares.

Es evidente que este F-PACE 2020 estará completamente conectado al ofrecer Apple CarPlay o Android Auto de serie, incluir por defecto Spotify e incluso permitir la doble conexión Bluetooth. Además, el usuario no se tendrá que preocupar de las actualizaciones pues esta se ejecutarán de manera automática y en segundo plano.

Como escuderos de este monitor de 11,4 pulgadas están el cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas con un mayor número de funciones o un Head-up display a color. La calidad general también aumenta considerablemente con el empleo de materiales más nobles al tiempo que el aislamiento acústico se ha reducido. El confort está servido gracias al sistema de ionización del aire o a unos asientos con un mullido más grueso. Por último, el F-PACE 2020 también presenta la segunda generación del Activity Key. Además de sumar una pantalla LCD el coche puede abrirse y cerrarse sin necesidad de que la llave física se encuentre en el coche.

Electrificado por completo

La versión PHEV ofrece una autonomía eléctrica de 53 km.

17 fotos

Ampliar

La estrategia eléctrica de Jaguar sigue avanzando y este F-PACE 2020 es una clara muestra de ello. Comenzamos por la que es su gran novedad: el F-PACE 400e, denominación que sirve para referirnos a la versión híbrida enchufable. Combina el motor de gasolina 2.0 Turbo de 300 CV con otro de 140 CV (105 kW) para entregar un total de 404 CV y 640 Nm. La batería de iones de litio tiene una capacidad de 17,1 kWh y le proporciona una autonomía eléctrica de 53 kilómetros homologando así un gasto medio de 2,4 l/100 km. Jaguar habla de amplias posibilidades de carga, siendo la más rápida la de corriente continua de 32 kW y la estándar la doméstica de 2,3 kW. Los tiempos oscilarán entre los 30 minutos de la primera y las 5 horas y media de la segunda, ambas para pasar del 0 al 80%.

El resto de la gama tampoco se queda atrás en lo que a chispa se refiere, pues la tecnología micro-híbrida mediante batería de 48 voltios está presente en cuatro de los cinco motores disponibles. La terna diésel la equipa en su totalidad, partiendo del 2.0 Turbo de cuatro cilindros con 163 CV y 204 CV y llegando al 3.0 Turbo de seis cilindros con 300 CV. En gasolina es el 3.0 turbo de seis cilindros y 400 CV el que luce la etiqueta ECO dejando al 2.0 Turbo de 250 CV como el único con sello C.

Todas las versiones se asocian a la transmisión automática de ocho relaciones y a la tracción total inteligente. Además, incorporan un nuevo selector de modos de conducción con varios programas de uso que varían la respuesta del F-PACE 2020. El chasis también se ha revisado para introducir la electrificación, mientras que la seguridad se incrementa con la llegada de nuevos asistentes a la conducción. Las primeras unidades de este F-PACE 2020 se empezarán a entregar durante el otoño aunque Jaguar ya ha abierto la cartera de pedidos con un precio que parte de los 59.994 euros.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche