Infiniti M35h GT Premium, prueba en infinitivo40

Infiniti M35h GT Premium, prueba en infinitivo

3 Abril, 2013, modificada el 9 Agosto, 2017 por

El Infiniti M35h promete unas prestaciones y unas sensaciones al volante únicas en el panorama de modelos híbridos del mercado actual. Las primeras son incontestables, no hay más que ver las cifras, pero… ¿realmente proporciona sensaciones tan especiales? Sigue leyendo y lo comprobarás.

No valorado

Destacable

  • Modo ECO.
  • Calidad constructiva.
  • Funcionamiento híbrido.

Mejorable

  • Maletero y boca de carga pequeños.
  • Precio.
  • Valor de reventa.

Infiniti es una marca aún poco conocida en nuestro mercado, donde apenas lleva cuatro años de manera oficial. No es así en los EE.UU., ni en Asia, donde la división de lujo de Nissan es una de las automovilísticas mejor valoradas. En España, pese a su reciente implantación y a las limitadas unidades importadas, cada vez es más frecuente encontrarnos con un vehículo de esta firma en la carretera, sobre todo, su modelo más vendido, el todo terreno deportivo de lujo Infiniti FX.

Prueba Infiniti M35h, Vigo, Rubén Fidalgo40
El Infiniti es muy elegante.

La versión elegida para la prueba es la berlina híbrida, que recientemente se ha puesto al día con la incorporación de un nuevo acabado: hablamos del Infiniti M35h GT Premium. Por fuera cuenta con un diseño elegante, en el que se ha buscado una imagen dinámica y robusta empleando líneas redondeadas y fluidas. Huye de las estridencias, de modo que, pese a su agresividad, es un modelo muy discreto. Puede gustar más o menos, pero donde no hay discusión es en la calidad de sus acabados, de todos sus componentes y de su estampación: no admiten la menor crítica. La zona con más personalidad tal vez sea la zaga, con una caída muy sutil y unos buenos grupos ópticos que nos proporcionan una gran presencia en la carretera. Los delanteros, por su parte, ofrecen una excelente visibilidad. Al tratarse de la versión híbrida, gran parte del maletero está ocupada por las baterías que alimentan el motor eléctrico (éste se ubica entre el volante motor y la transmisión automática). Ya que hablamos de las baterías, en las primeras páginas del manual nos advierten que seamos muy cuidadosos si transportamos líquidos en el maletero, ya que cualquier derrame puede dañar las celdas energéticas: muy tranquilizador, teniendo en cuenta el aguacero que está cayendo en la carretera hoy…

El sistema híbrido está muy bien puesto a punto para lograr un ahorro en el gasto de carburante. No cuenta con una función totalmente EV (eléctrica), pero sí tiene una similar a la “rueda libre”: nos permite ir llaneando” a 120 km/h con el motor de gasolina apagado y con leves “toques” del propulsor eléctrico que mantienen la velocidad, ayudando a la inercia. El resultado es que a un ritmo constante y sin afrontar repechos, el consumo es como el de un utilitario diésel. Tras la palanca (automática o secuencial, de buen tacto, pero algo “desobediente”) tenemos el mando que nos permite elegir entre estos modos:

  • Prueba Infiniti M35h, interior, Rubén Fidalgo40
    El Infiniti es un coche muy acogedor, con materiales y ajustes formidables.

    Snow: reduce el par de arranque y la respuesta del acelerador para evitar pérdidas de motricidad.

  • Eco: se merece un apartado exclusivo, así que lo veremos más adelante.
  • Normal: el sistema se adapta de forma muy eficaz a nuestra manera de conducir.
  • Sport: la gestión busca el máximo rendimiento y endurece la suspensión ligeramente.

Los consumos en ciudad en modo Eco se han quedado en 12 l/100 km -una cifra excelente para este tipo de automóvil-; en carretera están por debajo de los 7,5 litros, un valor excepcional, aunque algo superior al del Audi A7 Biturbo TDi que probamos hace unos meses. Los sistemas de alerta de cambio de carril implantados recientemente funcionan de forma un poco menos afinada que en otros modelos que han pasado por nuestras manos, pero no cabe duda de que son elementos que aumentan considerablemente la seguridad activa del automóvil.

Infiniti M35h: el híbrido que “enseña” a conducir

Por fin, un fabricante reconoce que el mayor responsable del consumo de un coche es el propio conductor. Infiniti ha dado en el clavo con su excelente modo ECO: mientras otras marcas varían la obediencia de la mecánica al acelerador (obligando a un mayor recorrido del pedal para conseguir la misma potencia) o proponen que cambiemos de marcha, el Infiniti M35h educa nuestro pie para que gastemos menos.

Prueba Infiniti M35h, Vigo, Rubén Fidalgo40
La coraza de Infiniti preside el frontal del M35h

Te contaré algo: un día, un compañero me pidió unos trucos para un concurso de conducción económica. Cuando le dije que condujese descalzo, me miró con cara de marciano, pero es algo que tengo comprobado: cuanto más gruesa es la suela del zapato, más consumimos, al carecer de tacto en el acelerador. En esto se basa el sistema Eco del Infiniti. Cuando lo seleccionamos, el pedal del acelerador varía la dureza de su recorrido y el punto en el que opone más resistencia. Al iniciar la marcha tras ponerse el semáforo en verde, por ejemplo, incluso nos empuja para levantar el pie. De este modo consigue que salgamos suavemente, gastando lo mínimo imprescindible, pero sin quedarnos clavados. Una vez lanzados y llaneando, podemos “empujar” algo más; el dispositivo no nos recomendará lo contrario. Lógicamente, si presionamos con fuerza, vencemos esta resistencia y podemos pisar cuanto queramos: en ese momento, la luz verde ECO se vuelve naranja.

El resultado es sencillamente espectacular: a los pocos kilómetros, ya estamos conduciendo de forma económica por nosotros mismos y, además, con unos resultados reales excelentes. Con este sistema, el ahorro de combustible puede llegar a los 3 litros de diferencia. Impresionante. El modo Eco es tan eficaz que achaco los consumos tan ajustados que he conseguido más a este dispositivo que a la condición de híbrido de este Infiniti. Habrá que probarlo con una planta motriz convencional para saberlo a ciencia cierta…

Infiniti M35h: un interior de primera

Prueba Infiniti M35h, interior, Rubén Fidalgo40
La forma de la consola central es muy elegante.

Si por fuera me parece bonito, pero me deja un poco frío, su interior es precioso; tiene una calidad que habría que buscar en modelos de capricho con figuritas femeninas sobre el radiador delantero. El cuero de los asientos es de verdad, los acabados no dejan lugar a dudas sobre el esmero con el que se han realizado y el diseño tiene una mezcla (acertadísima) entre clasicismo y modernidad que lo hace muy acogedor. Hay teclas por todas partes, pero están bien distribuidas y rápidamente sabemos dónde está todo. Aunque el manual de instrucciones es más gordo que “El Quijote”, conviene leerlo para sacarle todo el provecho al extenso equipamiento disponible.

Se nota que es un modelo pensado para el mercado americano: butacas dignas de un salón, equipo de sonido excelente y freno de estacionamiento de pedal. Agradecemos contar con un cuentavueltas, aunque estemos en un híbrido, además del indicador de consumo energético. En este Infiniti conviven ambos en una instrumentación muy completa y con una lectura impecable, aunque el ordenador de viaje es optimista con el gasto de combustible (el real ha sido 0,7 litros mayor que el mostrado en el ordenador). El tacto de los mandos es muy bueno y se maneja todo de forma sencilla. En este sentido, me ha llamado la atención el tarado del sensor de lluvia, algo lento a la hora de poner en marcha los limpiaparabrisas. La madera, pese a ser un material tan clásico, tiene un acabado metalizado que recuerda al de algunas guitarras eléctricas. El resultado es cálido y acogedor. Las plazas delanteras y traseras son amplias, y los kilómetros transcurren sin la menor fatiga, de modo que es fácil acabar el depósito, con más de 800 km de autonomía, pese a no ser muy grande.

Infiniti M35h: la prueba en el circuito

Las prestaciones que posee este Infiniti son excelentes, aunque no saber si voy a contar con 60 CV extra en determinadas situaciones (la respuesta al acelerador es muy diferente en función de si hay carga o no) es uno de los “peros” que puedo ponerle. Aun así, el motor de gasolina tiene un comportamiento sobresaliente. Sube de vueltas como un molinillo, respira en la zona alta del tacómetro como un rabioso deportivo y en baja tiene un par respetable. Además, su sonido es muy bonito.

Prueba Infiniti M35h, motor, Rubén Fidalgo40
El motor V6 tiene una respuesta contundente.

Es una lástima que el cambio de marchas no acabe de acompañar todo esto. Para empezar, tiene un escalonamiento “extraño”: entre quinta, sexta y séptima apenas hay 600 rpm de margen, quedando muy abierto el salto entre las 5 primeras. Personalmente, considero que habría sido más correcto cerrar las 6 primeras velocidades y dejar una séptima a modo de overdrive para reducir los consumos. Esta peculiaridad hace que la caja de cambios a veces no encuentre la mejor marcha para que el Infiniti M35h salga catapultado en un adelantamiento, por ejemplo. Mi consejo es que te prepares detrás del camión, pongas el selector en Sport, modo manual, y bajes a tercera. En cuanto veas el campo libre, si estás por debajo de 80 km/h, mete segunda y el coche se convertirá en un verdadero dragster; en un parpadeo habrá pasado a tercera (más o menos, a 120 km/h) y el camión será un punto en el retrovisor.

Su condición de propulsión trasera está absolutamente vigilada por el ESP, aunque éste provoca ciertos trompicones cuando actúa. Si desconectamos el sistema, echaremos en falta un diferencial trasero autoblocante: la rueda interior recibirá todo el par y nos dejará “clavados” en la curva, girando como poseída por el demonio. La elección de neumáticos me parece muy buena. Aunque montan una llanta de 18 pulgadas, tienen un perfil considerable, lo cual aumenta el confort; la deriva que genera los hace más progresivos, pese a contar con 245 mm de ancho. Los frenos funcionan de forma correcta, si bien su tacto sigue siendo un poco artificial: no siempre el mismo recorrido de pedal supone la misma retención. Aun así, son los mejores que he probado en un híbrido. Las suspensiones son impresionantes. La delantera, con paralelogramo superior y completamente realizada en aluminio (mangueta incluida) es digna de un superdeportivo. Los amortiguadores con dureza regulable y las geometrías trabajan de maravilla. Se ha buscado el máximo confort y se ha logrado, pero también va francamente bien cuando le buscamos las cosquillas al coche. Mi enhorabuena a los responsables: han hecho un vehículo con el que viajar es un placer, en todos los sentidos.

Vídeo del Infiniti M35h

Conclusión

Hablar de ahorro en un coche del precio de este Infiniti puede parecer una banalidad, pero no deja de ser un argumento a su favor. Aunque personalmente achaco más su eficacia al excelente “modo ECO” que al sistema híbrido en sí, lo cierto es que el M35h ha consumido 2 litros menos que el Audi A6 Hybrid, y eso que cuenta con casi 100 CV más de potencia. De todos los híbridos que he probado, sin duda es el mejor y el más especializado en viajes por carretera. Eso sí, en uso urbano, su condición de híbrido no le aporta una ventaja excesiva. Su calidad constructiva y su forma de rodar están muy por encima de lo que su discreto exterior sugiere: puede mirar orgulloso a lo mejor de los intocables alemanes y también a sus rivales japoneses.

Prueba Infiniti M35h, Vigo, Rubén Fidalgo40
El Infiniti M35h es un coche excepcional que pasa desapercibido.

Si tienes la suerte de poder gastarte esta cantidad en un coche, no lo dudes, tienes que añadir este modelo a tus candidatos e intentar probarlo. Seguramente te lo quedarás, te lo digo sin tapujos.

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el Infiniti M, pero quizás con otra motorización o acabado? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del Infiniti M puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

3 Comentarios

Rubén Fidalgo 3 Abril, 2013

Este Infiniti ha sido el primer híbrido que me ha convencido para realizar largos viajes. Sus consumos son ajustados y sus prestaciones excelentes. Sin duda, juega en otra liga.

McDonald 3 Abril, 2013

Es interesante el paso adelante que han dado Infiniti y Lexus para ponerse a la altura de sus rivales europeos

Rubén Fidalgo 3 Abril, 2013

En cuanto a calidad constructiva y de materiales, creo que los asiáticos nos llevan ventaja, sinceramente. En lo que siguen algo a la zaga es en tecnología, normalmente tardan un par de años en incorporar a sus modelos sistemas de última generación, tal vez ese sea el truco de su fama de fiabilidad, que dejan que sean otros los que hagan los experimentos, y ellos sólo se suben al carro cuando saben que rueda.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba