Hyundai I30 CRDi

10 Enero, 2008, modificada el 11 Enero, 2011 por

El Coche del Año en España sorprende gratamente en la prueba de larga duración que le estamos realizando.

8

8




El i30 1.6 CRDi nos está sorprendiendo gratamente en la prueba de larga duración que le estamos realizando. Se trata de un coche moderno, con un diseño atractivo, una mecánica eficaz, una calidad de acabado elevada, un interior amplio y un precio competitivo. Un merecido ganador del premio al Coche del Año en España 2008.


EL Hyundai i30 ha sido elegido como el Mejor Coche del Año de España 2008. Un galardón que ha conseguido frente a una dura y bien armada competencia, lo que pone de manifiesto el importante avance tecnológico y de calidad que están experimentando los modelos provenientes de Corea y muy especialmente los de Hyundai.


Para conocer a fondo el porqué de este importante premio, qué mejor que someterlo a una de nuestras exigentes pruebas de 50.000 kilómetros. Para ello la versión elegida ha sido la 1.6 CRDi, que dotada con un moderno motor turbodiésel con 115 CV de potencia será la preferida por los usuarios que se acerquen a él.


8

El i30 es un vehículo que se fabrica en Europa y está pensado para satisfacer las exigencias de los compradores del viejo continente. Se trata por lo tanto de un coche en el que Hyundai ha realizado un enorme esfuerzo para conseguir un diseño atractivo y una calidad percibida elevada. Es un vehículo que a simple vista causa una grata impresión. Su línea es moderna y atractiva y su interior, aunque su diseño opta por la discreción, presenta una calidad de acabado muy buena, con materiales mullidos en el salpicadero y otras zonas de su habitáculo, que trasmiten un tacto muy agradable.


El motor 1.6 CRDi de 115 CV va asociado al nivel de acabado Style –el más completo de su gama–, al que muy poco se le puede pedir y en el que prácticamente nada se echa en falta. Ofrece de serie elementos como el climatizador automático, sensor de encendido de luces y del limpiaparabrisas, además de los elevalunas eléctricos en las cuatro ventanillas, el cierre centralizado con mando a distancia o el sensor de aparcamiento trasero, y por supuesto una generosa dotación de sistemas de seguridad que incluye doble airbag frontal, airbag delanteros laterales y de cortina para los asientos delanteros y traseros, asi como frenos ABS, control de estabilidad ESP…


El precio de la versión de nuestra prueba es de 20.560 euros, una cifra que para algunos puede resultar un poco elevada, si nos atenemos a lo que nos tiene acostumbrados esta marca, pero hay que recordar que este modelo muestra un importante salto cualitativo, que su equipamiento es completísimo y que su tecnología es muy moderna. Un precio por otra parte que sigue siendo competitivo frente a otros modelos del segmento de los compactos.


El Hyundai i30 de nuestra prueba marcha con paso firme hacia su objetivo. Hasta el momento la ausencia de incidencias es la principal noticia. Tan sólo ha visitado el taller para realizar las revisiónes rutinarias marcadas en el libro de mantenimiento y para los obligados cambios de aceite. Si todo marcha como hasta ahora va a superar la prueba con matrícula de honor.

    Comportamiento

    Uno de los puntos fuertes del i30 1.6 CRDi es su moderno motor turbodiésel con sistema de inyección directa por raíl común y con un turbo de geometría variable. Un propulsor que destaca desde los primeros kilómetros por una excepcional suavidad de funcionamiento y por un magnífico rendimiento. Sus 115 CV dan para mucho y durante los viajes que lleva acumulados a sus espaldas a lo largo y ancho de nuestra geografía, han dejado claro que se trata de una versión capaz de satisfacer las necesidades de más del 90 por ciento de los usuarios que se decanten por él.


    Permite realizar viajes por carretera con una buena agilidad, incluso a plena carga. Su motor además sobresale por una baja economía de funcionamiento, con unos consumos siempre muy ajustados. También obtiene una valoración alta su comportamiento dinámico. El coche se muestra cómodo y a la vez muy estable.


    Además resulta un vehículo fácil de conducir y en las situaciones más comprometidas las ayudas electrónicas que equipa, como es el caso del control de estabilidad y de tracción muestran un comportamiento eficaz. Los amantes de una conducción más ágil, sobre todo en carreteras viradas, han manifestado que les gustarían más unas suspensiones un poco más firmes.


     

    Interior y maletero

    A lo largo de estos primeros 25.000 kilómetros, todos los que se han ido alternando a su volante han valorado positivamente su buen espacio interior con sitio para viajar con holgura cuatro adultos, disponiendo los de los asientos traseros de bastante espacio para las piernas y una buena altura para la cabeza.


    También destaca de forma notable el puesto de conducción, en el que se goza de una buena postura, una correcta visibilidad y unos mandos bien distribuidos y al alcance de la mano.


    Su generosa distancia entre ejes, 2,65 metros, superior al de algunas berlinas, permite además una capacidad de carga del maletero muy aceptable. Sus 340 litros no le convierten en el líder del segmento, pero supera a varios de sus rivales.

    0 Comentarios

    Suscríbete a nuestro boletín

    Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

    Ir arriba