Hyundai i30

12 Julio, 2007, modificada el 11 Enero, 2011 por

El embajador europeo de Hyundai en el segmento de los compactos se denomina i30, un vehículo que responde a unos índices de calidad, tacto general y dinámica realmente notables.

5

5




El embajador europeo de Hyundai en el segmento de los compactos se denomina i30, un vehículo que responde a unos índices de calidad, tacto general y dinámica realmente notables. Ya está disponible con carrocería de cinco puertas y seis opciones mecánicas. En febrero llegará la versión Wagon.


Hyundai completa su proyecto «eurovisión» con el lanzamiento del i30, un vehículo con vocación y al gusto del cliente del Viejo Continente y con el que pretende hacerse hueco en un segmento C no demasiado amistoso, debido al calibre y al número de rivales que se encontrará. El i30 no llega desnudo, ni mucho menos. Presume de argumentos y atractivos suficientes para «tutear» a cualquiera de sus enemigos generalistas, pero habrá que esperar a ver cómo reacciona el público.

La calidad la tiene, pero el hecho de situar el precio muy cerca de nombres ilustres como un Renault Mégane, un Ford Focus, un Citroën C4 o un Opel Astra podría condicionar a más de uno, ya que hoy por hoy las firmas coreanas no gozan del prestigio de las europeas. Aun así, Hyundai es una de las marcas que más ha progresado en los últimos años en cuanto a índices de calidad y fiabilidad y el nuevo i30 es una prueba patente de ello. El compacto es coreano en principio (se fabrica en Corea) pero a finales de 2008 verá la luz desde la República Checa.

    Comportamiento

    El primero ofrece un buen rendimiento, aunque conviene no dejarlo caer por debajo de las 4.000 vueltas para optimizar sus resultados. La pega es que el nivel sonoro resulta demasiado patente, más aún cuando el cambio, como el resto de la gama (salvo el 2.0 CRDi) es manual de cinco velocidades. En este sentido resulta más agradable el 1.6 CRDi 115 CV, pues desde muy bajo régimen responde con brillantez y con una suavidad que abruma. La dinámica es otro de los alicientes del i30, así como el tacto de la dirección y, en menor medida, del cambio.

    prestaciones

    También la calidad de los acabados gana muchos enteros respecto a modelos como el Accent o el Elantra. Tres serán las versiones disponibles, Confort (sin aire acondicionado), Style y Premium, esta última sólo para los motores dos litros. Todos los i30 contarán de serie con control de estabilidad ESP, así como airbag frontales, laterales y de cortina. Aunque Hyundai no ha hecho públicos aún los precios, el abanico se establece entre los 15.000 y los 20.000 euros. Más adelante, en febrero, llegará la versión familiar denominada i30 CW.

    Equipamiento

    Con 4,24 metros de longitud y una distancia entre ejes más que generosa (2,65 metros), el i30 goza de una habitabilidad y un nivel de acabados realmente elevados, aunque esto no resulta una sorpresa, ya que es un gemelo camuflado del Kia Cee’d, con el que comparte casi todo. El i30 apuesta por seis variantes mecánicas. En gasolina la elección pasa por un 1.4 de 109 CV, un 1.6 de 122 CV y un 2.0 de 143 CV, todos ellos multiválvuas y con distribución variable en sus entrañas. En diésel, el trío lo forman dos variantes de un mismo 1.6 litros, de 90 y 115 caballos, mientras en lo más alto se situará un 2.0 de 140 CV, aunque éste no estará disponible hasta el próximo septiembre. Todos gozan de inyección directa por raíl común y turbo de geometría variable. En nuestra toma de contacto pudimos comprobar la eficacia del 1.6 gasolina y el 1.6 diésel 115 CV.

    Suscríbete a nuestro boletín

    Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

    Ir arriba