Honda Civic Type S

21 Mayo, 2007, modificada el 24 Enero, 2011 por

Con una imagen completamente distintiva, el Honda Civic Type S se presenta como un compacto interesante por prestaciones, comodidad y equipamiento, aunque su precio de compra infunda respeto

11

El nuevo Honda Civic Type S se presenta como un compacto de garantías, con una imagen completamente distintiva y un motor rápido y económico que le sitúan como una oferta interesante por ser completamente original a la vez que funcional. El Type S dispone de detalles exclusivos frente a la versión conocida de cinco puertas que le otorgan un plus extra de deportividad. La nueva carrocería de tres puertas es más aerodinámica, con una luna delantera más inclinada y además detalles como las llantas de 17 pulgadas y diseño exclusivo, o los faldones tanto delanteros como traseros contribuyen notablemente a aumentar la estética agresiva de este modelo.


Su precio puede infundir cierto respeto a priori, pero la originalidad de este modelo y el completo equipamiento de serie quedan reflejados explican lo abultado de la cifra inicial.

  • En marcha



  • Prestaciones



  • Equipamiento



  • Espacio y practicidad



Comportamiento

 

En marcha

El rendimiento en carretera de este Honda Civic es mesurado. Las suspensiones (de tipo Mc Pherson en el eje delantero y eje torsional en el trasero) ofrecen un rendimiento muy adecuado para un coche de estas características, dotándole de la suficiente consistencia en curva y siendo cómodas en zonas bacheadas o de asfalto en mal estado.
El rendimiento de los frenos también es satisfactorio. Tienen buen tacto y potencia de sobra para sujetar el empuje del motor de 140cv. En el eje delantero monta discos ventilados de 282mm y en el trasero son macizos de 260mm.


Entre los detalles especialmente cuidados en este diésel japonés destaca especialmente el del sonido. Tanto el motor, que es de por sí silencioso, como la buena acústica del habitáculo contribuyen a una rumorosidad excelente en el interior. Pero es que incluso con la ventanillas bajadas, los dos tubos de escape resonadores (situados uno a cada lado) logran extraer de un motor alimentado por gas-oil un sonido que simula el de un gasolina, con un rugido muy característico.

prestaciones

El motor 2.2 i-Ctdi de 4 cilindros en línea alimentado por 4 válvulas por cilindro, desarrolla una potencia de 140cv a 4.000 rpm. Son 140 caballos de verdad, incluso se tiene la sensación de tener algún caballo extra. Frente a los motores de la competencia más difundidos, como el 2.0 TDI de Volkswagen o el 2.0 HDI de PSA con 140 y 138cv respectivamente, el propulsor japonés destaca por tener un par más alto en un régimen alto de vueltas. Realmente, el par máximo (de 340Nm) se obtiene a 2000 rpm, pero más allá de las 3500 rpm “hay mucha vida” en este motor, que sin embargo, a bajo régimen es menos potente que los dos citados con anterioridad, y por tanto, mucho más parecido al que vende Ford, el 2.0 TDCI de 140cv. Eso sí, el consumo en régimen mixto de este Honda está cifrado oficialmente en 5,2 litros, mientras que la media real refleja un gasto (tampoco desorbitado) de 6,6 litros por cada cien kilómetros. Unas cifras muy similares a las del motor de Volkswagen, que sigue siendo el más ahorrativo.


Este 2.2 i-Ctdi está asociado a una caja de cambios de seis velocidades, que tiene un manejo fácil, y cuyas relaciones están muy bien ajustadas, lo que contribuye a extraer la potencia necesaria del motor en cada momento.

Equipamiento

El equipamiento de serie del Type S es ciertamente extenso. Además de incluir los detalles del exterior como: faldones, taloneras, spolier y llantas de 17 pulgadas, también ofrece detalles en esta línea como los espejos retrovisores del mismo color de la carrocería con intermitentes integrados, que además son plegables eléctricamente y calefactables o el auto enciendido de las luces.


En cuanto a la seguridad, el control de estabilidad y tracción VSA así como los airbags de conductor pasajero y de cortina para las plazas traseras, también son de serie en esta versión.


Como parte del equipamiento opcional destaca el techo panorámico, así como la cámara de asistencia al aparcamiento situada en la parte superior de la matrícula que facilita la imagen del espacio disponible para aparcar en el monitor de navegación al seleccionar la marcha atrás.

Espacio y practicidad

El diseño exterior del Civic Type S es uno de los puntos fuertes de este original modelo. A las llantas de 17 pulgadas y diseño exclusivo (con neumático: 225/45/R17) que además de atractivas resultan eficientes,  hay que sumar el distintivo que le otorgan los paragolpes, tanto delantero como trasero, que son del mismo color que la carrocería y unos faldones delanteros y traseros, así como las taloneras que refuerzan su imagen lateral. En la zaga,  el logotipo ’Type S’ y la doble salida de escape le hacen ser fácilmente reconocible, así como por el spolier. El  techo acristalado, de moda en todos los coches de este segmento, también está disponible en el Type S. Existe una cortina que se pliega electricamente en dos partes que se unen en el centro del techo, dejando el cielo visible aunque no ofrece la posibilidad, por tanto, ni dejar una superficie totalmente despejada, ni de que el techo pueda abrirse.

Pero si su imagen exterior resulta inconfundible, en el interior el Civic Type S la sensación de estar en un coche completamente distinto al resto es incluso mayor. Tanto el diseño del salpicadero, como el puesto de conducción son completamente revolucionarios. El resultado de esta apuesta es un ambiente interior de vanguardia y tecnología, que puede resultar atractivo y agradable, pero que también ofrece, por contra, ciertos problemas ergonómicos. En primer lugar, el conductor tiene tres pantallas a las que mirar. En el cuadro de mandos el cuenta revoluciones ocupa el lugar principal, y el velocímetro -digital- está situado detrás del cuadro, pudiendo resultar invisible por el aro del volante. Además, la pantalla de navegación también ofrece datos relevantes y es otro punto de referencia para el conductor. Por lo demás, el exceso de botones tanto en la consola central como en el volante, también puede resultar abrumador al conductor. Hasta 12 controles se disponen en un volante que resulta muy adecuado por tacto y tamaño, pero que con tanto botón puede ser más semejante al de un monoplaza de fórmula 1 que al de un coche se serie.  


El espacio tanto en la parte delantera como en la trasera es adecuado, muy similar al de otros coches de su categoría que por su diseño pueden aparentar una habitabilidad mayor, tales como el Ford Focus o el Seat León. El volumen del maletero del Civic también está dentro de la media, con un volumen de 485 litros.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba