Prueba

Honda Civic Type R 2015

78 fotos

Ampliar

11 de junio, 2015

Honda lanza la versión más radical del Civic: el Type R. Con 310 CV, un rugido constante en cuanto rozas el acelerador y un comportamiento de lo más divertido, el deportivo japonés conquistará el corazón de los más pasionales. A la venta en septiembre a partir de 34.500 euros.

Nos ha encantado conducir este Honda Civic Type R, que nos resultó atractivo en cuanto lo vimos, con sus formas agresivas y su estético alerón. Disfrutar de sus cualidades dinámicas, con una aceleración pasmosa y el correspondiente  poder de frenada, con una gran estabilidad y un sonido del motor más que seductor ha sido un privilegio que hemos vivido en el circuito de Eslovaquia.

Un coche tan radical, tracción delantera y con semejante carga tecnológica es un producto que levantará pasiones en cualquier amante de la conducción deportiva. La pregunta es si, tal y como están los tiempos, con una penalización social y legal de todo lo que tiene que ver con la velocidad –por mucho que ésta sea en muchos casos un elemento de seguridad activa que pocos fuera del mundillo automovilístico quieren reconocer-, un prodigio técnico como el Civic Type R tiene sentido fuera de un circuito.

No digo que no se pueda disfrutar a velocidades legales, pero el verdadero poder de un vehículo con el par, la respuesta inmediata a cualquier número de revoluciones y todo el resto de cualidades de este Civic Type R se encuentra mucho más allá de los 120 km/h.

Hecha esa reflexión, nuestro veredicto es claro: Magnífico y arrollador: si te gusta la conducción deportiva, plantéate su compra.

Nuestra valoración: 8,8

9

10

9

8

8

9

Destacable

  • Capacidades dinámicas
  • Diseño muy atractivo
  • Manejo del cambio

Mejorable

  • Cansado para viajes largos
  • Visiblidad trasera
  • Se disfruta plenamente en circuito

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: La forma sigue a la función

Honda Civic Type R 2015Aunque, cuando recorres con la mirada las formas del Civic Type R, te dejas seducir por su belleza, no es un objetivo estético el que las ha formado. Son como son para cumplir a la perfección con los objetivos que se le han marcado a este deportivo desde el punto de vista de la velocidad, el agarre, la estabilidad y la refrigeración de su mecánica. Lo que seduce es justo que esas formas tan atractivas cumplan además con unas funciones tan claras y lo hagan generando esa armonía. Eso sí, la del Civic Type R no es una belleza facilona y superficial, sino que tiene ese algo que se te queda en los ojos, te llega al corazón… y te hace desear ponerte al volante y conducir de verdad.

Con estos rasgos algo agresivos, el Civic Type R debe llegar a sus 270 km/h de velocidad máxima con un comportamiento impecable, y es ese diseño el que logra crear un efecto de succión que sujeta al coche al suelo y que, por otra parte, ofrece una resistencia mínima al aire.

Los bajos están carenados y su superficie es prácticamente plana, de forma que el aire pase por debajo y, al llegar a los difusores traseros, cree ese efecto de pegar el coche a la carretera. El alerón trasero ejerce una presión de carga hacia abajo destinada a sujetar bien la parte de atrás sin lastrar la aerodinámica con sus formas. En la parte delantera, los faldones generan igualmente una carga aerodinámica y reducen la elevación del coche, y el paragolpes inhibe las turbulencias del aire en las llantas delanteras, lo que mejora la estabilidad a las altas velocidades que se pueden alcanzar en el Civic Type R (¡hasta 270 km/h!), especialmente en curvas.

La otra función específica del diseño es la refrigeración del motor y de los frenos. Para esto están las grandes parrillas delanteras: captan mayor volumen de aire, que entra en el vano motor y , una vez cumplida su misión, sale por las rejillas situadas encima de las ruedas.

Todos esos elementos aportan también una dimensión estética y, así, el acabado en negro brillante de los spoilers delanteros y los del portón resaltan el perfil bajo y ancho de eeste Civic, que, por cierto, ha sido creado en Japón sólo para el mercado europeo.  Los dos tubos de escape dobles, bien visibles al asomar por debajo del embellecedor trasero, son un presagio de la potencia de ese motor 2.0 VTEC Turbo.

Leds subrayando las ópticas delanteras y traseras, unas llantas de aleación de 19 pulgadas que dejan ver las pinzas Brembo mordiendo los discos de freno dan idea de la radicalidad en el comportamiento de este Type R, la tercera generación comercializada en España. Los neumáticos, desarrollados expresamente para este modelo por Continental, destacan por sus medidas también extremas (235/35 R19) y responden a una mayor exigencia en estabilidad y adherencia.

Cinco colores componen la gama cromática de la carrocería de 5 puertas, única disponible para este Civic, (blanco, negro, azul, rojo y plateado), que además exhibe en diversos puntos el icono Type R.

Interior: La pasión por dentro

Honda Civic Type R 2015El habitáculo del Civic Type R está tapizado de negro y rojos y negros son los asientos, con el reposacabezas integrado en el respaldo y forrados con tejidos aterciopelados y costuras vistas. Recogen bien el cuerpo y su mullido se ha hecho más fino para, sin perder comodidad, poder situar el asiento aún más bajo, lo que te da una sensación total de cockpit. El volante, de radios más finos que en el Civic normal, va forrado en cuero negro con pespuntes rojos,  es plano en la parte inferior (para  que no haya problemas de espacio para las rodillas) y tiene marcado el punto superior con una pieza de cuero rojo de manera que el conductor tenga una referencia del ángulo con el que ataca las curvas. Es regulable en altura y profundidad y se ha hecho descender un poco su posición para que, con el asiento en su punto más bajo, se vea la instrumentación, con relojes analógicos y una pantalla superior digital con información básica, muy clara, que incluye la velocidad, la marcha en la que se circula y un indicador de si conviene cambiar a otra.

A la derecha, se muestran pantallas complementarias, que, a elección del conductor, muestran las fuerzas G experimentadas, la presión de los frenos y la posición del pedal del acelerador; la presión del turbo, la temperatura del agua y la presión y temperatura del aceite; el tiempo de vuelta; el tiempo de aceleración de a 100 km/h; y el tiempo de aceleración de 0 a 100 m.

Los asientos traseros son aptos para dos personas y tienen las mismas características que los delanteros. Una vez instalado en el puesto de conducción, la visibilidad es buena, aunque hacia atrás queda dividida por la presencia del alerón. Nos gustan las líneas del salpicadero, que no difieren del Civic normal, y, en su extremo izquierdo, cuenta con un llamativo botón rojo con los signos +R. Se trata del mando que permite intensificar las sensaciones dinámicas en la conducción de este Type R, como os contamos más abajo,  en el apartado de comportamiento.

El freno de mano se sitúa más cerca del asiento del copiloto que del conductor y junto a él hay dos huecos para botellas, aunque, por lo que hemos podido experimentar, si los ocupas, tu codo chocará con ellas al manejar el cambio.  Éste, de 6 marchas, con recorridos cortos y tacto preciso y seco, es muy manejable y rápido de accionar.

Motor: Un rugido de 310 CV

Honda Civic Type R 2015Honda quiere batir récords en el segmento de los compactos con tracción delantera y eso es lo que ha logrado con este Civic Type R y con su motor turbo 2.0 VTEC de la nueva generación Earth Dreams Technology: con una potencia de 310 CV y un par máximo de 400 Nm (a 2.000 rpm), acelera de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos y alcanza la velocidad máxima de 270 km/h. Con esas prestaciones, las emisiones de CO2 -170 g/km- no son llamativas y cumplen la normativa Euro 6.
Las tecnologías VTEC y VTC, incorporadas con el nuevo turbocompresor,  controlan la apertura de las válvulas de escape y la distribución del combustible por inyección directa en los cilindros de manera que se obtenga una respuesta del motor desde los niveles más bajos de revoluciones y que haya una aceleración continua, sin altibajos. Se trata de tecnologías de combustión de alta precisión, que ademásminimizan el gasto de combustible (los inyectores sólo introducen en los cilindros la dosis necesaria de gasolina, pulverizada y a alta presión, para que cumpla su cometido sin el mínimo exceso). Así se optimiza la mezcla de aire y de combustible y, por tanto, la efectividad de la combustión. El sistema de start and stop (o corte del ralentí, como lo llama Honda), que permanece desactivado cuando se aprieta el botón +R, permite también un cierto ahorro, pero no penaliza el arranque posterior, que es rápido.

Al conducir este Civic, el rugido del motor nos acompaña siempre, sin importar la marcha en la que vayamos ni la velocidad a la que circulemos. Es un poco más bajo hasta las 2.000 vueltas, pero a partir de ahí y, sobre todo, más allá de las 3.000 rpm… ¡llevamos un león con nosotros! En realidad, ese sonido es típico de los grandes deportivos y Honda lo ha “diseñado” a su manera: ha retirado el silenciador que se suele utilizar para amortiguar el ruido y, en su lugar, se ha colocado un resonador en la sección trasera para mantener el ruido dentro de los niveles normalizados y reducir sólo determinadas bandas de frecuencia.También el sistema de escape consigue que el sonido de los gases de escape aumente en consonancia con el par del motor.

Comportamiento: Lo que quieras, cuando quieras

Honda Civic Type R 2015Durante la presentación del Honda Civic Type R a la prensa especializada, hemos tenido la oportunidad de conducirlo tanto en carretera (tramos de autopista, carreteras secundarias con curvas) como en circuito (en el de Eslovaquia, cerca de Bratislava), donde este pura sangre encuentra el lugar ideal para dar rienda suelta a su energía. También contamos con una vuelta de demostración como acompañantes del piloto de Honda  Gabriele Tarquini, que acabó de sacar todo el jugo a este Civic radical.

Conscientes de que este Type R es demasiado extremo para un uso en vías convencionales, donde el límite de 120 km/h no permitiría disfrutar de sus aptitudes, en Honda invitan a sus compradores a que lo lleven a circuitos (de hecho, en la rueda de prensa uno de los compañeros periodistas les sugirió que organizaran una copa Civic Type R como las que había hace años con otros modelos). Lo que sí es cierto es que, preparado para dar el do de pecho en una pista, cuando se hace un uso “normal” de este Type R los niveles de diversión al volante, precisión y seguridad sobrepasan todos los niveles. Puedes acelerar en cualquier adelantamiento comprometido, trazar curvas sin balanceos, apuntar las trayectorias para que las siga obediente, frenar a fondo si es necesario… todo ello sin despeinarte, pero, eso sí, acompañado por un rugido constante del motor, que posiblemente llegue a enervar en viajes largos. Este Honda no tiene vocación de berlina, no lo es, sino de divertimento maravilloso para paladares automovilísticos refinados y hambrientos de emoción, porque  esa sí que la da a raudales.

Para que todo funcione de esa manera drásticamente eficaz, el Civic Type R ha sido concebido como un artefacto tecnológico sin precedentes en los Honda  de calle. Se ha incorporado una serie de avanzados y exclusivos sistemas para la suspensión, que maximizan las prestaciones y  la transmisión de potencia a la carretera. El nuevo sistema de suspensión adaptativa a las cuatro ruedas específico del Type R permite un control independiente y continuo de cada una de las ruedas para ofrecer una estabilidad excepcional en carretera, limitar la transferencia de peso a cada rueda en procesos de aceleración y desaceleración muy marcados y mantener una conducción uniforme y fluida. ¿Cómo funciona? Monitorizando el estado del coche en  milisegundos y controlando la fuerza amortiguadora que es precisa en cada momento. De esa forma, se mejora el contacto con la superficie de la carretera (incluso en el caso de las superficies irregulares) y se mantiene la tracción a cualquier velocidad. Además, limita los balanceos de la carrocería, con lo que las curvas, como decíamos, se negocian sin ningún sobresalto.

La dirección asistida eléctrica (EPS) de doble piñón desarrollada a partir de la instalada en el Civic de 5 puertas contribuye a proporcionar una respuesta rápida y lineal, además de una buena sensibilidad del volante (el conductor percibe lo que está ocurriendo en el asfalto).

La suspensión trasera lleva barra de torsión en forma de H, más rígida, lo que mejora la estabilidad y el paso por curvas a gran velocidad.

Y luego llegamos al “botón mágico”, redondo y rojo, con un “+R” grabado y situado a la izquierda del volante, junto al panel de instrumentos, que, al activarse ese botón,  pasa de iluminarse en blanco a hacerlo en rojo. Además, aparece el logotipo +R a la izquierda del indicador de revoluciones, el sistema de corte de ralentí se desactiva y en el comportamiento del Civic Type R ocurren varios fenómenos dinámicos: la capacidad de respuesta del motor aumenta y la asignación de par se modifica y adopta un ajuste más agresivo y más orientado al rendimiento, de forma que se puede aplicar más par disponible  a velocidades del motor más bajas. La dirección electrónica asistida reduce el nivel de asistencia para proporcionar una sensibilidad del volante más fuerte y compacta. Si de normal este Civic te sube las pulsaciones, con el modo +R se te sale el corazón por la boca…

Equipamiento: Versión normal y GT, con más seguridad

Honda Civic Type R 2015Los niveles de equipamiento del Honda Civic Type R no tienen ninguna complicación. Sólo existe la versión base y un pack denominado GT que aporta mejoras de diseño, comodidad y seguridad. Ambas versiones se pueden luego personalizar con una serie de accesorios tanto en el interior como en el exterior. En cuanto a precios, el Civic Type R normal costará 34.500 euros y la versión GT, 37.000.

Sí podemos comentar que el equipamiento de serie cuenta con el sistema de infoentretenimiento Honda Connect, que funciona con Android y puede manejarse de manera táctil, con las funciones de una tablet en ese sentido (toque, desplazamiento y pellizco para accionar elementos). El climatizador y el control de crucero están también en el equipamiento de serie. En cuanto a seguridad, este Type R cuenta con los mismos elementos que un Civic normal, tiene también las cinco estrellas de EuroNCAP e incorpora los mismos airbags (conductor, pasajero, lateral y lateral de cortina), elementos de seguridad pasiva (incluidos los reposacabezas con protección contra traumatismo cervical) y seguridad activa electrónica que su hermano.

La versión GT añade en el exterior rebordes rojos para identificarla como algo especial, además de elementos de comodidad, como los sensores de aparcamiento delanteros y traseros, faros que se activan con la oscuridad, sensores de lluvia que activan automáticamente el limpiaparabrisas, los retrovisores exteriores eléctricos y el sistema de control de crucero adaptativo (ACC), que permite al conductor establecer la velocidad y la distancia de seguridad que desea mantener con respecto al vehículo que circula por delante. Además tiene sistema de navegación Garmin (con cinco años de actualizaciones gratuitas) integrado en el Honda Connect y sistema de audio de  212 vatios con ocho altavoces.

Por último, destacan tecnologías de seguridad como el sistema de avisador de colisión frontal, el sistema de alerta de cambio involuntario de carril, el sistema de luces de carretera automáticas, el avisador de ángulo muerto, el sistema de alerta de tráfico cruzado, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico y el  control de crucero adaptativo.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche