Honda Civic: al día

18 noviembre, 2008

El compacto japonés se actualiza con cambios externos e internos, cambia un motor y añade una transmisión.

La gama 2009 del Honda Civic, rival de modelos como los Audi A3Ford Focus, Citroën C4, Renault Mégane, Toyota AurisVolkswagen Golf VI, entre otros, se refresca al acompañarse de un completo paquete de mejoras. De momento, la parcela estética ha sido ligeramente revisada con nuevas entradas de ventilación mecánica bajo el paragolpes frontal, en el spoiler, cambios en la distribución de los pilotos y, en el caso de las versiones de tres puertas, un aspecto general más próximo al deportivo Type R. Los últimos incluyen parrilla y pilotos específícos, nuevos diseños de llantas y paragolpes, y pronunciados faldones laterales pintados en la misma tonalidad que el resto de la carrocería. Todo ello permite al Civic de 3 puertas distingurse más del de 5.


El interior de ambos exhibe nuevos tapizados y texturas en los plásticos y recubrimientos. Los acabados más completos se benefician de un sistema de sonido que incluye toma para iPod, puerto USB y conexión Aux-in para fuentes nómadas de audio, dispositivos que se pueden gestionar desde los botones situados en el volante.


Por otra parte, y aunque de momento la marca no ha facilitado mayor información al respecto, la actual mecánica de gasolina 1.4 da paso a otra de menor cilindrada y consumo, algo más enérgica y silenciosa.


Sigue disponible el cambio de marchas automático I-Shift. En el motor de gasolina 1.8 añade un programa deportivo que facilita una conducción más dinámica. Además, ya se ofrece para la carrocería de cinco puertas, aunque con cinco marchas en vez de seis y convertidor hidráulico de par en lugar de embrague motorizado. Por su parte, el turbodiésel i-DTEC modifica desarrollos para optimizar el consumo. En unos y otros la instrumentación añade un indicador de paso de marcha, llamado SIL, ideado para aquilatar el gasto de carburante siguiendo sus recomendaciones.

Por lo demás, la versión híbrida modifica ligeramente su estampa -llantas, paragolpes algo más prominentes, detalles decorativos en faros y pilotos, nuevos tapizados y guarnecidos…-, mientras que el rabioso Type R de 200 CV añade una variante pintada en un tono blanco que emula los primeros Fórmula 1 de la marca. También apareja llantas de 18 pulgadas a juego, detalles cromados adosados a la parrilla, la deportiva tapa del depósito y las manecillas de las puertas, y un diferencial viscoso para mejora dinámica y tracción en curvas y cerrados virajes practicando una conducción rápida.

    Ficha

    Comparte este artículo

    Suscríbete a nuestra newsletter

    Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

    * He leído la Política de privacidad

    Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

    Comenta este artículo

    * He leído la Política de privacidad

    Ir arriba