Honda Civic 1.6 iDTEC 120 CV: la prueba

Honda Civic 1.6 iDTEC 120 CV: la prueba

18 agosto, 2014

El Honda Civic 1.6 iDTEC de 120 CV es un compacto que convence por sus soluciones prácticas, como sus magic seat o la instrumentación. Su confort de marcha y bajos consumos también son destacables, pero milita en el segmento más competitivo del mercado. Así se defiende este Honda.

Nuestra valoración: 7,0 Bastante bueno

7

6

7

7

7

8

Destacable

  • Soluciones prácticas.
  • Estética diferenciada.
  • Imagen de marca.

Mejorable

  • Sonoridad interior.
  • Iluminación sin xenón.
  • Luneta trasera.

Hay que ver lo que ha crecido y lo que ha cambiado el Honda Civic a lo largo de los últimos 40 años (la primera generación se presentó en 1973 y ya vamos por la novena…). Ha pasado de ser prácticamente un micro coche a un compacto que destaca por su amplitud interior y un diseño muy característico.

La última versión, desvelada en 2012, sigue las líneas maestras de la anterior, con unos trazos en cuña muy marcados y una trasera peculiar en la que la luneta partida es su rasgo más característico. Para mi gusto resulta un poco recargado, pero reconozco que es diferente a sus competidores y que huye de lo tradicional.

El interior resulta amplio y confortable, con una instrumentación envolvente y de diseño futurista que además es muy legible y completa.

El Civic está repleto de soluciones prácticas como los magic seats, que permiten abatir contra el respaldo la banqueta trasera y dejar así un hueco desde el suelo hasta el techo, ideal para llevar bultos altos como una planta o una pantalla de televisión.

El motor 1.6 iDTEC de 120 CV tiene unos consumos muy buenos, aunque su respuesta en baja es algo remolona; resulta fácil calarlo en los semáforos si llevamos el aire acondicionado puesto y somos de esos a los que no nos gusta “picar embrague” en las salidas.

Frente a sus rivales, este Honda ofrece un interior amplio y práctico, una imagen diferenciada y unos buenos consumos. Sin duda es un buen coche y su relación precio/producto es interesante, sobre todo tras la puesta al día del Honda Civic llevada a cabo hace unos meses, en la que se ha mejorado la dotación de serie del modelo.

Diseño Honda Civic 1.6 iDTEC: extravagante y práctico

Las formas del Civic poco a poco van resultando menos chocantes, aunque siguen siendo originales. La novena generación repite los trazos iniciados por el modelo anterior, aunque algo más exagerados, especialmente en la vista trasera, con unos grupos ópticos más grandes y que sobresalen del cuerpo del coche.

Personalmente, me gusta más la vista frontal que la posterior, en la que la luneta partida no termina de convencerme; me parece peor solucionada que en el primer coche que la incorporó, el Lancia Gamma de 1976. En éste se disimulaba la mitad inferior bajo unas láminas de aluminio que permitían ver de dentro hacia atrás, pero no desde fuera hacia el interior.

Las llantas de 17 pulgadas del acabado Sport son llamativas y muy fáciles de limpiar, aunque, como veremos más adelante, penalizan bastante las prestaciones al contar con demasiada goma (225 mm de ancho) para los 120 CV disponibles.

Los pasos de rueda enmarcados en plástico negro dan un aire robusto al lateral del Civic, más aún con el contraste que hace si el modelo es de color rojo, como en la unidad de pruebas. Además de resultar atractivos estéticamente, son prácticos para proteger de posibles roces, al ser elementos que sobresalen del resto de la carrocería.

Las puertas son amplias y abren en un ángulo de casi 90º, lo que permite un buen acceso al interior, especialmente a las plazas traseras.

Lo que me ha gustado de este diseño es que en Honda han conseguido que convivan líneas futuristas con soluciones prácticas (salvo el tema de la visibilidad de la luneta), propiedades que no siempre son fáciles de conciliar.

Interior Honda Civic 1.6 iDTEC: confort y versatilidad

Estéticamente, sigue sorprendiendo el diseño del tablero del Civic, con la instrumentación en 2 niveles claramente diferenciados y formando una envolvente hacia el conductor… pero lo cierto es que resulta realmente práctico y cómodo, con una visibilidad muy buena y una información muy completa. Gracias a ello no necesita del head up display del Mazda3 o el i-cockpit del Peugeot 308: todo está a la vista de forma clara y legible.

El tacto de los mandos es bueno y los ajustes no tienen crítica posible. Uno se siente (y se sienta) cómodo en el Civic, con una postura de conducción muy natural y suficiente amplitud en todas las plazas -salvo la central de la banqueta trasera-. El problema es la anchura en la parte de atrás (algo normal en esta categoría), pero el asiento es cómodo y además el suelo es plano, con lo que tenemos mucho espacio para los pies, algo en lo que sus rivales “pinchan” al contar con un incómodo túnel central.

Es curioso cómo un diseño llamativo puede convivir con soluciones prácticas como los magic seats, que permiten elevar la banqueta para transportar bultos que ocupen espacio a lo alto: podemos aprovechar el espacio desde el suelo hasta el techo y así transportar una maceta grande o cosas similares.

El maletero tiene unas formas muy cúbicas y es fácil de cargar, aunque se echan en falta elementos con los que poder sujetar lo que llevemos en él. El portón es amplio y deja un hueco con el que poder ordenar el maletero de forma cómoda.

Si necesitamos ampliar el espacio de carga, los respaldos traseros se pueden abatir y dejan un suelo completamente plano en una maniobra rápida y sencilla.

Motor Honda Civic 1.6 iDTEC: en la media

La mecánica Earth Dreams de Honda tiene un funcionamiento en el que lo más destacable es la suavidad. Resulta algo “cantarina” a poca velocidad, pero no transmite vibraciones al habitáculo y tiene un comportamiento bastante redondo.

Lo que no me ha gustado mucho es que por debajo de 1.400 rpm no hay nada bajo el pie derecho. Depende de que el turbo esté generando presión para que este propulsor tenga algo de vida. Esto hace que, si está acoplado el compresor del aire acondicionado, tengamos que tirar bastante de embrague para evitar calar el motor. Esta falta de par en bajas vueltas hace que sea algo incómodo en ciudad.

En carretera, el Civic diésel es un coche muy silencioso y con un rodar muy agradable, aunque a la hora de realizar un adelantamiento los 120 CV rinden menos de lo que uno se espera y hay que tenerlo en cuenta para calcular el espacio necesario a la hora de rebasar otro vehículo.

La caja de cambios, fiel a la tradición nipona, tiene un tacto excelente, con recorridos cortos y una buena posición de la palanca, aunque prefería la que emergía del salpicadero y quedaba al lado del volante de los Civic de séptima generación (denominada EP).

Los desarrollos del cambio están bien elegidos para las prestaciones de la mecánica; lástima que los neumáticos 225/45-17 supongan un lastre importante para 120 CV.

Comportamiento Honda Civic 1.6 iDTEC: para todos los públicos

Los japoneses consiguen un buen tacto en los coches; al menos a mí me agrada conducirlos. Son algo sosos, pero resultan cómodos y filtran bien los defectos del asfalto sin perder demasiada precisión… y es difícil lograr este equilibrio. Es cierto que hay coches en el mercado mucho más divertidos y eficaces, pero no es lo que se busca en un compacto con ciertas dotes familiares. Si quieres sensaciones al volante (aunque se apellide Sport, no lo es tanto), para eso tienes el Type R.

En ciudad resulta cómodo, aunque la visibilidad no es todo lo buena que debería. La luneta trasera hace que muchas veces otros vehículos sean invisibles, sobre todo por la noche, porque los faros del coche que viene detrás van a coincidir con la barra opaca del portón.

En carreteras nacionales y comarcales es un modelo bastante ágil, con una dirección rápida y buen aplomo, aunque si el asfalto está rizado hay que tener cuidado con el ABS, ya que rápidamente va a entrar en acción. Se trata de un problema bastante frecuente en coches con tanto neumático y perfil bajo.

El habitáculo es bastante silencioso, el motor apenas se oye en cuanto superamos los 60 km/h y hace que los viajes sean muy confortables.

En la pista de pruebas, forzando las cosas, la suspensión trasera se comporta bien; las reacciones de este Civic son muy progresivas al límite. En la maniobra de esquiva, el coche pasa sin el menor problema y el ESP tiene un buen tarado a la hora de corregir nuestros errores.

Los frenos son buenos y aguantan bien el esfuerzo. Sin duda, el chasis está muy por encima de las prestaciones de esta mecánica de 120 CV.

Hablamos de un coche seguro y cómodo para el uso diario, incluso con cierto dinamismo si un día estamos animados… Pero ten en cuenta que no es un deportivo, aunque se puede ir rápido con él.

Equipamiento Honda Civic 1.6 iDTEC: justiprecio

La dotación de serie de la versión Sport es correcta: por poco más de 21.000 euros no echaremos en falta nada importante, aunque el Seat León prácticamente por el mismo precio ofrece una mecánica de 140 CV y faros full LED.

Si no vas a viajar mucho por la noche, no hay problema; de lo contrario, te recomiendo que te plantees añadir al equipamiento del Civic los faros de xenón.

Honda ofrece multitud de “extras”, algunos de ellos tan interesantes como el rádar de tráfico transversal (ver vídeo al respecto en nuestra sección de vídeos), que garantiza la seguridad al salir de un estacionamiento en batería, etc. Sin embargo, no está disponible en este nivel de acabado, que ofrece elementos como:

  • Llantas de 17 pulgadas en vez de 16″.
  • Retrovisores con plegado eléctrico.
  • Cámara trasera (que no se ve muy bien, por cierto).
  • Climatizador bi-zona.

Como es tradición en los modelos japoneses, la configuración del coche es bastante complicada, no siendo posible incorporar determinados elementos por separado. Si quieres faros de xenón o los asientos de cuero, tienes directamente que ir a un acabado superior. Normalmente “sale a cuenta”, si bien es cierto que a veces tendremos que pagar por elementos que no queríamos a cambio de contar con lo que sí necesitamos.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • Alarma
  • Airbag lateral conductor/acompañante
  • ABS con EBD y asist
  • Inmovilizador antirrobo
  • Cámara de visión trasera
  • Luces diurnas sistema LED
  • Faros antiniebla
  • Tercera luz de freno
  • Airbag conductor y acompañante
  • Airbag de cortina (Del
  • Airbag acompañante desactivable
  • Sistema de ayuda de arranque en pendiente
  • Control de estabilidad y tracción (VSA)
  • ISOFIX
  • Sensor de luces

Confort

Equipamiento de Serie

  • Pomo cambio en piel
  • Sensor de lluvia
  • Bandeja maletero
  • Llantas aleación 17´´
  • Volante en piel
  • Ajuste altura asiento conductor
  • Asientos traseros multiconfigurables
  • Tapicería tela
  • Control de crucero con limitador de velocidad
  • Retrovisores exteriores con plegado eléctrico remoto (vía mando llave)
  • Toma de 12v maletero
  • Elevalunas eléctricos delanteros y traseros
  • Volante regulable
  • Retrovisores exteriores plegables eléctricamente
  • Climatizador automático dual
  • Cierre centralizado mando distancia (x2)
  • Retrovisores exteriores eléctricos y calefactables
  • Dirección asistida eléctrica (EPS)
  • Sistema de parada automática al ralentí - Idle Stop
  • Toma de 12v delantera

Equipamiento Opcional

  • 500 €Pintura metalizada y efecto perla

    Multimedia y Audio

    Equipamiento de Serie

    • Entradas audio Aux/USB
    • Pantalla multi información en color (i-MID)
    • Bluetooth - manos libres (HFT)
    • Mandos control audio en volante
    • Radio CD compatible MP3

    Consumo Honda Civic 1.6 iDTEC: ahorrador

    Los consumos de esta mecánica “Earth Dreams” de Honda son buenos, pero no los mejores de su categoría: hay modelos como el Golf Bluemotion con casi un litro menos de media. Aun así, las cifras obtenidas con el Civic se pueden calificar de sobresalientes, con medias en autovía a 120 km/h de 5,2 l/100 km, con una temperatura ambiente bastante alta y el climatizador funcionando con insistencia.

    En ciudad, el gasto de combustible sin mucho tráfico ha sido de 6,1 l/100 km, lo cual tampoco está mal. El Start & Stop funciona correctamente, aunque estos días calurosos se echa de menos contar con el aire acondicionado mientras estamos detenidos; menos mal que el sistema se puede desactivar.

    En carretera, el sistema Econ nos ayuda a realizar una conducción eficiente de forma bastante intuitiva, pudiendo bajar los consumos hasta los 4,5 l/100 km sin mucho esfuerzo.

    El motor 1.6 iDTEC es bastante sensible a nuestro estilo de conducción, por lo que si avivamos el ritmo, las cifras varían bastante. Al no contar con mucho par natural debido a su baja cilindrada, es necesario apurar bastante las marchas, lo que dispara los consumos.

    En cualquier caso, el Civic es un coche que se puede considerar austero en este apartado.

    Rivales

    Honda Civic 1.6 i-DTEC Sport

    Desde
    23.400 €

    Diesel


    6 marchas

    120

    10,5

    3,7

    98

    Ford Focus 1.6TDCi Titanium 115

    Desde
    22.450 €

    Diesel


    6 marchas

    115

    10,9

    4,5

    117

    Peugeot 308 1.6e-HDI Allure

    Desde
    24.550 €

    Diesel


    6 marchas

    115

    10,9

    3,8

    100

    Seat León 2.0TDI CR S&S Style 150

    Desde
    24.250 €

    Diesel


    6 marchas

    150

    8,4

    4,3

    110

    Comparte este artículo

    Suscríbete a nuestra newsletter

    Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

    Te puede interesar...

    Comenta este artículo

    Pablo 18 agosto, 2014

    Hola Rubén, por un lado quiero felicitarte por seguir redactando incluso cuándo parece que otros muchos de han ido de vacaciones, y también porque la mejora en la edición del vídeo parece que se “consolida´´, aunque nada es perfecto y en algunas partes deja de oírse por momentos o la música está un pelín alta; y también echo de menos algún minuto en la pista (aunque entiendo que no siempre es posible). En cuánto al coche, creo que combina uno de los exteriores más feos del segmento, con uno de los puestos de conducción más bonitos. Coincido en que la pantalla dónde aparece la imagen de la cámara trasera está mal resuelta porque (supongo) que es similar a la que equipan otros japoneses, pequeña y alejada, en lugar de situar una gran pantalla en el salpicadero (aunque no equipe navegador) y proyectarla allí. Un saludo

    Rubén Fidalgo 18 agosto, 2014

    Hola Pablo, antes de nada agradecerte tus críticas porque son constructivas, ya que me das pistas de como mejorar. En lo que no estoy tan de acuerdo es en que me felicites por no tener vacaciones (de buen rollo 😉 jajajajaja) de buena gana me iba una semana con Curro al Caribe. Lo dicho, gracias por ayudar a mejorar y por seguirnos. Un saludo.

    Pablo 20 agosto, 2014

    Hola Rubén, más que felicitarte quería darte las gracias, pero desde el caribe también se puede escribir 😀 . Lo dicho, gracias.

    Rubén Fidalgo 21 agosto, 2014

    Desde el Caribe se puede escribir, sin duda, aunque me gustaría más hacerlo desde el balcón de una casita en O Barqueiro mientras veo entrar los pequeños barcos pesqueros al puerto… habrá que seguir intentándolo con el Euromillones…
    Un saludo 😉

    * He leído la Política de privacidad

    Ir arriba