Honda Accord 2.2 i-DTEC

10 Agosto, 2010, modificada el 9 Febrero, 2011 por

Para hacer frente a otras berlina del segmento, este Honda Accord turbodiésel permite viajar muy cómodo y seguro, sin renunciar a la deportividad, con un consumo ajustado y un completo equipamiento.

29

Con dos años en el mercado, la última generación del Accord aporta un diseño renovado, un motor turbodiésel de última generación y una tecnología a la última, además de una excelente imagen de marca. Cualidades con las que plantar cara a los numerosos rivales de un segmento muy competido,donde pelean los Citroën C5, Mazda6, Ford Mondeo, Opel Insignia, Peugeot 407, Renault Laguna, Skoda Octavia, Toyota Avensis y Volkswagen Passat.


El diseño del Accord es más elegante y musculoso que antes, y pelín más burgués. Destacan, a primera vista, los intermitentes integrados en los espejos retrovisores, los marcos de las ventanas cromados y las llantas de aleación de cinco radios y 17 pulgadas. Es un coche más largo y ancho que el anterior aunque también más bajo, lo que redunda en una imagen deportiva.

Interior

El habitáculo es más holgado a lo ancho y a lo largo, válido para que cuatro adultos viajen muy cómodos. El maletero, de 460 litros de capacidad, puede ampliarse abatiendo los respaldos de los asientos posteriores en proporción 40:60. Nuestra versión Luxury Innova cuenta con detalles de calidad y buenos ajustes, así como el clásico diseño japonés, algo soso. Los materiales son buenos y el aislamiento acústico es muy destacable al viajar por carretera.


Hay varios huecos para llevar cosas sueltas, tomas de corriente eléctrica y conexiones USB. El puesto de conducción es óptimo tanto en conducción por autovía como para ir rápido en curvas, gracias a las numerosas posibilidades de reglaje del volante y el asiento, y a que se puede ir sentado muy bajo -con una palanca de cambios pequeña y de accionamiento rápido y preciso-. No tan bueno es el manejo de los numerosos mandos dispuestos en el volante y la consola central, principalmente por su cantidad: su uso, relativamente sencillo, requiere de cierto tiempo de aprendizaje.


La instrumentación, completa y muy colorida, es de fácil lectura. Consta de dos esferas centrales grandes y otras dos más pequeñas, con un indicador del momento óptimo para cambiar de marcha ubicado en el centro del cuentavueltas. Indicador que avisa demasiado rápido para subir de marcha, con objeto de cuidar las cifras de consumo. El ordenador de abordo es un gran aliado gracias a sus numerosas informaciones: consumos de combustible actual y medio, autonomía, velocidad media, tiempo transcurrido, estado de los cinturones de seguridad y los datos de un avanzado sistema de control de la velocidad de crucero que Honda denomina como ADAS o sistemas avanzados de asistencia a la conducción.


Entre ellos destacan los que informan sobre el momento en el que el vehículo sale involuntariamente de un carril e incluso corrige levemente su trayectoria, denominado LKAS; un control de crucero adaptativo ACC– que utiliza un radar para mantener la distancia indicada por el conductor con el vehículo de delante, capaz de decelerar e incluso frenar para mantener el espacio de seguridad requerido; y un sistema de mitigación de impactos, CMBS, que controla la distancia y la velocidad de aproximación referida al vehículo precedente, para avisar al conductor cuando es probable que se produzca una colisión y tensar los cinturones de seguridad.

Comportamiento y Prestaciones

La conducción de este Accord es una delicia gracias a una suspensión firme, que permite una conducción deportiva sin sacrificar en exceso la comodidad de los ocupantes. En plena curva el coche tiende a irse de delante, circunstancia que se corrige decelerando ligeramente. El control de estabilidad es de ayuda, ya que no es muy intrusivo y actúa sobre los frenos. La dirección es rápida y precisa.


Agilidad que está en consonancia con el funcionamiento, también exacto y rápido, del cambio manual de 6 velocidades. Un aliado perfecto para el trabajo del motor turbodiésel de 150 CV de potencia y 2.2 litros, de gran suavidad y elevada respuesta desde bajas revoluciones. Los frenos, a la altura de lo esperado, llegan a agotarse si se usan en exceso, por ejemplo, al descender un puerto de montaña a buen ritmo.


Las prestaciones son las esperadas de este tipo de mecánicas, con un consumo de combustible que es una de las grandes bazas de su motor, ya que es posible viajar a velocidades legales por autovía gastando algo menos de 6 litros cada 100 km, cifra que se sitúa en 7 por ciudad, y en unos 10 si se hace una conducción deportiva.


El Honda Accord 2.2 i-DTEC es una interesante opción por sus posibilidades dinámicas y una excelente relación entre calidad, confort de marcha, consumo y prestaciones.

Destacable

– Consumos y prestaciones.
– Equipamiento completo.
– Seguridad elevada.

Mejorable

– Visibilidad trasera.
– Manejo de algunos mandos.
– Remates del maletero.

1 Comentario

Diego 7 Julio, 2011

No tiene un diseño soso. Los botones de salpicadero y volante son 100% cómodos, ni es mucha la cantidad de botones. La visibilidad trasera es excelente. Mejoraría si fuese 5p. Le doy un 10.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba