Prueba

Hennessey Venom 775 o cuando un Ford Ranger Raptor no es suficiente

14 fotos

Ampliar

02 de marzo, 2020

El preparador norteamericano mete mano al Ford F-150 para crear este Venom 775 capaz de alcanzar los 100 km/h en 4 segundos. ¿Su motor? Tan bruto que si quieres conocerlo tendrás que seguir leyendo.

Inconformistas. Así es como podríamos definir al preparador tejano Hennessey Performance quienes en su última locura han sobrepotenciado un Ford F-150 hasta cotas insospechadas creando este Hennessey Venom 775 que parece que satisfará a todos aquellos clientes a los que se les queda corto el Ford Ranger Raptor.

Te puede interesar: Los mejores coches actuales según Consumer Reports

Porque más allá del sensacional motor que le impulsa (que ahora analizaremos), este Venom 775 destaca por el la preparación que equipa. Entre algunas de sus virtudes, un kit de elevación que separa en 15 cm adicionales la carrocería del suelo, un equipo de frenos firmado por Brembo con pinzas delanteras de seis pistones que se dejan entrever entre las llantas multirradio de 20 pulgadas y que a su vez se incrustan en unos neumáticos todoterreno de 35 pulgadas.

Adicionalmente y pagando por separado, este Venom 775 puede sumar otras piezas como la entrada de aire sobre el capó, paragolpes trasero específico, escalones retráctiles eléctricos, una tira de LED colocada en el paragolpes delantero o un interior fabricado a la medida del cliente, todo ello dentro del catálogo de opciones oficial de Hennessey Performance.

El corazón del Venom 775

Antes de entrar en el motor, para que te hagas una idea de lo bestia que es este Venom 775, basta con ver sus prestaciones, pues es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en aproximadamente 4 segundos y de completar el cuarto de milla (poco más de 400 metros) en tan solo 12,1 segundos.

Cifras que consigue, ahora sí  toca, gracias al gigantesco corazón que bombea gasolina como si no fuera un mañana y que no es otro que el clásico V8 de 5.0 litros de Ford al que además de retocar y ajustar como es debido por parte de los chicos de Hennessey  Performance, se le ha equipado con un supercargador. En total 775 CV (de ahí el apellido) cuando este maravilloso bloque gira a 7.000 rpm, suficientes para mover las casi 2,5 toneladas de peso que soporta y conseguir las prestaciones antes mencionadas.

Todo por un precio más que razonable

Llegados a este punto quizá te preguntes ¿y cuánto cuesta esta bestia? Pues muy sencillo. El Hennessey Venom 775 parte de una tarifa de 53.300 dólares que, al cambio, vendría a ser algo así como 48.600 €. Si queremos añadir los extras antes mencionados deberás sumar otros 16.300 dólares (14.866 €) por lo que en total estaríamos ante un Venom 775 de 69.900 dólares o lo que es lo mismo, 63.113 €. Un precio que a muchos les llamará la atención por lo ajustado en comparación con su rendimiento y estética.

Si se ajusta a tu presupuesto has de saber otras tres cosas. Primero, que quizá no te quepa en ninguna plaza de garaje convencional; segundo, que seguramente te salga más caro traértelo y podrás contentarte con un Ranger Raptor; y tercero, que Hennessey Performance únicamente va fabricar 100 unidades de este Venom 775, todas ellas a través del distribuidor Brown Lee Ford.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche