Prueba

Guía de compra usado: Hyundai i30 2.0 CRDi 140 CV 2007

32 fotos

Ampliar

26 de febrero, 2015

Si estás pensando en comprar un compacto usado, puede ser una opción interesante el Hyundai i30 de primera generación, un modelo que puedes encontrar por precios muy interesantes y que demuestra soportar bien el paso de los años. Aquí tienes una completa guía de compra de segunda mano de este modelo.

El Hyundai i30 presentado en 2007 fue el primer modelo de la nueva era de Hyundai con la “i” de innovación y supuso un cambio radical en cuanto al planteamiento de la marca coreana, que a partir de ese momento lucha de tú a tú con los mejores modelos europeos.

Tras su lanzamiento en 2007, el Hyundai i30 2.0 CRDi de 140 CV tenía un precio de mercado de 24.000 euros, muy similar al del un VW Golf de similares prestaciones, pero con un nivel de equipamiento muy superior (esta motorización sólo estaba disponible con el acabado más alto, el Premium):

  • Tapicería de cuero.
  • Asientos calefactados.
  • Volante multifunción.
  • Climatizador automático.
  • Faros antiniebla.
  • Llantas de aleación de 17 pulgadas.
  • Equipo de audio con MP3.
  • Control automático de velocidad.
  • Techo solar eléctrico.
  • Sensores de presión de los neumáticos.
  • Retrovisores con reglaje y plegado automático.
  • ESP.

Hoy en día los precios de este modelo en el mercado de segunda mano están entre los 6.000 y los 9.000 euros, dependiendo del kilometraje, el año y la versión (se comercializó con dos carrocerías, fastback de 5 puertas y SW familiar).

La fiabilidad mecánica, las prestaciones y su amplitud interior son los puntos fuertes de un coche que envejece bastante bien en líneas generales, pero que también tiene sus fallos endémicos aunque no son graves.

No hay muchas unidades con esta mecánica en el mercado de ocasión porque, al ser el más alto de gama, no fue un superventas y, además, el motor 2.0 turbodiésel dejó de estar disponible por motivos de emisiones contaminantes (Hyundai decidió llevar a cabo una reducción en la cilindrada máxima de sus mecánicas para reducir las emisiones y consumos de toda su gama) a finales de 2009 -cuando se presentó el restyling del modelo– así que apenas estuvo 3 años en el mercado.

Pulsa en este enlace si quieres buscar en nuestro apartado de coches de segunda mano un Hyundai i30 de primera generación similar al que hemos probado en esta guía de comprade usado.

Nuestra valoración: 7,0

7

7

7

7

7

7

Destacable

  • Relación precio/producto.
  • Equipamiento.
  • Fiabilidad.

Mejorable

  • Rumorosidad interior.
  • Silentblocks de dirección.
  • Radio de giro.

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Hyundai i30 2.0 CRDi 140 CV 2007: aguanta bien el paso del tiempo

El diseño del Hyundai i30 ha aguantado bien el paso del tiempo.

32 fotos

Ampliar

Cuando se presentó hace casi 8 años, el i30 tenía un diseño bastante innovador y que rompía por completo con las líneas anodinas de los Hyundai que se conocían hasta la fecha. Con el paso de los años sigue teniendo una imagen atractiva y moderna, con una línea lateral que recuerda bastante a la del Seat León actual, especialmente en el perfil de los cristales y puertas.

La calidad constructiva de este modelo es buena y no aparecen desajustes con el paso de los años y los kilómetros. La pintura también tiene una buena calidad y no pierde el color ni el brillo, aunque la laca del capó delantero sufre bastante con los chinazos de la carretera. Tampoco los faros delanteros tienden a ponerse opacos; si lo están, se debe a un abuso de los autolavados con rodillos muy abrasivos.

Con el lavado de cara llevado a cabo en 2010, se introdujeron cambios en los paragolpes y la parrilla delantera, y los repetidores de los intermitentes pasaron del paso de rueda a los retrovisores, dándole una imagen mucho más moderna, pero encareciendo aún más el precio de los espejos, que superan los 400 euros en caso de rotura, así que, si estás pensando en comprar uno, asegúrate de que los retrovisores se regulan y pliegan correctamente, porque son realmente caros.

Interior: Hyundai i30 2.0 CRDi 140 CV 2007: amplio y con buenos ajustes

El interior del Hyundai i30 es amplio y bien rematado.

32 fotos

Ampliar

Los materiales del interior del i30 son correctos y los plásticos envejecen bien, sin decolorarse ni pelarse como algunos acabados de modelos de su época (son famosos los tiradores de puerta del Seat León y VW que “pierden la piel” que da ese acabado mate a los plásticos interiores).

En el caso del acabado Premium, la piel de los asientos tiene un buen tacto y es resistente.

Un punto fuerte de este modelo es el espacio que ofrece a sus ocupantes, siendo realmente cómodo para viajar, con un buen mullido en los asientos, más bien duros, pero que no fatigan. El asiento del conductor tiene reglaje en altura y apoyo lumbar, lo que unido a la regulación en altura y profundidad del volante hace que sea fácil encontrar la postura correcta.

El acceso al interior es bueno gracias a las amplias puertas, lo mismo que el portón del maletero, que da acceso a un generoso espacio de carga (con rueda de repuesto de emergencia) que se puede ampliar abatiendo los asientos traseros y dejando un suelo casi completamente plano.

Con los años y los kilómetros no aparecen grillos y la ergonomía es bastante buena, aunque la iluminación azulada de la pantalla en la que se muestra el dial de la radio, el reloj y el termómetro refleja en el parabrisas por la noche. Afortunadamente se puede apagar con la tecla “Dark”, aunque, cada vez que subamos o bajemos el volumen, volverá a encenderse.

Sorprende encontrar algunos detalles como el portagafas que hay en el plafón junto al retrovisor (con las luces de cortesía y los mandos del techo solar), que, a diferencia de otros competidores, está forrado y acolchado.

En definitiva, es un modelo que envejece bien también por dentro, por lo que lo normal es que se encuentre en buen estado general, de modo que, si el que estás mirando tiene los plásticos con mal aspecto,  o ha sido muy mal cuidado o bien tiene muchos kilómetros encima.

Motor: Hyundai i30 2.0 CRDi 140 CV 2007: fiable pero ruidoso

El motor 2.0 diésel es muy fiable, pero algo ruidoso.

32 fotos

Ampliar

El motor de 2 litros y 140 CV es el mismo que se montaba en otros modelos de la marca como el Tucson o el Sonata y es realmente robusto, capaz de hacer muchos kilómetros sin problemas y con elementos muy sobredimensionados, como la EGR o los soportes de motor, que suelen ser problemáticos en los motores diésel y apenas tienen incidencias en esta mecánica coreana.

Pese a contar con ejes contrarrotantes de equilibrado, la finura no es su principal virtud. Dentro se notan bastante tanto el sonido como las vibraciones típicas de un diésel.

En cuanto a prestaciones, el i30 2.0 CRDi está a muy buen nivel y es capaz de coronar los puertos con el coche cargado a tope en sexta sin la menor protesta. El turbo tiene un funcionamiento correcto y sigue la tónica general de robustez del resto de la mecánica, siempre que seamos respetuosos con los tiempos de calentamiento y enfriamiento del aceite.

La caja de cambios tiene un buen tacto, aunque la segunda entra algo dura mientras el motor está algo frío, algo que se minimiza a medida que coge temperatura.

Los embragues no suelen dar problemas en este modelo y tienen una duración normal.

En el caso de la unidad de pruebas, sólo ha sido necesario cambiar un manguito de refrigeración agrietado con 60.000 km, asumido por la marca en el período de garantía.

Hay dos fallos generalizados en este modelo:

  1. Interruptor del pedal de freno: es un problema que afecta a bastantes unidades. Un mal contacto del interruptor del pedal de freno hace que se encienda la luz de avería del control de estabilidad y necesite ser sustituido.
  2. Silentblocks de la dirección: en muchas unidades aparece un golpeteo que se percibe en el volante cuando se conduce por calles adoquinadas o cuando movemos el volante en movimientos rápidos y cortos de lado a lado. Se debe a una goma con forma de estrella que va montada en la dirección y que no está bien dimensionada. Para saber si el coche que estás mirando tiene este defecto, conduce por una calle adoquinada o mueve el volante con movimientos cortos y rápidos de un lado a otro: si notas holgura, tienes mal esta pieza. No es cara, pero necesita bastante mano de obra para su sustitución, alrededor de los 200 euros en total.

Comportamiento: Hyundai i30 2.0 CRDi 140 CV 2007: problemas de dirección

El comportamiento dinámico es bueno.

32 fotos

Ampliar

Uno de los pocos defectos del i30 en el día a día es su radio de giro. Las versiones menos potentes equipadas con las llantas de 16 pulgadas no lo padecen tanto, pero los modelos Premium con llantas de 17 pulgadas y neumáticos 225/45-17 tienen un radio de giro muy grande debido a que los topes de la dirección varían para que las ruedas no peguen con los interiores del paso de rueda. Esto limita bastante las maniobras en espacios reducidos y a la hora de aparcar.

Las suspensiones tienen un tarado bien elegido, proporcionando una agilidad razonable sin penalizar demasiado el confort.

La dirección tiene un nivel de asistencia correcto, aunque alguna vez en pruebas en el circuito ha empezado a hacer cosas raras como si se calentase demasiado cuando trabajamos mucho con el volante, un problema que nunca me he encontrado en uso normal en carretera.

El control de estabilidad tiene un buen funcionamiento y corrige de forma eficaz la mayoría de los errores. Los frenos también cumplen buen su cometido y detienen al i30 en distancias razonables, aguantando correctamente el esfuerzo y la temperatura.

La unidad de pruebas roza los 80.000 km y no ha sido necesario cambiar las pastillas de frenos ni los discos, que apenas tienen pestaña en el perímetro, lo que demuestra que su dimensionamiento y calidad son excelentes.

La suspensión trasera multibrazo se nota y también es una complejidad técnica poco frecuente en esta categoría, lo que demuestra que el i30 ha sido diseñado para ser eficaz y seguro en la carretera de forma natural, con un buen bastidor, en lugar de dejar todo en manos del control de estabilidad.

En definitiva, este Hyundai es un coche fácil de conducir y con un buen nivel en cuanto a eficacia y estabilidad, lo que permite sacar un buen partido de las prestaciones de su potente mecánica.

Equipamiento: Hyundai i30 2.0 CRDi 140 CV 2007: muy completo

El equipamiento de la versión de 140 CV es muy completo.

32 fotos

Ampliar

La dotación de serie en el acabado Premium es muy completa incluso a día de hoy. Tan sólo la falta de manos libres Bluetooth desentona con respecto a un modelo actual, contando con sistemas poco frecuentes hoy en día en modelos de categorías superiores, como la resistencia para descongelar los limpiaparabrisas delanteros.

Cuenta con elevalunas eléctricos en las 4 puertas con mandos de un solo toque en todas ellas, algo que tampoco es frecuente en esta categoría.

Es frecuente que se instalen a posteriori sistemas de manos libres que a veces provocan un error en el termómetro de temperatura exterior, que hace que la temperatura indicada aumente cuando estamos manteniendo una conversación telefónica, lo cual afecta al correcto funcionamiento del climatizador automático. Comprueba que esto no suceda; el climatizador tiene un funcionamiento muy bueno y, aunque no es bizona, es muy eficaz, sobre todo desempañando los cristales.

Esta unidad sólo refleja una avería en el motor del ventilador de la calefacción a los 6 años, sustituido fuera de garantía con un precio de 250 euros con la mano de obra incluida. No parece un defecto endémico, sino más bien fortuito.

Gracias a su buen nivel de equipamiento, la relación precio/producto del i30 es muy recomendable, especialmente en el acabado Premium.

Consumo: Hyundai i30 2.0 CRDi 140 CV 2007: bueno incluso hoy

Los consumos del i30 2.0 diésel son correctos incluso para los estándares actuales.

32 fotos

Ampliar

Las cifras de consumo del Hyundai i30 con el motor 2.0 CRDi son más que correctas, con una media en carretera de poco más de 5 l/100 km que asciende hasta los 5,9 l/100 km en autopista y autovía a 120 km/h y a 6,7 l/100 km en uso urbano sin Start & Stop.

Parte de estas buenas cifras se deben a que las primeras unidades con esta mecánica carecían de filtro antipartículas (que eleva algo los consumos) y a que su generosa entrega de potencia y par permite que usemos marchas largas aún con el coche cargado.

El coste de las revisiones oficiales ronda los 300 euros anuales, al mismo nivel que competidores de Volkswagen o Audi y algo superiores a las de marcas como Citroën o Renault.

Rivales

Vehículo

Hyundai i30 2.0CRDi Premium

Ford Focus 2.0TDCi Titanium

Fiat Bravo 1.9Mjt Sport 150

Kia Cee´d 2.0CRDi Emotion

Precio Desde
23.050 €
Desde
23.400 €
Desde
23.130 €
Desde
21.251 €
Combustible Diesel Diesel Diesel Diesel
Cambio 6 marchas 6 marchas 6 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 140 136 150 140
Aceleración 0-100 km/h (s) 10,3 9,3 9,0 10,3
Consumo Medio (l/100 km) 5,5 5,6 5,6 5,5
Emisiones CO2 (g/km) 145 148 149 148

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Rubén Fidalgo

    El Hyundai i30 de primera generación no tiene fallos endémicos graves y aguanta bien el paso del tiempo, lo que lo convierte en una interesante alternativa de compra como usado.

  • Pablo

    Gran iniciativa, si señor, y más con modelos “raros´´ como éste 2.0 CRDI 140

  • Rubén Fidalgo

    Hola Pablo, me alegro de que te parezcan interesantes este tipo de reportajes sobre los fallos endémicos y puntos a comprobar de distintos modelos usados. Un saludo 😉

  • Marcos

    El mio rompio una abrazadera metalica en el tubo que va al colentor de refrigerante en el bloque.
    Consecuencia motor roto ya que no tiene testigo de nivel de refrigerante, solo reloj temperatura…

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche