Novedad

Gordon Murray T50: así es el heredero del mítico McLaren F1

30 fotos

Ampliar

05 de agosto, 2020

Con un motor V12 de 663 CV de potencia y una estudiada aerodinámica, el Gordon Murray T50 se presenta como el verdadero sucesor del McLaren F1.

El McLaren F1 es considerado por muchos el mejor superdeportivo de la historia. Presentado en 1992, revolucionó el mundo del automóvil con soluciones únicas y, aún a día de hoy, sigue siendo uno de los coches con motor atmosférico más rápidos del planeta. El responsable de crear esa joya fue Gordon Murray que, ya fuera de McLaren y con su propia compañía, lleva años trabajando en un proyecto que, ahora, por fin, ve la luz. Denominado Gordon Murray T50, este automóvil podría considerarse el verdadero sucesor del McLaren F1, honor que la firma de Woking ha hecho recaer sobre el reciente McLaren Speedtail.

Gordon Murray T.50: la revolución aerodinámica del automóvil

La turbina trasera es uno de los elementos más llamativos del Gordon Murray T.50.

30 fotos

Ampliar

Aerodinámica y reducción de peso han sido las dos claves sobre las que Gordon Murray ha desarrollado el T50, un bólido que cuenta con soluciones tomadas directamente de la Fórmula 1.

La experiencia en la alta competición se ve claramente, al primer golpe de vista, al observar la parte trasera. Esa turbina en la zaga es un calco de la empleada en el Brabham-Alfa Romeo BT46B de 1978, un coche cuya aerodinámica resultó ser tan efectiva que fue prohibido por su superioridad.

En el BT46B esa turbina se encargaba de extraer el aire bajo el monoplaza para generar succión y un efecto suelo brutal que lo mantenía atado al suelo como una ventosa. Así lograba un paso por curva espeluznante. Para frenar sus victorias, el resto de rivales solicitaron a la FIA la prohibición de este sistema alegando que la turbina proyectaba a los seguidores toda la porquería que aspiraba de la pista, lo que suponía un problema de seguridad.

Puede que te interese: Cortando el viento, la importancia de la aerodinámica en los coches

En el caso del sistema desarrollado para el Gordon Murray T.50, además del efecto suelo, la turbina trasera trabaja en combinación con otros elementos aerodinámicos como los dos spoiler activos. La idea es reconducir el aire de forma que se reduzca la fricción aerodinámica y aprovechar ese flujo de aire para pegar más al asfalto a este bólido y, también, para refrigerar la mecánica y los frenos.

En cuanto al peso, el Gordon Murray T.50 cuenta con una carrocería monocasco fabricada en fibra de carbono, material que también se emplea en los paneles y el chasis. La suspensión es de aluminio, los frenos carbonocerámicos y las llantas emplean un sistema de fijación monotuerca para reducir las masas no suspendidas. En definitiva, todo está pensado para reducir al máximo el peso en la báscula que se queda, con 986 kilogramos, por debajo de la tonelada. Se trata de un cifra espectacular, si tenemos en cuenta el peso de otros superdeportivos con motor V12 como el Aventador (1.740 kg), el Ferrari 812 Superfast (1.705 kg) o el Pagani Huayra (1.350 kg). Eso sí, todos estos modelos son más grandes y es que el T.50 tiene una dimensiones muy compactas, con tan solo 4,35 metros de longitud, el mismo tamaño que un Porsche Boxster.

Un motor Cosworth para Gordon Murray T.50

El motor V12 del T.50 ha sido desarrollado por Cosworth.

30 fotos

Ampliar

El revolucionario Gordon Murray T.50 monta un motor atmosférico V12 de 3,9 litros de cubicaje que desarrolla 663 CV a 11 500 rpm y entrega un par máximo de 467 Nm a 9000 rpm. Asociado a un cambio manual de seis velocidades desarrollado por Xtrac, este motor diseñado por Cosworth es capaz de girar a 12.100 rpm, un régimen que no alcanza ningún otro motor en la actualidad. Además, es, con 178 kilogramos, el motor V12 más ligero de la historia.

Estos son los coches más rápidos de los últimos 70 años

El interior del Gordon Murray T.50 es muy peculiar ya que cuenta con la misma disposición que el McLaren F1, es decir, un habitáculo diseñado para tres pasajeros con el conductor en posición central y los dos acompañantes por detrás y a los lados.

En la era de las pantallas, el T.50 ha optado por mantener una esfera central, detalle que encantará a los más puristas, aunque escoltada, eso sí, por dos paneles digitales. El coche, que según Murray puede ser perfectamente para un uso diario gracias, entre otras cosas, a los modos de conducción que modifican la gestión del motor, cuenta con un sistema de sonido compuesto de 10 altavoces, un sistema multimedia compatible con Android Auto y Apple CarPlay y un maletero con capacidad para 228 litros.

La producción del Gordon Murray T.50 comenzará en enero de 2022 con una tirada limitada a 100 unidades. El precio, antes de impuestos, será de aproximadamente 2,6 millones de euros.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche