Fotos espía del BMW 745 Le 2019

Fotos espía del BMW 745 Le 2019

El buque insignia de la Serie 7 de BMW se pondrá al día en breve, como demuestran estas fotos tomadas a un 745 Le en plena fase de pruebas para su lanzamiento comercial.

El modelo más grande BMW se está sometiendo a un lavado de cara a mitad de su ciclo de vida comercial. Pero estas son las primeras fotos espía de la nueva versión híbrida enchufable del buque insignia de la Serie 7 que llevará por nombre BMW 745 Le y también llegará en abril de 2019.

Los cambios estéticos son idénticos a las versiones convencionales del modelo, con faros más estrechos y rasgados, con luz láser opcional, y grupos ópticos traseros más finos y con la sección central oscurecida al estilo de los estrenados en el nuevo X5 con una fina línea de freno que muerde la parte central de la tapa del maletero. Los paragolpes también tendrán nuevas formas y la doble parrilla del radiador crecerá a lo ancho.

Nuevo BMW 745 Le: más tecnología y eficiencia

Los cambios son más profundos de lo que puedan parecer.
Los cambios son más profundos de lo que puedan parecer.
Ampliar

En el interior, el cuadro de instrumentos será una pantalla digital “Live Cockpit” –como la del Nuevo Serie 8- en todas las versiones con la séptima generación de la interfaz iDrive. Entre las novedades de equipamiento, adoptará los nuevos sistemas de asistencia a la conducción vistos en el nuevo X5, además de funciones de conducción autónoma de nivel 3, control de voz con lenguaje natural, control de gestos, nuevos colores y materiales para el interior de BMW Individual, etc.

La versión híbrida enchufable de la berlina –con un nuevo nombre que releva al actual 740e iPerformance- contará con un propulsor híbrido más potente, especialmente por un motor eléctrico de mayor potencia, y de una batería de Samsung SDI con una mayor densidad energética -podrá ser recargada en poco más de tres horas y contará también con el mismo sistema de carga inalámbrica del BMW 530e iPerformance- y una mayor autonomía que ofrecerá una autonomía que debe estar muy cerca de los 50 kilómetros.

Aunque no hay datos confirmados, BMW mantendrá el motor de 2.0 litros turboalimentado de cuatro cilindros B48 con una potencia máxima de 265 CV pero será el motor eléctrico el que rinda una mayor potencia de los 82 kW actuales, un sistema asociado a la tracción total xDrive y a una transmisión automática de ocho relaciones.

Fotos: Phocar Media

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba