Ford Shelby GT 500

21 noviembre, 2011 por

Esta versión potenciada del mítico Ford Mustang rompe todos los récords. ¡Monta el motor de aluminio V8 más potente del mundo! Sus 650 CV de potencia bruta superan a su más directo rival, el Chevrolet Camaro LZ1. ¿Quién da más?

7

El Ford Mustang Shelby GT500 pone el listón muy alto en el apartado prestacional, con el nuevo modelo que estará a la venta el año que viene. ¡650 CV de potencia y una velocidad máxima de más de 320 km/h! El motor de aluminio V8 de 5.8 litros es el V8 más potente del mundo, asi que supera a su más directo rival, el Chevrolet Camaro LZ1.

Casi todas las partes del tren de potencia se han optimizado para que aguante semejante caballería, incluyendo un nuevo compresor más eficiente, los perfiles del árbol de levas, el eje de transmisión, de fibra de carbono, el embrague, la transmisión y su eje.

El sistema de refrigeración también se ha actualizado, ahora incluye un ventilador más grande, cubierta del ventilador de alta velocidad de descarga de presión, un enfriador de aire de carga más eficiente, una bomba intercooler de alto flujo y un intercambiador de calor con intercambiador de aumento de volumen del 36%.

La transmisión manual, de 6 velocidades, tiene unos cojinetes reforzados para gestionar bien los 600 Nm de par máximo, y el embrague utiliza un diseño de doble disco.

Sin olvidar, el diferencial Torsen de deslizamiento limitado, incluido en el paquete de alto rendimiento opcional, que ayuda a la suspensión trasera a transmitir el par máximo y a traccionar mejor y más tiempo en condiciones de escaso agarre. Además de otros sistemas como un launch control que permite ajustar las rpm a las que deseas salir desde parado, o el sistema de frenos Brembo con suficiente potencia para mantener el coche bajo control, gracias a unas pinzas de seis pistones que muerden grandes discos delanteros y traseros.

Aerodinámicamente, se ha mejorado el sistema de refrigeración y se ha aprovechado el aire que se mueve alrededor del coche, aumentado al máximo la carga aerodinámica y minimizando la resistencia. La parte delantera se ha modificado para soportar las cargas extremas cuando el coche coge su velocidad punta.

Los ajustes de dirección también han cambiado para conseguir el mejor funcionamiento de los controles de tracción y estabilidad. Ambos sistemas pueden apagarse totalmente, o entrar en acción para garantizar la seguridad al volante; aunque hay un modo intermedio o deportivo que permite una conducción extrema, antes de que los dos controles intervengan, sin inhabilitar por completo los sistemas de ayuda a la conducción.

El Shelby GT500 lleva llantas de aluminio forjado, las delanteras de 19 pulgadas y de 20 las traseras son, montadas en ruedas Goodyear Eagle F1 Supercar G. Y para disfrutar, tanto en la calle como en circuito, el paquete de alto rendimiento opcional ofrece amortiguadores ajustables electrónicos Bilstein, mediante un botón en el salpicadero. El modo normal ofrece viajes cómodos y el sport es todo rendimiento.

Además, el paquete adicional al de alto rendimiento incluye un enfriador de aceite del motor externo, enfriador del diferencial trasero y enfriador de la transmisión para una mayor durabilidad. Los refrigeradores tienen un papel esencial en la prevención del sobrecalentamiento de componentes cruciales a alta velocidad.

El Ford Shelby GT500 se fabricará en la planta AutoAlliance International en Flat Rock, Michigan.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba