Ford Mondeo SW 2.0 EcoBoost 240 CV: probamos el familiar más potente de la marca35

Ford Mondeo SW 2.0 EcoBoost 240 CV: probamos el familiar más potente de la marca

6 junio, 2017 por

Nos ponemos a los mandos de la versión con carrocería familiar del Ford Mondeo, un modelo que destaca por su enorme confort de marcha, un interior amplio y un equipamiento muy completo. En el apartado negativo, unas cifras de consumo más elevadas de lo normal pese a tratarse de un motor de gasolina con 240 CV de potencia.

Nuestra valoración: 6,7 Bastante bueno

Diseño 8

Notable

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 8

Notable

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 6

Bueno

Consumos 4

Regular

Destacable

  • Diseño
  • Amplitud interior
  • Confort de marcha

Mejorable

  • Consumo
  • Manejo de los menús del panel
  • Potencia anunciada vs sensaciones

Con cada generación, y ya van cuatro, la berlina de Ford se ha superado en todos los aspectos. Cuando asistimos en 2014 a la presentación de la cuarta generación, la última, del Ford Mondeo, los responsables de la marca hicieron especial hincapié en el tacto de coche premium que tenía el vehículo. Según ellos, el nuevo Mondeo se podía medir sin complejos a rivales como el Volkswagen Passat o el Audi A4, modelos muy asentados en el mercado y con la vitola de productos fiables y de calidad.

Es cierto que desde las marcas intentan presentar (sea bueno, malo o regular) su producto como el mejor de la categoría, algo único que no se había visto hasta la llegada de su nuevo modelo y, en numerosas ocasiones, estas afirmaciones son exageradas, están fuera de contexto o simplemente no se corresponden con la realidad. Sin embargo, tras la prueba del Ford Mondeo SW 2.0 EcoBoost Titanium, puedo afirmar que el confort de marcha y la calidad de rodadura de este modelo son excelentes, propias de una marca de las denominadas premium.

Sin duda, la pisada del Ford Mondeo es lo más destacable, pero sin olvidar que viene acompañada de un comportamiento ágil dadas las dimensiones y peso del vehículo y de un habitáculo amplio y cómodo. En cuanto a calidad interior, no está a la altura de rivales como el Audi A4, sobre todo en su última generación, pero es buena y, eso sí, equiparable y en muchos casos superior a la de sus rivales naturales: Mazda 6, Renault Talisman, Toyota Avensis, Skoda Superb, etc.

Señaladas sus principales virtudes, vamos con los aspectos más negativos del Ford Mondeo familiar de la prueba. El motor, aunque responde con inmediatez a nuestras demandas de aceleración, nos ha parecido que presenta unas prestaciones un tanto pobres en relación a la potencia anunciada (241 CV). Por otro lado, los consumos de esta mecánica son muy elevados, demasiado, ya que en uso exclusivamente urbano nos estaremos moviendo en torno a los 15 l/100 km.

Si quieres conocer todos los detalles del motor, comportamiento o interior del Ford Mondeo SW, sigue leyendo la prueba.

Las llantas de aleación de 19 pulgadas forman parte de la lista de opcionales del Ford Mondeo SW.35
Las llantas de aleación de 19 pulgadas forman parte de la lista de opcionales del Ford Mondeo SW.

El diseño del Ford Mondeo está muy conseguido, porque, pese a ser uno de los modelos más veteranos de la categoría, parece que acabara de aterrizar en los concesionarios. Aunque en Europa comenzara a comercializarse a finales de 2014 por un replanteamiento de la estructura productiva de la marca en el Viejo Continente, la actual generación del Mondeo vio la luz en el Salón de Detroit de 2012 y, poco tiempo después, empezó a venderse en los Estados Unidos bajo el nombre de Ford Fusión. Es decir, el diseño del Ford Mondeo tiene más de cinco años a sus espaldas y, sin embargo, al compararlo con la mayoría de sus rivales que acaban de estrenar generación, parece el recién llegado. En un mercado como el actual, donde los fabricantes renuevan continuamente sus modelos, que las líneas del Ford Mondeo se mantengan tan frescas dice mucho a su favor.

Gran parte del seductor diseño del Ford Mondeo recae sobre la agresiva parte frontal. Las nervaduras del capó y la parrilla, que nos recuerdan a los modelos de Aston Martin, otorgan al vehículo ciertos tintes deportivos y contribuyen a crear esa sensación de estar ante un modelo de altas prestaciones más que ante una berlina generalista. Los afilados grupos ópticos terminan de redondear el conjunto y le aportan el toque vanguardista de la tecnología led, que, además, ilumina muy bien la carretera.

En la vista lateral, la parte más crítica de un familiar, el Ford Mondeo sigue manteniendo todo su atractivo. La marca ha conseguido integrar perfectamente la carrocería familiar en el diseño del Mondeo sin que la última parte parezca un añadido obligado por la funcionalidad y formas que exigen este tipo de variantes. Además, la agresividad de la parte frontal se transmite en esta parte al alargado y afilado capó, que combina a la perfección con el diseño de las llantas de 19 pulgadas que dan cobijo a unos neumáticos de medidas 235/40. Por su parte, la zaga es la parte más “corriente” del vehículo y el principal reclamo recae sobre el original dibujo de los pilotos led, que, además, nos hacen muy visibles para el resto del tráfico.

Consideraciones estéticas aparte, las dimensiones exteriores del Ford MondeoS W son generosas (4,87 metros de largo, 1,91 metros de ancho y 1,50 metros de alto) y su calidad constructiva está fuera de toda duda con, por ejemplo, un margen de tolerancia mínimo en el ensamblaje de las distintas piezas.

Finalmente, la pintura del Ford Mondeo SW de la prueba forma parte de la lista de extras y se sitúa, junto al Rojo Rubí, como la más cara del catálogo (1.300 euros). Denominada Blanco Platino, lo más interesante de esta tonalidad son los distintos matices cromáticos que aporta, según la cantidad de luz que recibe.

Te puede interesar...

Marcos Diego

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba