Ford Mondeo 2.5 T

3 Noviembre, 2008, modificada el 9 Febrero, 2011 por

La piedra filosofal de esta nueva dimensión en la que entra el Mondeo tiene nombre y apellidos: Kinetic Design, un innovador lenguaje de diseño en el que lo sofisticado y lo atractivo desempeñan roles fundamentales.

21

A las puertas del Olimpo parece quedar el Ford Mondeo 2.5 T Titanium S que tuvimos ocasión de disfrutar, y muy cerquita del selecto club de los premium. Una corona por la que no puja este americano de corte generalista, pero que bien podría merecer dado el salto de calidad que atesoran sus renovadas formas externas de aire coupé y su notable nivel de acabado interior. La piedra filosofal de esta nueva dimensión en la que entra el Mondeo tiene nombre y apellidos: Kinetic Design, un innovador lenguaje de diseño en el que lo sofisticado y lo atractivo desempeñan roles fundamentales que también cobran protagonsimo en su hermano pequeño, el recién llegado Ford Ka, y en el resto de la gama.


Así, cuesta trabajo encontrar competidores de esta berlina media. Uno no sabe si subir un escalón y aproximarle a rivales del calado del Audi A4 o el BMW Serie 3, o ubicarle en el tramo del segmento que por genética y perfil le corresponde, es decir, en pugna con el Mazda6 o el Peugeot 407 entre otros. Frente a esta tesitura, en el horizonte aparece como alternativa más lógica el Volkswagen Passat 2.0 TSI.

  • Comportamiento



  • Prestaciones



  • Interior y maletero



  • Equipamiento



Comportamiento

Hablamos de un vehículo burgués que empuja más y más en cuanto se le pide y devora el asfalto con la firmeza y la contundencia que le proporciona la nobleza de su chasis. Y es que el Mondeo anda sobrado y las pendientes pronunciadas son para él un mero trámite.


Destaca la sensación de poderío al volante que por momentos emula el espíritu propio de un deportivo y que se ve realzada por otros aspectos como la precisa respuesta de la dirección y la caja de cambios, y la confianza que transmite su firme suspensión, junto con las llantas de aleación de 18 pulgadas. Así, abordar virajes es un juego de niños, a pesar de su volumen. Este instinto al que nos referimos se contradice con los largos desarrollos de la caja de cambios manual de 6 velocidades, que estiran con genio cuando se pisa a fondo de forma progresiva -con leves pérdidas de tracción y estabilidad al límite a pesar de ser un tracción delantera- y nos recuerdan que seguimos al volante de un coche de carácter confortable.


La sensación de aplomo en cualquier situación, lograda por el Grupo Ford, es también consecuencia de sus considerables 4.788 mm de largo, 1.886 de ancho y 1.500 mm de alto. Grandes cotas para disfrutar de la conducción pura. Pero es que el Mondeo es un coche de padre, de esos que en carretera recuperan lo que haga falta con sólo reducir una marcha y pisar a fondo. Muchos pensarán que el mérito no está en bajar de velocidad, pero hay que tener en cuenta que hablamos de un 5 cilindros y de un peso de 1.581 kg.


Sin embargo, es en ciudad donde encontramos una de las lagunas de este Mondeo, su torpeza a la hora de desenvolverse entre el tráfico con unos bajos suficientes. Es a medio y alto régimen, con el pedal derecho a fondo, cuando este turbo lo da todo.

prestaciones

Las cifras de su propulsor de 2.5 litros y 220 CV de potencia resumen por sí solas todo lo descrito anteriormente. El Mondeo acelera de 0 a 100 km/h en sólo 7,5 segundos, ayudado por un par máximo de 320 Nm a 2.100 rpm y consigue una velocidad punta de 245 km/h. Aunque la sensación de aceleración se diluye un poco, como ocurre en casi todos los bloques de 5 cilindros, y el turbo intenta remediar este vacío entrando algo tarde.


Como contrapunto ofrece niveles de consumo elevados. Al exprimir los largos desarrollos de la caja de cambios resulta difícil rabajar el consumo de los 12 litros a los 100 km. En conducción tranquila, más acorde con el concepto de uso familiar, los datos oficiales ajustan el gasto en ciclo combinado hasta los 9,3 litros a los 100 km, 13,6 a los 100 en trayectos urbanos y 6,8 litros a los 100 km en carretera.

Interior y maletero

Muy cercano al sobresaliente, tanto por la calidad de sus plásticos -blandos al tacto, pero con algunos ajustes mejorables-, como por la notable ergonomía de todos los elementos que componen su habitáculo. Llama la atención la gran insonorización conseguida. Por lo demás, sus 2.850 mm de batalla acomodan a cinco adultos con el máximo confort, entre otras cosas, gracias al paquete Titanium S que incluye tapicería en cuero y alcántara con puntado rojo; y asientos delanteros deportivos, calefactables, ventilados, con 8 ajustes eléctricos y memoria.


El volante multifunción es ajustable en altura y profundidad, y está revestido en cuero al igual que el pomo de la palanca de cambios. Sin embargo, tras conocer el genio de este 2.5 T de evocadores estímulos deportivos se echa en falta un anillo de tres radios en lugar del aparatoso cuatro brazos que monta, más propio de una berlina familiar al uso.


En cuanto a la capacidad de carga, los 540 litros que cubica el maletero se encuentran entre las posiciones privilegiadas que ofrece el segmento al que pertenece.

Equipamiento

Ver, oir y en este apartado poco más que callar porque la unidad que nos prestaron venía equipada con alarma, apertura y arranque sin llave, faros HID de alta intensidad con bombilla de xenón, climatizador bizonal o sensores de luz y lluvia, así como un completísimo navegador y equipo de audio con cargador de 6 CD’s, además de bluetooth y control por voz.


Los sistemas de seguridad activa y pasiva incorporan los ya habituales controles de tracción y estabilidad, y otros elementos como los 7 airbags o el paquete de control de velocidad adaptativo + IVDC (tiene un sobreprecio de 2.150 euros) que regula automáticamente la distancia de seguridad con respecto al vehículo que le precede, e incluye sistema de ayuda para arranque en pendiente -hill holder- y control de presión de los neumáticos. El precio a pagar por el tope de gama de esta berlina media equipada con todo lo imaginable resulta ajustado, 33.535 euros. ¿A tí qué te parece?

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba