Ford Focus ECOnetic

22 Diciembre, 2009, modificada el 24 Enero, 2011 por

El compacto americano refuerza su estrategia medioambiental: ahora el ECOnetic añade Auto Start&Stop y gasta y emite menos que nunca.

9

Equipado con mecánica turbodiésel common rail 1.6 TDCi de 109 CV/240 Nm, común a otros muchos modelos -incluso de la órbita PSA Peugeot Citroën, pero también de Mazda y Volvo-, el Focus más ecológico, equiparable a los Audi A3 1.6 TDIe -de precio superior-, Seat León Ecomotive, Volkswagen Golf Bluemotion y Volvo C30 DrivE -también más caro pese a compartir numerosos componentes técnicos, incluído el motor-,  cuenta desde ahora con dispositivo de parada/arranque automáticos de motor Auto Start&Stop -con un botón frente al cambio, en la base de la consola, que permite desactivarlo a voluntad-, que cuando la carga de la batería lo soporta desconecta el propulsor ante dentenciones prolongadas, como en semáforos y atascos.


Esta variante –188 km/h de velocidad máxima y 10,9 segundos en la medición de 0 a 100 km/h- viene a relevar a la anterior generación Focus ECOnetic aparecida en 2008. Según datos de homologación, sólo requiere 3,8 litros cada 100 km recorridos en circuito mixto -suponen 99 gr/km de emisiones de CO2, lo que le libra del impuesto de matriculación-, cuesta 19.320 euros -antes de aplicar posibles descuentos vigentes- y deriva de la versión 1.6 TDCi Trend, que gasta 0,7 litros más de promedio a los 100. En España sólo se ofrece con carrocería berlina de 5 puertas, aunque en otros mercados también se venderá el formato familiar Sportbreak.

Tampoco llegarán a nuestro mercado otras versiones ECOnetic de 90 y 109 CV -3,9 litros a los 100 km- carentes de Auto Start&Stop. La equipación puede añadir vidrios traseros tintados, navegador con cámara de retrovisión RVC, faros bixenón, control de velocidad, detector de la presión en las cubiertas y sensor posterior de aparcamiento, aunque incluye de serie mando verbal V2C y puerto USB, ESP, 6 airbag y aire acondicionado, entre otros.


El Focus ECOnetic de segunda generación incluye en su instrumentación un indicador de paso de marcha recomendada -varía su acción en función de si la conducción es más o menos deportiva-. Suma otra función, denominada Ford ECO Mode, que informa de la eficiencia de la conducción: 3 símbolos del display parecidos a flores se rellenan cuanto más suave y eficiente es la marcha. Uno se centra en la efectividad sobre el cambio de marchas, otro valora la anticipación en las maniobras -por ejemplo, si se acelera y frena de forma repentina, o bien si se aprovechan las inercias-, mientras que el tercero vigila la constancia y regularidad de la marcha, sin mayores aceleraciones o frenadas -está ideada para velocidades y ritmos sostenidos, por ejemplo en carretera, autopista o autovía-.


Entre las medidas adoptadas para atenuar el consumo figura una altura de carrocería reducida en 10 mm en el frontal y 8 en la zaga frente a la de otros Focus. También las entradas de aire en la parrilla frontal son más pequeñas, mientras que la zaga monta un alerón específico en el borde superior del portón. Por neumáticos calza unos Michelin Energy Saver de baja resistencia al avance y medida 195/65 R15, combinados con llantas de chapa y tapacubos plásticos específicos. Entre unos y otros, la huella aerodinámica Cx queda en 0,31, por los 0,32 de otros Focus convencionales -en el RS sube a 0,38-.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba