Ford Fiesta 2014: probamos el Ecoboost Sport 125 CV30

Ford Fiesta 2014: probamos el Ecoboost Sport 125 CV

26 Agosto, 2013, modificada el 27 Agosto, 2013 por

El galardonado motor 1.0 Ecoboost se ajusta como un guante al renovado Ford Fiesta Sport 125 CV con unas prestaciones muy interesantes y unas cifras de consumo llamativas mientras no demos rienda suelta a todo su potencial. Su nuevo aspecto le sienta muy bien y el acabado Sport pone la guinda.

No valorado

Destacable

  • Imagen llamativa
  • Prestaciones
  • Relación precio/equipamiento

Mejorable

  • Consumos muy sensibles al uso
  • Acceso plazas traseras
  • Tambores traseros

Además de un lavado de cara muy sugerente, la marca del óvalo ha tomado la sabia decisión de instalar su motor más premiado en su utilitario más vendido, dando lugar al modelo de la prueba de hoy, el Ford Fiesta Ecoboost Sport 125 CV, la versión más potente del tricilíndrico sobrealimentado de Ford, que también está disponible en su versión de 100 CV.

Aunque el salto hasta el potente Fiesta ST es más que notable, el modelo de la prueba de hoy se sitúa como el segundo más prestacional de la gama, con un acabado exterior muy llamativo y una mecánica que permite ciertas alegrías al volante o bien extraer el mayor número de kilómetros de cada gota de gasolina.

Prueba Ford Fiesta Ecoboost Sport 125 CV, A Pastoriza, Rubén Fidalgo30
El eje trasero del Fiesta Sport es sencillo pero bastante eficaz.

Con el lavado de cara llevado a cabo en el renovado Ford Fiesta su imagen ha ganado bastante, sobre todo en el frontal, con una coraza completamente renovada y que le da un aire “Aston Martin” muy llamativo, que se acentúa aún más con el acabado Sport de la unidad de pruebas, que incluye un faldón delantero, las taloneras laterales, spoiler sobre la luna trasera, llantas de 17 pulgadas y la defensa trasera con el difusor inferior, todo perfectamente integrado.

En el interior las diferencias respecto a su predecesor son más sutiles. Apenas una nueva textura en el salpicadero y la incorporación de nuevos sistemas como el Sync (que permite desde leer los mensajes del móvil hasta encontrar una canción sin soltar las manos del volante) o el Eco Mode.

Todo esto está muy bien pero, ¿cómo le sienta la mecánica Ecoboost al Ford Fiesta?

El Ford Fiesta Ecoboost 125 CV en el día a día

A priori, la unión del eficiente motor 1.0 de 125 CV y la ligera carrocería del Fiesta prometen un matrimonio idílico algo que he podido constatar a lo largo de la prueba, si bien es cierto que esta mecánica me ha encantado en todos los modelos que la he probado: Focus y B-Max.

Prueba Ford Fiesta Ecoboost Sport 125 CV, Verín, Rubén Fidalgo30
El color azul sienta bien a este modelo.

Al acercarme a la unidad de pruebas me gusta como le sienta el color azul, que destaca el color de los pilotos traseros y las llantas y le da un aire muy juvenil y sport. Los acabados me gustan y al abrir la puerta me gusta encontrarme con unos buenos asientos (lástima que no sean los Recaro del ST…) y una buena postura de conducción.

Para movernos por la ciudad resulta muy cómodo por suspensiones y por el buen par de la mecánica sobrealimentada, que nos permitirá rodar sin preocuparnos demasiado del cambio. Lo que ya no es tan idílico es el faldón delantero que pasa afeitando los pasos de cebra elevados y que habrá que tener en cuenta a la hora de aparcar en batería o en las rampas de algunos parkings.

Mientras no queramos salir los primeros de los semáforos y seamos mínimamente eficientes conduciendo, los consumos de este Fiesta se quedan justo por debajo de los 6 l/100km.

El maletero no es ninguna maravilla, pero está dentro de lo normal en esta categoría y, además, podemos ampliarlo abatiendo los asientos si necesitamos cargar algo voluminoso puntualmente.

El sistema Sync es fácil de manejar y evita bastantes distracciones al volante. También contamos con lo que en Ford llaman Mykey, una buena idea aunque con matices. Se trata de una llave en la que podemos programar algunas limitaciones en el uso del coche para que, por ejemplo si se lo dejamos a nuestro hijo, no pueda superar una velocidad máxima ni distraerse con el manos libres… aunque esto último puede ser peor el remedio que la enfermedad, pues acabara cogiendo el teléfono sin manos libres de todas todas.

Prueba Ford Fiesta Ecoboost Sport 125 CV, interior, Rubén Fidalgo30
El interior es moderno y alegre.

En carretera me encanta el tacto de este coche, es ágil sin resultar incómodo y el motor es mucho más silencioso y confortable que las versiones diésel… una pena que Ford no se anime a comercializarlo bi-fuel para poder emplear gas y bajar aún más los gastos por kilómetro recorrido. El motor empuja con brío si se lo pedimos y siempre que nos movamos entre 1.500 y 2.000 rpm los consumos son muy contenidos con cifras que jamás superan los 6,2 l/100km/h de media circulando al máximo legal.

Las maniobras de adelantamiento no suponen un problema, bastará con elevar algo más el régimen de giro y que el motor respire a pleno pulmón. En este escenario las aceleraciones son muy buenas, pero los consumos también se disparan bastante. El Fiesta es capaz de correr mucho, pero a base de duplicar la cantidad de combustible quemado.

La visibilidad es suficientemente buena y la postura de conducción nos permitirá recorrer varios cientos de km sin fatiga. Los frenos cumplen bien su cometido, con buenas distancias de detención y además de forma estable.

Por la noche los nuevos faros delanteros han mejorado algo la iluminación respecto a los anteriores que tuve ocasión de probar en el Fiesta TDCi.

Teniendo en cuenta los consumos, las prestaciones y la comodidad que proporciona su mayor suavidad de funcionamiento frente a las mecánicas diésel, el Fiesta Ecoboost me parece una alternativa muy interesante.

El Ford Fiesta Ecoboost 125 CV y sus consumos

Un detalle que me ha llamado la atención del Fiesta son los diversos gadgets electrónicos que posee. Entre ellos llaman la atención el sistema Sync que integra perfectamente al vehículo elementos como el teléfono o un reproductor multimedia, el Mykey que permite personalizar una llave para dejar el coche a tu hijo, por ejemplo, y que limita la velocidad máxima del coche, el uso del manos libres… y una función que me ha llamado la atención especialmente: Ford Ecomode.

Prueba Ford Fiesta Ecoboost Sport 125 CV, ecomode, Rubén Fidalgo30
El Eco Mode nos ayuda a conducir de forma eficiente.

Esta función  no se basa en reducir las prestaciones del motor para bajar su consumo, si no que propone un juego al conductor en el que va entregando más puntuación en forma de pétalos de flor cuanto más eficiente sea su conducción. El Ecomode puntúa tu manera de conducir en base a tres parámetros:

  • Anticipación.
  • Cambio de marchas.
  • Velocidad.

Cuantos más pétalos tengas, más eficiente es tu conducción y la verdad es que se consiguen importantes ahorros en el gasto de combustible y, además, me ha enseñado un detalle que me ha sorprendido y es que llevar el motor por debajo de 1.500 rpm aumenta considerablemente el consumo. Analizando la técnica del motor ecoboost creo que el motivo es el pesado volante de inercia que posee para reducir vibraciones. Si no tiene cierta velocidad de giro, el motor consume bastante energía simplemente en mantenerlo girando, por lo que si anticipamos demasiado los cambios y el motor cae por debajo de las 1.500 rpm el consumo se resiente. Para conseguir la máxima puntuación en el uso del cambio, jamás debemos movernos por debajo de ese régimen, algo que resulta extraño porque los desarrollos del cambio son bastante largos para aprovechar el buen par motor de la mecánica, así que en ciudad apenas vamos a poder usar la quinta. Lo ideal es movernos entre 1.700 y 2.000 rpm.

Prueba Ford Fiesta Ecoboost Sport 125 CV, turbo, Rubén Fidalgo30
El turbo es el verdadero protagonista de su mecánica.

Conseguir la máxima puntuación en el apartado “Anticipación” exige suavidad con el acelerador y el freno y aumentar la distancia de seguridad con los demás coches, así no nos afectan tanto los cambios de velocidad del resto del tráfico.

Los cinco pétalos de premio en el apartado “velocidad” no los podremos conseguir si rodamos por autovía a más de 100 km/h o en un tráfico muy congestionado que haga bajar excesivamente la velocidad media.

La verdad es que el “juego” engancha y hace que te “piques” con el coche para conseguir la máxima puntuación, de modo que eso de la conducción eficiente se acaba convirtiendo en eso, un juego, y acabamos rodando con unos consumos muy contenidos.

Como buen motor de gasolina sobrealimentado, el consumo del motor ecoboost es muy sensible al uso que demos de sus 125 CV. Mientras seamos suaves con las aceleraciones nos mantendremos en cifras muy buenas, con consumos de apenas 6 l/100km en autovías a 120 km/h, de poco más de 4 l/100km a poco que bajemos de 100 km/h. Sin embargo, si nos dejamos llevar por el temperamento de esta mecánica y sus buenas acederaciones, la cosa se dispara bastante y se acerca peligrosamente a los 10 l/100km.

El Ford Fiesta Ecoboost 125 CV Sport en el circuito de pruebas

Recuerdo que cuando aún no tenía el carnet de conducir las críticas al primer Ford Fiesta con mecánica de gasolina sobrealimentada eran feroces. El Fiesta RS turbo era definido como una bestia inconducible. De aquello ha pasado ya un cuarto de siglo y Ford ha mejorado sus chasis de manera abrumadora, encontrándose entre los mejores del panorama actual. El nuevo Ford Fiesta Ecoboost 125 CV va de maravilla y aunque es divertido y ágil, es noble como él solo y te deja divertirte sin tener que dejar más espacio en la garganta para que asciendan determinados órganos cuando nos pasamos de optimistas.

Prueba Ford Fiesta Ecoboost Sport 125 CV, A Pastoriza, Rubén Fidalgo30
El Fiesta Sport es un coche muy divertido de conducir.

El tarado de la suspensión está muy bien elegido para los neumáticos que llevamos, con muy poco perfil, y además de un buen agarre, absorbe bastante bien los baches (tanto los que aparecen por defecto en el asfalto como los puestos a propósito) y no resulta incómodo, algo en lo que también ayudan los asientos, que sin ser los excelentes Recaro del ST, tampoco van nada mal.

En cuanto a frenos se echan de menos unos discos traseros, aunque los tambores aguantan bien el esfuerzo son algo peores de dosificar y en pleno siglo XXI resultan un anacronismo absurdo.

Tanto la maniobra de esquiva como el trazado son un juego de niños, con una transferencia de masas bastante ágil que no nos pone en apuros y un ESP que funciona muy bien velando por nuestra seguridad, y eso que no le han dado muy buenas armas con los tambores traseros.

Conclusión

El motor 1.0 Ecoboost le sienta como un guante al renovado Ford Fiesta, que gracias a su menor tamaño y peso es menos sensible a los cambios de ritmo en lo que a consumos se refiere. Con 125 CV se puede llevar una conducción muy alegre o bien movernos tranquilamente con unos consumos ridículos.

El Ford Eco Mode es un buen elemento para “picarnos” e intentar sacar los mejores consumos del Fiesta. Lograr todas las hojas como premio suele traer consigo un importante ahorro de combustible.

Prueba Ford Fiesta Ecoboost Sport 125 CV, Tui, Rubén Fidalgo30
El alerón trasero es generoso.

Los cambios estéticos son muy acertados y el nuevo Ford Fiesta tiene una imagen muy llamativa que se ve reforzada con el acabado Sport, que lo hace parecer más compacto, robusto y deportivo, a la vez que mejora su comportamiento dinámico sin perder demasiado en confort.

Me ha gustado la doble personalidad de este Fiesta. Con él puedes ahorrar bastante en combustible pero también divertirte de vez en cuando, eso sí, si apuramos los 125 CV tendremos que olvidarnos de las cifras récord en lo que a l/100km se refiere.

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el Ford Fiesta, pero quizás con otra motorización o acabado? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del Ford Fiesta puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

4 Comentarios

Rubén Fidalgo 26 Agosto, 2013

El Ford Fiesta con este acabado y motorización posee un excelente compromiso entre economía de uso y prestaciones.

jonyoxford 26 Agosto, 2013

Queridos Reyes Magos, este año me he portado muy bien, lo teneis en rojo?

Elco Meconchas 27 Agosto, 2013

para aplaudir ese fierrito!!! con tan solo 999cc roza los 200km/h

Rubén Fidalgo 27 Agosto, 2013

Es curioso… el primer coche con menos de 1.000 cc en alcanzar los 200 km/h también tenía un motor de 3 cilindros… sólo que en aquella ocasión era de dos tiempos y 850cc, el Saab Sonett I.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba