Prueba

VÍDEO| Prueba del Ford Ecosport Active 125 CV 2021

27 de agosto, 2021

El Ford Ecosport no goza en Europa del enorme éxito de ventas que sí tiene en otros mercados y la verdad es que es una lástima. No es un mal producto para su precio, de hecho, es una buena alternativa a los Dacia Stepway. Su relación precio/producto es bastante buena, aunque tiene lagunas como las que comentamos en esta prueba.

El acabado Active añade bastante atractivo y rejuvenece uno de los modelos que más tiempo lleva en el mercado de la gama Ford, el Ecosport. Este SUV del segmento B no ha gozado hasta ahora del beneplácito de un gran público en España, aunque es un auténtico superventas en mercados como el americano. La subida de impuestos debido a los nuevos tramos de emisiones con la entrada en vigor del ciclo WLTP tampoco ha ayudado y el aumento de precio de este modelo hace que el Ford Ecosport Active que hemos probado tenga un PVP por encima de los 25.000 euros, una suma excesiva.

Por ese precio hay alternativas más recomendables en el mercado. Aunque el equipamiento de este Ecosport es generoso y ofrece un interior muy espacioso para sus compactas dimensiones, su calidad de fabricación, su comportamiento dinámico y su diseño ya algo anticuado hacen difícil defenderlo frente a rivales como el Dacia Sandero Stepway o incluso el Seat Arona.

¿Merece la pena el Ford Ecosport por 25.000 euros?

El precio desposiciona completamente al Ford Ecosport Active del mercado. Por mucho menos dinero te puedes comprar un Dacia Sandero Stepway que tiene un interior con una habitabilidad equivalente, dinámicamente tiene una respuesta más segura y está mejor acabado. De acuerdo, no tiene la tapicería de piel sintética del Ecosport ni un sistema de sonido firmado por Bang & Olufsen, pero en los detalles realmente importantes es mejor producto el nuevo Sandero, más confortable, de comportamiento más seguro y a un precio más razonable.

Si no nos gusta la idea de tener un Dacia, por 25.000 euros también podemos hacernos con un Seat Arona con el motor de gasolina de 110 CV y acabado FR o incluso rozar el precio del Arona con el motor 1.5 TSi de 150 CV. Es más, prácticamente nos pondríamos a un tiro de piedra de un Seat Ateca en acabado Style. De acuerdo, menos equipado que este Ecosport, pero mucho más coche, se mire por donde se mire.

Nuestra valoración: 6,7

Diseño 7

Motor 7

Comportamiento 6

Interior 7

Equipamiento 6

Consumos 7

Destacable

  • Mejora estética del Active
  • Acceso al interior
  • Interior espacioso

Mejorable

  • Precio
  • Comportamiento dinámico
  • Acabados

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Buen maquillaje

El diseño con el acabado Active ha ganado en atractivo.

51 fotos

Ampliar

El acabado Active se posiciona en la parte alta de la gama Ecosport, aunque no está disponible con el motor más potente de 140 CV sino que se conforma con el 1.0 Ecoboost de 125 CV y caja de cambios manual.

Estéticamente, el Ford Ecosport Active se diferencia del resto de la gama por las molduras negras de los pasos de rueda y faldones, que hacen que parezca más elevado y con mayores recorridos de suspensión, el frontal con un nuevo entramado en la calandra y los logos Active sobre los pasos de rueda. Además, esta versión 2021 del Ecosport cuenta con los faros con máscara en color negro en lugar de cromada.

En conjunto, el Ford Ecosport Active no está mal y ese toque campero casa muy bien con un modelo de estilo SUV. Por desgracia, este mayor atractivo del acabado Active no va acompañado de mejoras en el acabado y ajustes. La unidad probada tenía varios grillos en la zona del portón trasero (que abre lateralmente) y en la puerta del copiloto. Además, tampoco ha demostrado tener una rigidez estructural apropiada, algo que se hace palpable, por ejemplo, al subir o bajar un bordillo de la acera, momento en el cual la estructura se retuerce y produce bastante ruido cuando se mueven el marco de la carrocería y el portón trasero.

Las llantas de 17 pulgadas con neumáticos 205 de ancho tienen un diseño atractivo y son fáciles de limpiar y ayudan a darle al lateral un aspecto más llamativo.

Interior: El espacio es su ventaja

El interior aprovecha bien el espacio.

51 fotos

Ampliar

Los cambios introducidos en el interior respecto al Ford Ecosport Titanium que probamos hace unos meses tampoco son muy radicales. El más llamativo es la A repujada en el respaldo de los asientos y los pespuntes en azul. Por lo demás, es prácticamente idéntico.

La primera impresión al abrir las puertas es muy buena, con unos asientos bien tapizados y un salpicadero que tiene un diseño y materiales muy correctos. También nos va a encantar lo fácil que es entrar y salir de él por la altura a la que nos queda el asiento respecto a la cadera o por los prácticos huecos que hay en las puertas y en la consola central. Sin embargo, los asientos no son cómodos y rápidamente nos aparece la fatiga, sujetan poco lateralmente y su duro mullido acaba por ser incómodo con unas suspensiones que también son bastante rígidas.

En definitiva, el interior está bien en cuanto a aprovechamiento del espacio y presentación, pero la ergonomía de los asientos es mejorable y, además, esta unidad tenía varios ruidos parásitos provocados por desajustes, de modo que la calidad tampoco es la que uno debería exigir a un coche de este precio.

En cuanto al maletero, tiene una buena capacidad y formas aprovechables, pero el umbral de carga es alto y los asientos no dejan un suelo plano al abatirlos.

Motor: Sin sorpresas

Esta versión monta el motor 1.0 Ecoboost de 125CV.

51 fotos

Ampliar

Bajo el capó delantero de este Ford Ecosport Active tenemos el motor .0 Ecoboost de 125 CV que carece de cualquier tipo de hibridación, lo que hace que esté bastante penalizado fiscalmente.

Sus 125 CV dan unas prestaciones más que suficientes al Ecosport, que se mueve con bastante soltura, con unos desarrollos del cambio algo largos para reducir los consumos, pero con los que puede sin problemas gracias a la generosa entrega de par que proporciona la sobrealimentación.

En el esquema técnico echamos de menos un eje trasero con frenos de disco en lugar de los de tambor. Frenan correctamente y no hay demasiados problemas con la temperatura, pero los tambores traseros hacen la vida más complicada al control de estabilidad, que corrige peor las reacciones de Ford Ecosport, que tampoco son muy buenas de por sí.

En este apartado no hay grandes novedades respecto al Ecosport ya probado.

Comportamiento: Su talón de Aquiles

El Ecosport es tiene unas suspensiones demasiado secas y un comportamiento muy mejorable.

51 fotos

Ampliar

Este es uno de los apartados en los que peor parado sale el Ecosport respecto a sus rivales. Las suspensiones son secas y sus rebotes restan mucho confort a los pasajeros y, además, sus reacciones al límite no son las que uno espera en un coche moderno. El control de estabilidad salva la papeleta, pero el comportamiento natural de este chasis no es correcto, muy impreciso, poco confortable y que no transmite demasiada confianza.

En ciudad se agradece la postura de conducción elevada que nos ofrece una buena visibilidad del resto del tráfico y unas dimensiones compactas que nos ayudan a callejear, aparcar y maniobrar en zonas poco amplias. Echaremos de menos una suspensión más suave cuando pasemos por baches, tapas de alcantarilla, zonas en obras, pasos de cebra elevados, etc. Aquí no ayuda ni la dureza la suspensión ni el escaso perfil de los neumáticos.

En autopista y autovía las curvas rápidas no transmiten confianza. El coche pierde fácilmente la trayectoria al pasar por juntas de dilatación cambios de asfalto en los apoyos y le afecta bastante el viento lateral.

En carreteras secundarias de nuevo es la sequedad de las suspensiones lo que más lo penaliza El eje trasero rebota bastante y eso le quita mucha precisión, además de complicar las frenadas y alargar más de lo deseable las distancias. Para conseguir contener el balanceo de una carrocería que es relativamente estrecha para su anchura y altura del centro de gravedad, han endurecido demasiado tanto la suspensión como las estabilizadoras. El resultado no es bueno y tenemos un coche que, además de poco confortable, es impreciso.

Las reacciones consiguen ser seguras y dentro de los márgenes razonables gracias al control de estabilidad electrónico, pero el Ford Ecosport está por detrás de sus rivales en cuanto a comportamiento dinámico.

Equipamiento: Completo para su precio

Los faros son led sólo en cruce.

51 fotos

Ampliar

El acabado Active ofrece un buen nivel de equipamiento al Ford Ecosport, lo cual justifica en parte el tener que pagar 25.000 euros por un modelo que ya lleva bastante tiempo en el mercado.

En el campo del confort destacan elementos como el volante calefactado, los asientos tapizados en símil piel y calefactados, el parabrisas con descongelado eléctrico, el climatizador automático o la llave inteligente manos libres.

También está bien servido en cuanto a asistencias avanzadas a la conducción, campo en el que encontramos sistemas como el de reconocimiento de señales de tráfico, el control de crucero con limitador de velocidad, los sensores de ángulo muerto, la alerta de colisión con frenado de emergencia, la cámara de marcha atrás con sensores de aparcamiento o el asistente de luz de carretera. Por cierto, los faros son led en las luces diurnas y en cruce, pero los antinieblas y las luces largas son halógenas.

En cuanto a la conectividad y multimedia, ésta está garantizada por el sistema SYNC de Ford que cuenta con Apple Car Play, Android Auto y un excelente sistema de sonido firmado por Bang & Olufsen con una buena calidad de audio.

Consumo: Razonablemente bueno

Los consumos son correctos, pero la aerodinámica los penaliza bastante.

51 fotos

Ampliar

El Ford Ecosport está bastante penalizado en este apartado por su pésima aerodinámica. Sus proporciones son muy cúbicas, con una carrocería estrecha, corta y alta, así que los consumos se disparan bastante al superar los 90 km/h. Durante la prueba, el Ford Ecosport no ha cumplido con las cifras oficiales de consumo. Es cierto que en carretera podemos lograr el valor oficial de 5,1 l/1oo km, pero practicando una conducción extrema y poco natural. En condiciones normales y con una conducción realista, los consumos reales del Ford Ecosport Active han sido:

  • Ciudad: 7 l/100 km
  • Carretera: 5,7 l/100 km
  • Autopista: 6,8 l/100 km

Con estos valores de gasto y un depósito de 52 litros, la autonomía del Ford Ecosport Active ronda los 650-700 km.

Rivales: Rivales del Ford Ecosport Active 125 CV 2021

Vehículo

Ford EcoSport 1.0 EcoBoost Active 125

Dacia Sandero 1.0 TCE Stepway Serie Limitada Aniversario 74kW

Fiat Tipo 1.6 Multijet Cross 97KW

Citroen C3 Aircross Puretech S&S Feel 110

Precio Desde
26.296 €
Desde
13.965 €
Desde
27.700 €
Desde
20.660 €
Combustible Gasolina Gasolina Diésel Gasolina
Cambio 6 marchas 5 marchas 6 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 125 100 127 110
Aceleración 0-100 km/h (s) 11,0 11,7 10,5 8,8
Consumo Medio (l/100 km) 5,5 4,6 - -
Emisiones CO2 (g/km) 114 110 115 -

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche