Fisker Karma

Es el primer híbrido con baterías de ion-litio. Su silueta berlina coupé, precio y empaque le permiten rivalizar con los Mercedes-Benz CLS y compañía, pero su tecnología le hace único. En Estados Unidos salta a la arena comercial a finales de año.

Es el primer híbrido con baterías de ion-litio. Su silueta berlina coupé, precio y empaque le permiten rivalizar con los Mercedes-Benz CLS y compañía, pero su tecnología le hace único. En Estados Unidos salta a la arena comercial a finales de año.

Fisker es una marca de automóviles estadounidense fundada por Henrik Fisker, responsable del diseño, entre otros, de los Aston Martin DB9 y BMW Z8. Su primer modelo es el Karma, un deportivo automóvil derivado del estudio de idéntico nombre con carrocería berlina coupé de aluminio y 4 plazas independientes.

Mide 4,97 metros de largo, 1,98 de ancho y 1,31 de alto, llega a los comercios americanos a finales de año y a los europeos en 2010 a un precio que rondará los 100.000 euros. Monta suspensiones independientes, llantas de 22 pulgadas, ruedas 245/35 y 265/35 -detrás-, faros bixenón, pilotos con led… También sistemas como airbag frontales, control de tracción, ABS y ESP, células fotovoltaicas en el techo -opcionales- para el sistema de ventilación interior y un interior muy cuidado revestido de cuero, con distintos apliques decorativos de metal o madera -a elección del cliente y dentro de los acabados EcoChic, EcoStandar y EcoSport-, display de a bordo de 10,2 pulgadas para la gestión de diferentes sistemas -otra pantalla lcd muestra informaciones de marcha y mecánicas-… Rivaliza con los Aston Martin Rapide, BMW CS, Maserati Quattroporte, Mercedes-Benz CLS, Porsche Panamera


Frente a todos ellos opone una innovadora tecnología híbrida que poco a poco se abrirá paso en modelos como el Chevrolet Volt o el Opel Ampera. Y es que la impulsión del Karma es estrictamente eléctrica, a través de 2 motores Q-Drive desarrollados por Quantum Technologies y ubicados en la trasera. Mueven las ruedas posteriores y generan una potencia conjunta de aproximadamente 408 CV, además de un par máximo de 1.300 Nm.

También cuenta con un motor de gasolina de 2 litros turbo de inyección directa y 260 CV, en posición delantera central, destinado a mover un generador que recarga las baterías.


Estas, de ion-litio -inéditas en el sector y situadas en posición central para equilibrar masas suspendidas- también se reponen con un dispositivo autorregenerativo que actúa en frenadas y fase de retención, o bien conectando el coche a la red eléctrica doméstica -solución conocida como plug-in-. Fisker ofrece al cliente adquirir paneles solares a instalar en su domicilio que generen la electricidad necesaria para recargar el vehículo.


Puede funcionar en una posición que maximiza el rendimiento 200 km/h de velocidad punta, 0 a 100 km/h en 6 segundos y 480 km de autonomía-, llamada Sport, o bien en otra económica denominada Stealth; se seleccionan indistintamente en una tecla sobre el volante. En la segunda -velocidad máxima de 153 km/h– la autonomía es de 80 km, pero la contaminación es cero porque apaga el motor térmico. Cuando las baterías se agotan lo enciende automáticamente para producir electricidad y seguir la ruta.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

Fisker presenta en Nueva York el Atlantic | Autocasion.com 9 abril, 2012

[…] de diseño Atlantic. Además, el consejero delegado de la empresa, Tom LaSorda, indicó que Fisker está en un proceso de transición para convertirse en un fabricante “a gran escala” y […]

Fisker confirma su bancarrota | Autocasion.com 25 noviembre, 2013

[…] El fabricante estadounidense de automóviles asombró al mundo con la presentación en 2008 del Fisker Karma, el único deportivo eléctrico enchufable del mercado. Ahora, cinco años después, la compañía […]

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba