Fiat Panda: ciudadano modelo25

Fiat Panda: ciudadano modelo

11 Mayo, 2012, modificada el 14 Mayo, 2012 por

Probamos el nuevo Fiat Panda, un modelo histórico que ha ido reinventándose con el paso de los años hasta convertirse en lo que es hoy, un coche ideal para la vida diaria en una gran ciudad. La versión que ha llegado a nuestras manos es la denominada Lounge, con su motor 1.2 de 69 CV. ¡Vamos a verlo!

No valorado

Destacable

  • Comportamiento en ciudad.
  • Botón “City”.
  • Equipamiento.

Mejorable

  • Freno muy cargado delante.
  • Tacto del cambio, la 3ª y la 5ª pueden confundirse.
  • Cinco plazas, demasiado optimista.

Cuando compramos un coche, debemos tener muy claro para qué lo queremos. Saber la respuesta a esta pregunta será el motivo principal por el que nuestra adquisición nos deje totalmente satisfechos o, por el contrario, sea un auténtico desastre. Y esta máxima se cumple más que nunca con el Fiat Panda, un modelo que lleva ya 32 años entre nosotros, desde su primera aparición bajo el paraguas de Seat.

Si quieres un vehículo que se desenvuelva como pez en el agua por la ciudad, a medida que avance el texto vas a descubrir muchas cualidades dentro de un modelo que, a primera vista, parece más bien simple. Si, por el contrario, necesitas un coche que, además, te permita hacer viajes largos con total garantía, no estás ante el más adecuado…

El motor del Fiat Panda

Aunque su hábitat natural es la ciudad, el Panda se puede defender con cierta soltura en carretera. Fotos: Jordi Villanueva.25
Aunque su hábitat natural es la ciudad, el Panda se puede defender con cierta soltura en carretera. Fotos: Jordi Villanueva.

La versión que hemos probado es la que equipa bajo el capó un motor de 1,2 litros, atmosférico y con 69 CV. Queda muy lejos de las prestaciones del TwinAir bicilíndrico de 85 CV, pero insistimos en lo mismo, Fiat tiene muy claro lo que quiere ofrecer con este Panda.

Estamos ante un modelo de ciudad, poseedor de una mecánica que busca consumir la menor cantidad de combustible posible y ofrecer el máximo nivel de confort a la hora de conducir, a lo que ayuda también un reglaje de suspensiones bastante blando. Logra ambas cosas, ya que para moverse dentro de la urbe  no se necesitan más prestaciones que las que ofrece este motor, que acelera de 0 a 100 km/h en 14,2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 164 km/h.

El consumo en ciclo mixto (que no dista mucho del urbano) durante nuestra prueba quedó fijado en 5,8 litros a los 100 kilómetros, cuando Fiat homologa 5,2 l/100 km. Es probablemente el modelo con el que más hemos logrado acercarnos a las cifras de gasto de combustible oficiales de todos los que hemos probado.

Diseño: el Fiat Panda, muy bien pensado

En el interior del Fiat Panda encontramos todo lo que se puede necesitar en un coche. No falta de nada, siendo la distribución de  los elementos muy lógica; no supone ningún esfuerzo acceder a cualquiera de ellos. Quizás hubiese convenido disimular algo más el conector del GPS, ya que se encuentra demasiado visible y puede invitar a los “cacos” a buscar el aparato en la guantera.

El freno de mano del Fiat Panda tiene un diseño radical y llamativo. Fotos: Jordi Villanueva.25
El freno de mano del Fiat Panda tiene un diseño radical y llamativo. Fotos: Jordi Villanueva.

Llaman la atención también el diseño del freno de mano, que si estuviese situado un poco más arriba podría hacer las veces de reposabrazos, y del cierre centralizado, que se encuentra brillantemente implementado en el mismo tirador de la puerta.

Si tenemos que poner algún “pero” al Panda, la única pega real que vemos  es su versión de cinco plazas, como la que hemos conducido. Es de agradecer que en un modelo de estas características puedan viajar cinco personas, pero no es recomendable si van a realizar un trayecto de más de media hora (siempre que la amistad de los tres ocupantes de la parte trasera nos interese a largo plazo).

Bromas aparte, el espacio es justo, quizás demasiado: hay que sopesar cuidadosamente un desplazamiento con cinco pasajeros a bordo. Además, las prestaciones del motor se resienten con tanto peso en su interior, en especial en carretera, donde debemos abusar de las marchas más cortas si no queremos quedarnos sin fuerza en el propulsor, lo que dispara el consumo por encima de los 7 litros.

Pero volvemos al principio de este texto. El Fiat Panda es un coche hecho por y para la ciudad, donde compite de tú a tú con cualquier rival, y no para viajes largos. ¿Nos puede sacar de un apuro y realizar con él un desplazamiento de media distancia? Si, pero no de forma habitual, y con una serie de “restricciones” que tienen que ver con su capacidad, tanto mecánica como de carga. No obstante, en este último apartado ofrece una de las mejores cifras del segmento, con 225 litros de maletero como mínimo. Éste número puede aumentar según coloquemos los asientos traseros, que pueden abatirse, llegando a 870 litros.

En cuanto al diseño exterior, el Fiat Panda es un coche que no emociona desde un principio, pero cuya imagen hace que caiga simpático. Toda su línea estética trata de evocar el espíritu que siempre ha tenido el Panda, aunque actualizado según los tiempos que corren. Sin duda, un acierto de la marca italiana, que aúna de forma brillante clasicismo y modernidad.

Comportamiento al volante

Los mandos del volante están situados en una posición cómoda donde el conductor no tendrá que hacer malabarismos para accionarlos. Fotos: Jordi Villanueva.25
Los mandos del volante están situados en una posición cómoda donde el conductor no tendrá que hacer malabarismos para accionarlos. Fotos: Jordi Villanueva.

Que donde más cómodo se siente el Fiat Panda es en la ciudad ya lo hemos dicho. Sin embargo, jugando con el cambio de marchas correctamente podemos afrontar con ciertas garantías cualquier desplazamiento, ya que su comportamiento en “campo abierto” no es nada malo (para no tratarse de su hábitat natural).

No obstante, en carretera es donde hemos apreciado uno de los pocos defectos de este vehículo urbano. Su caja de cambios está tan comprimida por falta de espacio que resulta relativamente sencillo confundir la tercera marcha con la quinta cuando subimos desde cuarta. Hay que marcar muy bien el movimiento en H para no encontrarnos con una reducción inesperada.

Además, al volante de esta versión del Fiat Panda te das cuenta enseguida de una característica a la que lleva cierto tiempo acostumbrarse. Al reducir marchas, el freno motor actúa en mucha menor medida que lo que se pueda esperar en un principio. Para contrarrestar eso, los ingenieros de la marca han dotado al Panda de unos frenos delanteros bastante potentes (de disco, detrás cuenta con tambores), que, en caso de utilizarlos firmemente, pueden provocar que el coche se desequilibre más de lo deseado.

El Panda carece de tapón para el depósito de la gasolina, teniendo que encajar la manguera cada vez que queramos repostar. Fotos: Jordi Villanueva.25
El Panda carece de tapón para el depósito de la gasolina, teniendo que encajar la manguera cada vez que queramos repostar. Fotos: Jordi Villanueva.

Teniendo en cuenta todo esto, podemos confirmar sin miedo a equivocarnos que el Panda no es ni mejor, ni peor que rivales como el Citroën C1, el Peugeot 107, el Toyota Aygo o el Kia Picanto en carretera. Todos estos urbanos comparten lo que decíamos antes: pueden sacarte de un apuro en un momento dado para un desplazamiento largo, pero no es su misión.

Por el contrario, en ciudad, el Fiat Panda se encuentra en su ambiente. No saldrás el primero de cada semáforo, ya que la fuerza del motor en bajas vueltas es bastante limitada, algo que mejora con el avanzar de las revoluciones. A partir de las 2.400 rpm es cuando la mecánica da su mejor rendimiento.

El Fiat Panda destaca entre el tráfico de una gran ciudad, donde puedes maniobrar de forma muy sencilla en cada recoveco que encuentres por el camino. A esto contribuye otro de los puntos fuertes del modelo, el botón “City”. Pulsándolo, conseguimos que la dirección se vuelva más “blanda” y manejable, con los beneficios que ello conlleva en determinados momentos, como  a la hora de aparcar. Más allá de las cámaras de visión trasera y demás avances que se han visto en los últimos años, esto sí que es una auténtica ayuda orientada al confort de la conducción.

¿Será el Fiat Panda tu próximo coche?

Los vehículos urbanos cuentan con una gran oferta dentro del mercado, por lo que el Fiat Panda tiene una gran cantidad de rivales a los que batir. Para ello, los 11.600 euros que cuesta la versión Lounge que hemos probado no son su mejor argumento. Eso sí, os aseguramos que la relación precio-calidad está a la altura. Pero de nuevo entra en juego la pregunta que hacía al principio del texto. ¿Para qué quieres el coche?

Si el Fiat Panda va a ser tu vehículo principal y aceptas sus virtudes y sus defectos, tu dinero estará  bien invertido, porque no te faltará de nada. Si, por el contrario, lo vemos como un coche de apoyo al principal con el que movernos por la ciudad, existen otros modelos (y otras versiones del propio Panda) en el mercado a un precio más asequible y que cumplirán de una forma muy similar su cometido.

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el Fiat Panda, pero quizás con otra motorización o acabado? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del Fiat Panda puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

Y si lo prefieres de ocasión… Consulta la oferta de Fiat Panda usados en Autocasion.com.

Te puede interesar...

3 Comentarios

gou 19 Octubre, 2014

no lo compreis nunca los habren muy faciles

quijoterencia 23 Mayo, 2015

¿Abrirlos?¿Un Panda? ¿en serio? El mio tiene ya 8 años y es practicamente invisible para los cacos;no hay coche mas discreto,práctico y duro que el Panda.Sobre todo duro.8 años y ni una bombilla fundida,ni una visita al taller al margen de cambios de aceites.Silencioso,alto,cómodo y facilisimo de conducir…Hablo del 1.2 gasolina,por certo;del 1.3 diesel no puedo hablar porque no tengo noticias,del mio si.

Gisella 25 Agosto, 2015

El mío lo abrieron… y muchas personas me han dicho lo mismo del modelo Panda y es 1.2 gasolina

Fiat me dijeron que necesito denunciarlo al seguro pero quiero arreglarlo por mi parte. cuanto me podria costar?

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba