Fiat Panda 201226

Fiat Panda 2012

12 Febrero, 2012, modificada el 7 Mayo, 2012 por

La tercera generación del Fiat Panda empieza a venderse esta semana en España. Más redondeado por fuera, con más espacio por dentro, lleno de soluciones y de buenas ideas, el nuevo Panda entra primero por los ojos para, vistas sus cualidades, resultar una compra sensata. Puede ser tuyo a partir de 9.900 euros. Te contamos cómo va.

No valorado

Destacable

  • Diseño atractivo
  • Comportamiento dinámico
  • Espacio interior

Mejorable

  • Ajuste manual de retrovisores
  • Reflejos en zona de instrumentación
  • ESP opcional en pack

Cumple 32 años en 2012, porque el primer Fiat Panda nació en 1980. Desde entonces se han vendido de este coche urbano 6,5 millones de unidades, y ha tenido dos cambios importantes: una primera evolución en 2003 (que le hizo ganar el galardón Car of the Year en 2004) y una segunda ahora. Entre medias, algunos cambios menores, 16 millones de conductores y… una fábrica ultramoderna recreada en Nápoles sólo para fabricarlo con las ultimísimas tecnologías.

Con estas cifras en su tarjeta de presentación, nos encaminamos al punto de encuentro en el que Fiat nos ha convocado para que podamos realizar esta prueba de conducción del Panda. Nos proponen una ruta por calles y avenidas madrileñas, que ampliaremos con una incursión por autovía –por aquello de ponerlo a más velocidad- y unas cuantas vías con firme irregular y asfalto en mal estado.

Fiat Panda delantera26
Los diseñadores de la carrocería han querido dar al frontal un aspecto próximo a una sonrisa humana.

Por fuera el nuevo Panda es pintón, resulta estiloso, tiene aire moderno… y se nota que ha crecido. En Fiat se esfuerzan por explicar que no sólo han buscado belleza en el diseño, sino también funcionalidad y que cada detalle tiene detrás una razón de seguridad, de aerodinámica, de confort o de espacio. Mide 3,65 metros de largo, 1,64 de ancho y 1,55 de alto, con una distancia entre ejes de 2,3 m. Sólo existe en carrocería de 5 puertas. La ancha calandra horizontal, el capó algo abombado y los faros redondeados muy cercanos a los laterales son rasgos que los diseñadores definen de  “antropomórficos” y con los que han intentado que tenga “una cara simpática”. De paso, aportan un plus de seguridad, porque minimizan lesiones en posibles atropellos y los faros más altos se ven desde mayor distancia (y si uno aparca regular, hay menos probabilidad de romper el faro).  Toda la silueta del Panda sigue esta tendencia a la redondez, gracias a lo cual ha podido mejorar su Cx (coeficiente aerodinámico) hasta 0,32.

Vídeo: 30 años de historia del Fiat Panda

La trasera está dominada por el portón, las ópticas integradas cerca del techo y por una línea de cintura alta. Visto de lado, lo que más destaca en el Panda es la original disposición de la tercera ventanilla que casi acaba por unirse con las ópticas traseras. Fijaos también en los pasos de rueda, con forma cuadrangular. Las bandas paragolpes de ambos parachoques y de los dos laterales acaban por conferir personalidad a una carrocería que transmite robustez y que no nos deja indiferentes.

Diseño y mucho espacio interior en este Fiat Panda

Pero basta ya de dar vueltas alrededor del Panda. Es hora de entrar en él, ponerse a los mandos y conducir. Os vamos contando nuestras impresiones.

Fiat Panda volante26
El volante del nuevo Fiat Panda es robusto, como lo es la línea general de su diseño.

Y, lo primero… ¡qué bonito! Por lo general, los salpicaderos son elementos estructurales y portantes de instrumentación varia que no aportan excesivas alegrías de diseño (sí, sí, hay excepciones, claro), pero aquí esa alegría se reparte generosamente por el salpicadero y por el resto del habitáculo. Los plásticos negros  tienen grabadas en pequeñito las letras de la palabra “Panda” de forma imperceptible (parece un serigrafiado cualquiera y, por cierto, tiene efectos antirreflejos), la parte central del salpicadero, incluido el gran hueco portaobjetos situado por encima de la guantera, está resaltada en otro color y una parte de los mandos están dispuestos de forma que recuerdan los mandos de las consolas de videojuegos. Hay  14 compartimentos portaobjetos (unos abiertos, otros con tapa y otros ocultos) por todo este interior que me parece, ya sentada al volante, amplio y luminoso. Los asientos son más finos que los de la generación anterior, permiten más regulaciones y dejan algo más de espacio para las piernas de los ocupantes traseros. Las tapicerías tienen un diseño con formas cuadradas que, en realidad, sirven para ventilar el respaldo y mejorar el confort en épocas estivales.

El puesto de conducción me resulta cómodo, hay buena visibilidad lateral por los grandes retrovisores (también de forma cuadrangular) y hacia atrás, aunque, en la zona de los montantes delanteros, podría ser mejor. El volante es robusto, con mayor grosor en la zona central del aro (para integrar elementos que no existen en la versión de equipamiento básico que he elegido para probar).  Resalta  el gran tamaño de la palanca del freno de mano (más corta y de formato cuadrado), así como de la palanca del cambio (con 5 marchas), por cierto muy bien situada respecto al volante para conducir con buena ergonomía.  Echando la vista atrás, las tres plazas que ocuparían pasajeros que hoy no llevo parecen cómodas, con espacio adecuado en altura y cierta holgura –para lo que es un coche que no llega a los cuatro metros de largo- en espacio para las piernas.

Este Panda es un pequeño monovolumen en el que, además de pasajeros, podemos transportar objetos grandes, ya que su maletero de 225 litros puede llegar a 870 si se abate el respaldo de los asientos traseros.

Motores del Panda 2012

De los tres motores disponibles de momento, he elegido para esta prueba de conducción el que más prevé vender Fiat: el 1.2 gasolina con 69 CV, heredado de la generación anterior, que consume 5,2 litros cada 100 km y  emite 120 g de CO2 por kilómetro.

Fiat Panda suspensiones26
La arquitectura de las suspensiones es sencilla: delanteras son McPherson, más ligeras, y eje de torsión detrás.

Las otras dos mécanicas son el 0.9 TwinAir Turbo de 85 CV, que ha ganado el International Engine of the Year 2011, y el 1.3 Diesel de 75 CV, que reservamos para posteriores pruebas a fondo.  Comenzamos a rodar.

Nos movemos inicialmente por el laberinto de callejuelas que configuran el barrio madrileño de Lavapiés, un trazado en el que el pequeño Panda puede demostrar su habilidad para los giros (¡impecable!) y su ADN urbanita. Contamos como ayuda suplementaria con el comando CITY: se activa apretando un botón en el salpicadero y nos ofrece más asistencia en la dirección, aligerándola, lo que facilita el trabajo con el volante en todo tipo de maniobras y, claro, a la hora de aparcar. A bordo, el silencio es sorprendente; el cambio es suave y agradable de utilizar, ágil de respuesta.

Le ponemos delante el siguiente listón: si por ciudad va bien, ¿resistirá igualmente trayectos más rápidos? Me dirijo hacia la A-2, pero, antes, me entretengo girando varias veces en una rotonda; sin peros, la inclinación es correcta, ningún problema de estabilidad, uno tiene la sensación total de control del coche. Ya en autovía, el Fiat Panda sube de velocidad con soltura, se mantiene bien y, si frenamos y aceleramos a continuación para recuperar sin reducir de marcha, se muestra obediente y vuelve a un nivel de giros alegre sin mayor complicación. De nuevo sorprende el bajo nivel sonoro incluso a velocidad de vías rápidas.

Vuelvo al punto de partida, es hora de hacer balance con todas estas primeras impresiones de conducción y de valorar equipamientos y precios. En cualquier caso, Fiat ha acertado de pleno: su Panda atrae y convence. Si la versión básica que he probado ya resulta más que satisfactoria, el plus de equipamiento que cada comprador pueda decidir terminará de completar sus necesidades.

Precios del nuevo Fiat Panda*

1.2 GASOLINA: 9.900 € (versión Pop) ó 11.600 € (versión Lounge)

1.3 DIESEL:  13.900 €

0.9 TWIN AIR:  13.100 €

*Consulta las ofertas de lanzamiento.

Te puede interesar...

Isabel Gª Casado

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba