Fiat Freemont: Spaguetti western

27 noviembre, 2011, modificada el 6 diciembre, 2011 por

Es el primer fruto de la alianza entre los grupos Fiat y Chrysler, un vehículo basado en el Dodge Journey, retocado mecánica y estéticamente por Fiat para adaptarlo al gusto europeo. El resultado es un coche interesante por tamaño, habitabilidad y prestaciones. La versión probada, para mí la más atractiva, es la 2.0 turbodiésel de 170 CV. Cuesta 29.200 euros.

No valorado

Destacable

  • Aspecto poderoso
  • Rendimiento mecánico
  • Chasis afinado

Mejorable

  • Manejo del cambio
  • Sin transmisión automática
  • Diámetro de giro corto

El nacimiento de este mestizo ha sido una apuesta inteligente por parte de Fiat, que, con la desaparición de los Croma, Multipla y Ulysse, carecía de un vehículo de grandes dimensiones dirigido a familias numerosas. En vez de partir de cero, el grupo italiano ha rediseñado al gusto europeo el Dodge Journey, comercializado hace unos años en Europa por Chrysler. El resultado es un coche inmenso, con 4,89 metros de longitud, de poderoso aspecto, a mitad de camino entre un SUV y un monovolumen, con siete auténticas plazas, muy bien equipado y animado con motores de última generación.

Amplio y modulable

Si por fuera el Freemont impresiona por sus robustas líneas, básicamente las mismas que las del Dodge Journey, un acierto a la hora de captar miradas, por dentro nos regala un espacio amplio y aprovechable. Sus tres filas de asientos modulables permiten configurarlo como un 5 plazas con maletero de 540 litros, o como un 7 plazas con 145 litros. La capacidad máxima del maletero, con los asientos abatidos, llega a los 1.461 litros.

fiat freemont 170 cv31
El inmenso maletero permite llevar numerosos objetos.

Las plazas de la tercera fila disponen de un buen tamaño para que viajen cómodamente dos niños, no así dos adultos, que lo harán con las rodillas muy altas o abiertas. El acceso a estos asientos se realiza abatiendo los respaldos de las plazas centrales hacia delante y sus respectivas banquetas hacia arriba. No es fácil ni acceder ni salir de las plazas últimas, ya que estas quedan bastante retrasadas del hueco que dejan las puertas traseras. La segunda fila de asientos permite que se acomoden tres personas no muy grandes ya que la plaza central dispone de un espacio algo justo.

Salto de calidad

Una vez sentado delante del volante se perciben importantes cambios con respecto al Dodge Journey. Los ingenieros italianos han dejado su impronta, no sólo en el estilo, sino sobre todo en los materiales empleados. Estos, sin ser de una calidad excepcional, convencen por su robustez y buenos ajustes. Algunos elementos, principalmente los de la parte alta y media del salpicadero, son blanditos y muy agradables al tacto.

La postura de conducción viene determinada por la altura del asiento, que hace que el conductor viaje muy alto. La visibilidad es muy buena, sobre todo hacia adelante y los lados. Para observar lo que hay detrás del vehículo y en diagonal, lo mejor es valerse de los espejos retrovisores, con los que uno se hace una buena idea de donde acaba el coche para controlar sus generosas dimensiones.

Aunque poco hay que reprochar a los mandos principales, no me gustó lo retrasado que se encuentra la palanca de cambios, ni tampoco la manera de regular el asiento ya que mezcla mandos eléctricos con otros manuales. El volante dispone de diferentes mandos y desde la consola central se agrupan otros en torno a una pantalla multifunción, que se maneja con las yemas de los dedos, de tamaño algo pequeño para mi gusto.

Sorpresa en marcha

Donde más se nota el trabajo realizado por los técnicos de Fiat es en la puesta a punto del chasis, nada que ver con la del Dodge Journey, y en las mecánicas. Las dos disponibles son diésel Multijet, de última generación, de dos litros y 140 ó 170 CV de potencia. La unidad de pruebas contaba con el más potente, un prodigio en cuanto a rendimiento desde bajas revoluciones hasta regímenes medios y altos, con una entrega de potencia muy lineal y progresiva. Asociado a una caja de cambios manual, de manejo algo lento e impreciso, es posible viajar a ritmos legales por autovía consumiendo unos 6 litros/100 km, cifra excelente dado el peso -1.874 kg- y volumen del Freemont.

fiat freemont 170 cv31
El poderoso motor 2.0 Multijet diésel de 170 CV de potencia ofrece un excelente rendimiento.

Una vez en marcha sorprende lo bien asentado que va el coche y la buena insonorización. Su pisada en recta es intachable, y en curva convence por la inexistencia de balanceos o cabeceos. Las suspensiones son firmes aunque cómodas en baches, y la dirección cuenta con un tacto preciso que permite un guiado directo la trayectoria elegida, aunque en ciudad su radio de giro es limitado. Obviamente el Freemont no ofrece un comportamiento deportivo, no es su objetivo. En cuanto a los frenos, nada que reprochar, retienen bien y para agotarlos hay que someterlos a esfuerzos no indicados en un uso normal.

El equipamiento es otro de sus puntos positivos y que justifican el precio de la versión 2.0 170 CV, 29.200 euros. Cantidad que incluye una amplia dotación, donde no faltan 7 airbags, climatizador de tres zonas con salidas de aire en el techo, controles de estabilidad y tracción, equipo de audio, ordenador de a bordo, control de la velocidad de crucero, llantas de aleación de 17 pulgadas, sistema de acceso y arranque sin llave, bluetooth, asientos delanteros eléctricos y sensor de aparcamiento trasero, entre otros.

[auto_quote quote=”¿Será tu próximo coche?” quote_description=”Si buscas un 7 plazas de aspecto diferente y poderoso, con un chasis bien afinado, un motor turbodiésel de excelente rendimiento y bien equipado, el Fiat Freemont no te defraudará.”]

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el Freemon, pero quizá con otra motorización o acabado?. En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del Fiat Freemont, puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

1 Comentario

Julio 7 diciembre, 2011

Italia será spaghetti western pero y España?, paella a la Valenciana, nada más.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba