Prueba

Fiat 500S 1.3 Multijet 95 CV: una mascota a prueba

41 fotos

Ampliar

21 de abril, 2014

El Fiat 500 S con el motor 1.3 Multijet de 95 CV aúna unas prestaciones sobresalientes con unos consumos muy ajustados en una carrocería con mucho encanto. No es tan pequeño como parece, y puede que otros competidores ofrezcan más espacio interior, pero ¿merece la pena ceder algo de espacio a cambio de su diseño? Lo veremos.

El Fiat 500S es uno de esos coches a los que uno saluda y le pregunta qué tal ha pasado la noche cuando lo coge por la mañana para ir al trabajo, y es que pocos modelos desprenden tan “buen rollo” como éste. No deja de ser irónico que un modelo que nació como la solución más económica posible para moverse por ciudad -el Fiat 500 original de 1957– haya sido la inspiración para crear un modelo ciudadano, sí, pero con cualidades más que de sobra como para conquistar los corazones de los más sibaritas.

En realidad, el primer Fiat 500 data de 1936 y era conocido popularmente como “Topolino” (ratoncito), uno de los coches más pequeños jamás fabricado. Sin embargo, el 500 actual es la reinterpretación de las líneas maestras de la segunda generación del utilitario italiano, que se fabricó entre 1957 y 1975 y al igual que por aquel entonces, el pequeño Fiat tuvo sobre sus hombros la enorme responsabilidad de mantener saneadas las cuentas de la marca.

Para mi gusto es uno de los modelos actuales que rememoran “viejas glorias” más acertado, recordando al original más que el Mini o el Beetle, y eso que si vemos al cincuentero al lado del actual las diferencias son abismales, empezando por el tamaño, y es que el clásico prácticamente cabe dentro del modelo de la prueba de hoy.

Sea como fuere, el Fiat 500 es todo un éxito de ventas y gracias a ello es, probablemente, el modelo más importante para la marca italiana en la actualidad. Para mantener vigente el modelo, Fiat ha lanzado esta versión con un toque deportivo pero sin la radicalidad de los modelos Abarth, denominado 500S.

Con el motor 1.3 Multijet de 95 CV, el Fiat 500S cuenta con unas prestaciones destacables, unos consumos muy ajustados y una estética que atrae casi todas las miradas. No es un coche barato, pero tal vez ése sea su gran éxito: es el menos caro de los coches de capricho que hay en el mercado, y en una semana con él me he dado cuenta de porqué la gente está dispuesta a pagar algo más por tener un utilitario de una marca generalista, y es que este coche de verdad enamora.

Nuestra valoración: 7,8

9

8

8

7

7

8

Destacable

  • Imagen y simpatía.
  • Consumos y prestaciones.
  • Detalles premium.

Mejorable

  • Start & Stop lento.
  • Reposacabezas duros.
  • Sonoridad elevada.

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Fiat 500S: un Abarth muy sutil

El faldón delantero del S es más deportivo.

41 fotos

Ampliar

Sin duda el pequeño Fiat es un especialista en este apartado, es puro diseño y logra, pese a su sencillez, que todas las miradas se dirijan a él. La versión “S” se diferencia por abandonar los detalles cromados (paragolpes, bigotes delanteros, manillas y luz portamatrículas) en favor de unos acabados en negro grafito que, personalmente, no me gustan tanto como los cromados originales, pero que en la unidad de pruebas, con este precioso color rojo, quedan muy bien.

Las llantas en color grafito y los parachoques delantero y trasero también son específicos de este acabado, con un toque sport cercano al de sus espectaculares primos de Abarth, pero más sutiles.

En el interior, unos asientos envolventes, el pomo del cambio, el volante y el salpicadero en gris titanio en vez de en el color de la carrocería son las diferencias más reseñables.

Es increíble el trabajo de los diseñadores de Fiat para lograr que este coche recuerde tanto al modelo en el que se inspira cuando sus tamaños son tan diferentes, y es que el nuevo parece un todo terreno cuando lo aparcas al lado del modelo de los años cincuenta del siglo pasado, pero esos “mofletes” y las proporciones “clavan” a los del original y hacen que la gente mire con simpatía a este coqueto utilitario.

Motor: Fiat 500S: típico diésel

El motor mueve con alegría y con consumos bajos al 500.

41 fotos

Ampliar

El motor 1.3 Multijet de 95 CV tiene el típico tacto de las mecánicas de gasóleo: buenas prestaciones en la zona baja y media de revoluciones, consumos bajos… pero con bastante ruido. La verdad es que por debajo de 1.400 rpm no hay absolutamente nada bajo el pie derecho, algo lógico si tenemos en cuenta su pequeña cilindrada.

Un detalle que no me ha gustado en la unidad de pruebas es que en las fases en las que el sistema está realizando la regeneración del filtro anti partículas vamos echando una llamativa humareda que hace que lleguemos a pensar si le pasa algo al motor

La caja de cambios es de sólo 5 velocidades, pero la verdad es que no necesitamos más, ya que aunque hay bastante salto entre ellas, el motor puede mover de sobra unos desarrollos tan abiertos. El tacto del selector del cambio es algo “gomoso” y con recorridos largos, pero me encanta su ubicación alta en el salpicadero, muy a mano y con un pomo que da gusto agarrar con la mano.

Gracias al poco peso que tiene que mover, los 95 CV son más que suficientes para realizar adelantamientos con bastante agilidad y movernos a un ritmo muy alegre si queremos, todo ello con un consumo muy contenido.

Comportamiento: Fiat 500S: un amigo retozón

Las llantas son atractivas.

41 fotos

Ampliar

Conducir por la ciudad este utilitario es una gozada. Aunque es más grande de lo que parece, sigue siendo muy compacto y aparcarlo es sencillísimo. La postura de conducción es algo elevada, lo que nos proporciona una buena visibilidad y hace que dominemos perfectamente el tráfico circundante. Como el motor tiene buen par, nos acabamos moviendo con mucha agilidad casi sin quererlo.

una distancia entre ejes tan corta es de esperar un comportamiento nervioso, y en cierto modo es así, pero la verdad es que el Fiat 500S resulta ser un coche muy noble, aunque algo incómodo a la hora de pasar los pasos de cebra elevados, ya que en ocasiones su batalla coincide con la longitud del paso, por lo que mientras el eje delantero empieza a bajar, justo se eleva el trasero, y acabaremos rozando con el faldón delantero en el asfalto, pero esto no es un fallo achacable al coche.

El tarado de las suspensión del 500S tiene un buen compromiso entre confort y estabilidad, y la dirección tiene un buen tacto (podemos suavizarla para las maniobras en ciudad con la ya clásica tecla que aumenta la asistencia), como además es un coche muy compacto, acabaremos ratoneando entre el tráfico y disfrutando a sus mandos tanto en ciudad como en las pequeñas carreteras comarcales.

El alumbrado de la unidad de pruebas cuenta con faros bi-xenón y una luz excelente que ponen la guinda para poder disfrutar de este Fiat en los viajes nocturnos.

En el circuito de pruebas, la prueba de esquiva la soluciona sin demasiados problemas, aunque la corta distancia entre ejes hace que tenga que trabajar el control de estabilidad para evitar acabar en trompo, pero el equilibrio entre la suspensión y el agarre de los neumáticos es correcto.

El control de estabilidad tiene una buena puesta a punto y es eficaz corrigiendo nuestros errores, y eso que tiene que hacerlo trabajando con unos anticuados frenos de tambor en el eje trasero.

Las distancias de frenado son cortas y dejan buenas cifras dentro de esta categoría, con un tacto de pedal bueno y un buen aguante frente a la temperatura.

En definitiva, el Fiat 500S es un coche muy fácil de conducir para cualquiera y capaz de hacernos sonreír si nos apetece, resultando un coche muy divertido.

Equipamiento: Fiat 500S: casi premium

La ciudad parece más grande con el Fiat 500.

41 fotos

Ampliar

El equipamiento de esta versión está bastante bien. Tiene lo principal, una buena dirección asistida, climatizador automático, una instrumentación completa, elevalunas eléctricos, asiento del conductor regulable en altura, unas preciosas llantas de aluminio en acabado grafito y una pintura roja de buena calidad PPG. Además, la unidad de pruebas suma el navegador Tom Tom, los faros bi-xenón y el techo corredizo de cristal, que por cierto abre y cierra muy rápido y ajusta bien.

Se echa de menos el control de crucero, un elemento que debería venir de serie, máxime con las frecuentes campañas anti velocidad por parte de las autoridades, y es que es fácil pasarnos de velocidad si nos despistamos.

Aunque el precio no se nota en un equipamiento muy extenso, sí cuenta con detalles que justifican en parte su precio, y es que el interior resulta tan acogedor como su carrocería: unos asientos con tejido de buen tacto, volante de piel con costuras en rojo, pomo del cambio con fuelle de piel, y unos mandos de buen aspecto que logran que nos sintamos muy a gusto con el Fiat 500S y que tenga cierto toque “premium“.

Consumo: Fiat 500S: un mechero muy chic

El Fiat 500 es compacto.

41 fotos

Ampliar

Además de unas buenas prestaciones, el motor 1.3 Multijet destaca por los buenos consumos que logra en este modelo, con cifras que difícilmente llegarán a los 6 l/100 km, ni siquiera en ciudad.

En autovía, manteniendo cruceros de 120 km/h el Fiat 500S estabiliza el consumo alrededor de los 5,6 l/100 km, una cifra que aunque no es de record, es buena teniendo en cuenta que los coches tan cortos y altos tienen una mala aerodinámica que penaliza esta cifra.

En carreteras, a velocidades entre 70 y 90 km/h, el 1.3 diésel es fácil verlo con medias entre 4 y 4,5 l/100 km, el poco peso del conjunto y las buenas dosis de par nos van a dejar rodar tranquilamente en marchas largas y con el motor muy bajo de vueltas.

Gracias a estas cifras, el pequeño depósito de combustible da para cubrir distancias de 600 km sin necesidad de apurar hasta la reserva.

Rivales

Vehículo

Fiat 500 1.3Mjt S&S Sport 95

Opel Adam 1.4 XER S&S Glam

Ford Ka 1.30TDCi Titanium+

Citroen DS3 1.6HDI Special Edition

Precio Desde
16.650 €
Desde
16.850 €
Desde
11.850 €
Desde
18.818 €
Combustible Diesel Gasolina Diesel Diesel
Cambio 5 marchas 5 marchas 5 marchas 5 marchas
Potencia (CV) 95 100 75 92
Aceleración 0-100 km/h (s) 10,7 11,5 13,1 11,3
Consumo Medio (l/100 km) 3,9 5,1 4,2 4,0
Emisiones CO2 (g/km) 104 118 109 104

Comparte este artículo:

Comentarios

Rubén Fidalgo 21 abril, 2014

Me ha gustado este coche, siempre es agradable ver que aún hay modelos con cierta personalidad.

Pablo 21 abril, 2014

Gran producto de fiat, pero un poco gastado por sus “múltiplos´´ 500L, 500L Treking y 500L living. Opino que está “salvando´´ a fiat porque la gama 500 es lo único nuevo en bastantes años

Rubén Fidalgo 21 abril, 2014

Hola Pablo, contigo al 100%, sin duda este coche es el que está dando oxígeno a Fiat.

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche