Fiat 500C

16 Febrero, 2009, modificada el 24 Enero, 2011 por

Fiat estrena en el próximo Salón del Automóvil de Ginebra su nuevo modelo descapotable. Un homenaje a la versión original de 1957 que se conjuga con las sofisticaciones técnicas vanguardistas del fabricante italiano.

4

Fiat estrena en el próximo Salón del Automóvil de Ginebra su nuevo modelo descapotable. Un homenaje a la versión original de 1957 que se conjuga con las sofisticaciones técnicas vanguardistas del fabricante italiano.

Ginebra será cuna de primicias mundiales automovilísticas. Fiat estrena su modelo 500C, que llegará a los concesionarios de toda Europa durante la primavera. Un homenaje cabriolet a la versión original de 1957 que, a la vez, conserva las mismas dimensiones que el modelo cubierto -3,55 metros de longitud, 1,65 de ancho y 1,49 de alto-. Sin duda, un rival de lujo para el nuevo Mini Cabrio.


También comparte propulsores: el turbodiésel 1.3 Multijet de 75 CV asociado a un cambio manual de 5 velocidades, y los dos de gasolina, 1.2 de 69 CV y 1.4 de 100 CV, ambos disponibles con cambio mecánico o automático Dualogic. El nuevo 500C incorporará el sistema Start@Stop -de parada temporal y arranque del motor-, muestra del compromiso de la marca con el medio ambiente.


Fabricado en Tichy (Polonia), el coche fue concebido desde un enfoque “Open Source“, heredero de todas las características ganadoras de la versión original: seguridad puntera, habitabilidad –homologa 4 amplias plazas para adultos-, y capacidad y accesibilidad del maletero, gracias a un sistema de bisagras de paralelogramo.


La capota es su bien más preciado. Se caracteriza por lo refinado de sus movimientos, ejecutables con mando eléctrico. También adopta soluciones técnicas de gran terminación y cuidado, desde la luneta de cristal a la tercera luz de freno incorporada en la misma capota.
Estará disponibñe en colores marfil, rojo y negro, y se combinará con las múltiples tonalidades de carrocería -dos de ellas, creadas expresamente para este nuevo coche: el rojo perlado y un especial gris cálido típico de los deportivos supercar.


El coche establece nuevos parametros en confort y seguridad, técnica y dotaciones, sin renunciar jamás al estilo italiano. Nace así un cabriolet de grandes emociones que asegura el máximo placer de conducción y conjuga estética y las prestaciones de motores elásticos y respetuosos con el medio ambiente.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba