Fiat 500C

25 Junio, 2009, modificada el 24 Enero, 2011 por

Con más de 360.000 unidades vendidas desde su lanzamiento, el 500 se prepara para ampliar gama con una versión descapotable que llega a comienzos de año. Se basa en una versión similar de 1957.

24

El nuevo 500C, rival potencial del Mini Cabrio, viene a apuntalar una gama de éxito lanzada en 2007, que se vende hasta en Japón y dentro de poco en Estados Unidos. Supone todo un homenaje al modelo original cabriolet de 1957 -ver galería de imágenes- por estética como por la solución adoptada para el abatimiento de su capota de lona eléctrica. Al mismo tiempo, propone soluciones mecánicas modernas.


Conserva las dimensiones del modelo cerrado, de modo que luce 3,55 metros de longitud, 1,65 de anchura y 1,49 metros de altura, y comparte sus 3 propulsores: el turbodiesel 1.3 Multijet de 75 CV combinado con un cambio manual de 5 marchas, y los gasolina 1.2 de 69 CV y 1.4 de 100, ambos disponibles con cambio manual o robotizado automático y secuencial Dualogic.


Para rebajar consumo y emisiones un 12%, el 500C adopta sistema de parada y arranque automáticos de motor, en atascos y semáforos, Start&Stop. Como otros dispositivos similares, actúa cuando el vehículo se detiene, poniendo punto muerto y liberando el embrague -el motor se para-. Para arrancar basta pisar el embrague.


Ideado por el Centro Stile Fiat y fabricado en la planta polaca de Tichy, ha sido concebido con un enfoque “open source”; es decir, el aporte de nuevas funciones a un producto existente y de gran éxito. Por ello recibe de la variante cerrada todas sus soluciones, también en materia de seguridad, habitabilidad -ofrece 4 plazas aptas para adultos-…


El maletero, de 182 litros -185 da el cerrado- se puede ampliar abatiendo los respaldos traseros simétricos, y luce bisagras de paralelogramo para lograr un acceso simplificado hasta cuando la capota está completamente abierta. Esta, que se puede abrir hasta un máximo de 60 km/h de modo total o parcial -a coche parado también es abatible desde el mando-, se caracteriza por cinematismos muy refinados para el movimiento eléctrico. También añade luneta de cristal con desempañado y tercera luz de freno integrada. Disponible en 3 colores -marfil, rojo y negro-, es compatible con numerosos tonos de carrocería, 2 específicos: rojo perlado y gris cálido. Puesto que el 500C mantiene los costados del 500 íntegramente, sólo refuerza el marco del parabrisas, al tiempo que recibe una barra estabilizadora posterior. Igualmente recibe novedades como faros de xenón


Basado en este modelo, la marca también propondrá una variante by Diesel -ver galería de imágenes- e incluso un 500C Abarth. En cualquier caso, la versión estándar se ofrecerá con terminaciones Pop, Lounge y Rock, en todos los casos con 7 airbag. Sus tarifas definitivas están pendientes de definición, pero se especula con un precio de entre 2.500 y 3.000 euros superior al de su equivalente cerrado. La marca ya admite reservas de un modelo que, de nuevo, será extremadamente personalizable.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba