Novedad

El VW ID.3 prepara su desembarco en España y nosotros ya lo hemos conocido en persona

23 fotos

Ampliar

24 de febrero, 2020

Meses antes de su lanzamiento, el Volkswagen ID.3 se muestra en Madrid y nosotros hemos sido testigos de excepción. Aquí tienes sus detalles más destacados.

Volkswagen marcó el siglo XX con letras de oro gracias al lanzamiento de dos modelos que, posteriormente, han acabado por convertirse en auténticos iconos: el Beetle y el Golf GTI. Dupla que pretende convertir en terna con la llegada, ahora, del ID.3. El compacto 100% eléctrico de la firma alemana quiere unirse a dicho olimpo cambiándolo todo.

Te puede interesar: El ruido llega a los eléctricos: Volkswagen presenta el sonido del ID.3

Y no solo nos referimos a la manera de desplazarnos, sino también de configurar el vehículo, de comunicarnos con él y de utilizarlo. Quizá por ello Volkswagen ya ha recibido nada menos que 37.000 reservas de un vehículo que, de manera oficial, llegará al mercado durante este verano. Ahora bien, antes de que eso ocurra y, esperamos, de que podamos conducirlo, ya lo hemos conocido en persona en Madrid.

Así es por fuera el nuevo VW ID.3

De primeras llama la atención, incluso pese a que la unidad expuesta no era la más agraciada en lo que a combinación colora se refiere. De naturaleza compacta, cuenta con unas dimensiones similares a las del actual Golf: 4,26 metros de largo, por 1,81 de ancho y 1,55 de alto. Cotas a las que se une una distancia entre ejes de 2,76 metros que, como veremos más adelante, le reportan una habitabilidad excelente.

Pese a haber sido erigido sobre otra plataforma, en concreto sobre la MEB del Grupo Volkswagen, la misma que dará vida a los Seat el-born, Audi Q4 o Skoda Eniaq, guarda ciertos rasgos similares a los de su hermano el Golf, tales como el portón, los pilotos o la luneta trasera.

No obstante, el ID.3 posee personalidad propia, determinada por un frontal limpio exento de calandra que puede incorporar faros Matrix LED (incluyendo una función de bienvenida), o una vista lateral sugerente y elegante desarrollada en pos de la aerodinámica. Un pilar C robusto y con un tramado vinilado completamente configurable, llantas de 18 a 20 pulgadas y un techo en contraste en negro marcan esos rasgos.

Interior del Volkswagen ID.3

El entorno digital del ID.3 destaca por el Head-up display con realidad aumentada.

23 fotos

Ampliar

De puertas para dentro se mantiene esa combinación entre sencillez, modernidad y espacio, mucho espacio. La colocación de las baterías en el piso permite no solo le reporta una mayor estabilidad y reduce el centro de gravedad, sino que otorga a sus ocupantes una mayor habitabilidad.

De hecho, una de las máximas de Volkswagen es que este ID.3 es “tan compacto como un Golf y tan espacioso como un Passat”, hecho que se cumple al sentarnos, sobre todo, detrás. No solo en lo que a hueco para las piernas o para la cabeza se refiere, con espacio más que de sobra para un adulto de 1,80 metros, sino también en anchura. Al suprimir el túnel central, tres personas pueden colocarse sin problemas aparentes. El maletero cubica 385 litros (los mismos que un Golf) ofreciendo unas formas regulares y bien proporcionadas.

Delante, la ausencia del comentado túnel central redunda de nuevo en espacio, pues Volkswagen ha decidido recolocar la transmisión tras el volante, al lado del cuadro de instrumentos, al estilo del BMW i3.

Aunque si hay un calificativo para denominarle ese no es otro que tecnológico. Y no solo porque ofrezca una pantalla central táctil de 10 pulgadas carente casi de comandos táctiles o un cuadro de instrumentos digital configurable, por el asistente personal que responde al comando vocal “Hola ID.”, o por la total integración móvil con el smartphone, sino por un elemento revolucionario: el Head-up Display de Realidad Aumentada.

Siguiendo con el componente tecnológico, a destacar el uso que podremos hacer de muchas de las funciones del vehículo mediante nuestro smartphone o smartwatch, todo a través de la app VW App. Tal es así que una de las razones del cambio de logo no es otro que una mejor facilidad de visualización en los dispositivos digitales de mano.

En lo que a equipamiento se refiere, Volkswagen ha querido simplificar al máximo la configuración de cada ID.3, de ahí que hayan propuesto una elección en 10 clics cuando un cliente acceda a la web. Además de la potencia y el rango eléctrico (en los que ahora entraremos), el usuario podrá escoger entre el color y las llantas para, posteriormente elegir entre los paquetes disponibles: Confort, Design, Multimedia, Assistance y Sport que, a su vez, contarán con un derivado Plus (+) más equipado.

Coche eléctrico de Vokswagen: cinco versiones, tres autonomías

Volkswagen ha propuesto una versión para cada tipo de cliente.

23 fotos

Ampliar

Yendo directos a su rendimiento, el nuevo ID.3 estructura su gama en función de la capacidad de la batería. A escoger entre tres posibilidades, Pure, Pro y Pro S, el rango oscila entre los 330 km del primero, los 420 km del segundo y los 550 km del tercero gracias, claro está, a la variabilidad de la capacidad de sus celdas: 45, 58 y 77 kWh netos (49, 62 y 81 kWh brutos). Independientemente de cuál elijamos, la garantía que ostenta la batería será de ocho años o 160.000 kilómetros.

Cada uno de ellos puede seleccionarse con uno o dos niveles de potencia concretos. En el caso del ID.3 Pure se puede escoger entre un motor de 126 CV con un 0 a 100 km/h de 11 segundos o un Pure Power de 150 CV y 9 segundos en aceleración. El ID.3 Pro también ofrece dualidad  al partir de una versión de 145 CV y 9,5 segundos u otra Pro Power de 204 CV y 7,5 segundos para pasar de 0 a 100 km/h. Esta última es, además, la más potente de toda la gama del eléctrico. Sí, porque aunque por encima se sitúe la denominada Pro S, el nivel de potencia que ofrece se queda en 160 CV, necesitando 8,5 segundos para pasar de 0 a 100 km.

Adicionalmente y para celebrar su lanzamiento, el fabricante germano ha creado una edición especial denominada ID.3 1ST de la que únicamente fabricarán 30.000 unidades para todo el mundo. El rendimiento corresponderá con el del Pro Power, es decir, 204 CV de potencia y la batería de 58 kWh con 420 km de autonomía. Ofrecerá detalles exclusivos de equipamiento y de diseño y hasta 2.000 kWh de electricidad gratuita a través de Volkswagen We Charge

Hablando de la carga, el ID.3 contará con varios cargadores y varias potencias de carga disponibles, variando así el tiempo de espera para el llenado de sus celdas. En el caso de tomas de corriente alterna, el Pure admitirá cargas hasta de 7 kW invirtiendo 8 horas, mientras que los Pro y Pro S podrán conectarse a enchufes de 11 kW, necesitando 5 horas. Si lo conectamos a una red de corriente continua, el Pire admitirá conexiones de 50 kW, el Pro de 100 kW y el Pro S de 125 kW. En estos casos, se podrán obtener 290 km de autonomía en tan solo 30 minutos.

Adicionalmente, Volkswagen España conscientes de que es necesaria una “infraestructura acorde al movimiento eléctrico”, como afirmó Laura Ros, directora general de la marca en nuestro país, ofrecerá a sus clientes la posibilidad de cargar sus ID.3 en los concesionarios oficiales de la marca por un precio que será muy jugoso.

¿Quieres un ID.3? Esta es el precio del eléctrico de Volkswagen

El ID.3 1ST estará limitado a 30.000 unidades para todo el mundo.

23 fotos

Ampliar

Dado que Volkswagen abrirá la cartera de pedidos en primavera y las primeras unidades no llegarán hasta verano, de momento la firma alemana no ha detallado los precios definitivos. Sí anuncia que el ID.3 Pure de 126 CV costará por debajo de los 30.000 euros, mientras que el ID.3 Pro de 145 CV hará lo propio por debajo de los 36.000 euros. El único del que faltaría por conocer cuantía sería del ID.3 Pro S, ya que cuando Volkswagen anunció el lanzamiento del ID.3 1ST ya confirmó que estaría por debajo de los 40.000 euros.

Para todos aquellos que quieran adquirirlo mediante la modalidad de renting (fórmula al alza según VW) podrán hacerlo por una cuota mensual de 275 euros al mes (más IVA) dando una entrada de 3.325 euros o por 370 euros/mes (más IVA) sin entrada. Cuotas que incluyen mantenimiento y seguro a todo riesgo con franquicia de 600 euros.

Ahora solo falta esperar a que llegue, tener la oportunidad de probarlo y conocer si este Volskwagen ID.3 es capaz de ocupar un lugar en el Olimpo de la marca. Tanto Beetle como Golf GTI parece que le recibirían con los brazos abiertos. Tiempo al tiempo.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche