El SsangYong Actyon Sports Premium, a prueba29

El SsangYong Actyon Sports Premium, a prueba

24 Octubre, 2012, modificada el 9 Agosto, 2017 por

Hace poco os presentamos el renovado SsangYong Actyon Sports: estrenaba “cara” y mecánica. Ahora lo probamos a fondo; hemos de decir que destaca un motor voluntarioso y algún detalle más…

No valorado

Destacable

  • Motor.
  • Volumen de carga.
  • Equipamiento.

Mejorable

  • Climatización.
  • Dirección muy desmultiplicada.
  • Chasis obsoleto.

Hace poco, nuestro compañero Jorge Morillo estuvo en la presentación nacional del renovado SsangYong Actyon Sports; en contadas ocasiones una modificación es tan profunda como en este caso. Salta a la vista el cambio estético tan favorable que ha sufrido el modelo, pero bajo su piel hay aún más novedades.

Empezamos por su recién estrenada mecánica: entrega 155 CV con una cilindrada de 2 litros, inyectores de última generación y un turbo de geometría variable de mando eléctrico (en lugar de neumático). Gracias a esto, su funcionamiento es mucho más fino y consigue superar las más estrictas normativas anti-contaminantes.

SsangYong Actyon Sports 2012, Vigo, Rubén Fidalgo29
La caja del Actyon Sports es casi cuadrada.

La verdad es que el “tacto” de este motor recuerda mucho más al del nuevo Korando que al del anterior Actyon. Apenas se oye, vibra menos y tiene una respuesta más contundente al pisar el acelerador, pese a ofrecer una cifra de consumos bastante menor. Aunque SsangYong homologa un gasto de carburante por debajo de los 9 l/100 km, a lo largo de la prueba no he podido hacerlo descender de 10 l/100 km, por más cuidado que he tenido con el pie derecho.

También la aerodinámica se ha optimizado: en la caja se ha añadido una pieza que carena parte de ésta y evita muchas turbulencias típicas de este tipo de carrocerías.

En el interior, aunque el aspecto general es el mismo, los materiales y los ajustes han mejorado, contribuyendo también a reducir la sonoridad en el habitáculo -francamente baja para tratarse de un vehículo con un claro enfoque industrial-. Se ha huido de ese tacto “rudo” montando, además, el pomo del cambio del Korando, más parecido al de una berlina que el anterior (éste casi nos hacía pensar que estábamos en un camión…).

El equipamiento me ha parecido bastante completo -y este coche cuesta menos de 30.000 euros-: climatizador, asientos con regulación en altura e inclinación, apoyo lumbar, bluetooth… no falta nada de lo realmente necesario.

El día a día con el SsangYong Actyon Sports

Su condición de pick-up con doble cabina hace que la longitud del Actyons Sports sea notable, por lo que no podemos esperar que sea un coche ágil y práctico en la ciudad (tampoco está pensado para moverse en este terreno). Sin embargo, sus mejoras se notan y el mayor confort de su interior hace que nos sintamos a gusto en todo momento. Los asientos, por ejemplo, tienen unas buenas dimensiones y ergonomía.

SsangYong Actyon Sports 2012, interior, Rubén Fidalgo29
El interior del Actyon Sports no ha variado demasiado.

Al contar con una caja descubierta, no podemos evitar cierto temor a parar en un semáforo y que un motorista se lleve el maletín de herramientas que tenemos en ella. Afortunadamente, hay disponibles distintas opciones para cubrirla, desde un toldillo hasta una cabina de fibra.

Se hace muy incómodo circular en las rotondas por culpa de la dirección, con mucha desmultiplicación, lo que obliga a girar el volante casi media vuelta más de lo normal y resta “viveza” en el tráfico urbano.

En carretera, los límites los fijan su altura y su peso. El propulsor tiene un buen tacto una vez “lanzado”, pero se nota un “bache de potencia” hasta las 1.500 rpm que provoca que salir “con brío” cueste un poco. De hecho, al iniciar la marcha en las pendientes es complicado evitar que se cale.

Todo esto “se te olvida” en autovía, donde el nuevo motor corre una barbaridad, casi “demasiado” para un coche con este esquema de suspensiones y chasis. Ten en cuenta que enroscar este tipo de vehículos mientras rueda vacío es muy fácil…

Me ha resultado un modelo cómodo para viajar: la fatiga tarda en llegar y la iluminación de la carretera es buena, pese a tratarse de un faro de parábola simple con lámpara de doble filamento H4. La única “nota discordante” en el viaje ha  sido un climatizador con un funcionamiento un poco errático: seleccionando 22ºC, unas veces tenía calor y otras tiritaba de frío. Me parece un problema de esa unidad concreta, ya que he probado varios SsangYong y nunca me había pasado.

El SsangYong Actyon Sports, en vídeo

SsangYong Actyon Sports: ojo con la altura al suelo

No coincidió que algún conocido tuviese que hacer una mudanza o comprar material para cubrir el invernadero, así que me diseñé mi propia prueba. Abandono la carretera y empiezo a seguir un camino de servicio hacia varios campos de trigo, como si fuera un granjero y tuviera que cargar una pacas de paja. Hay “tierra batida” a uno de los lados: “pisar” ahí es peligroso, ya que la reducida altura al suelo de este SsangYong provocaría que nos “quedásemos varados”.

SsangYong Actyon Sports 2012, Vigo, Rubén Fidalgo29
El eje delantero va muy bajo.

Segundo reto: me imagino en una obra de un aparcamiento subterráneo, teniendo que sacar por la rampa de tierra una bomba de achique averiada para repararla (por ejemplo). Encuentro otro camino con una fuerte pendiente que me obliga a conectar la reductora para coronarla. Prueba superada a la primera, lo malo es que justo al final tengo que hacer un giro, con parte de la pick up aún en la rampa, para incorporarme a la carretera. Sin diferencial central, estoy obligado a quitar la reductora antes de dar la curva.

Conclusión: pese a la tremenda ayuda que supone el sistema 4×4, la ausencia de diferencial central y la reducida altura libre al suelo de este SsangYong hacen que no pueda sacar el máximo partido de la tracción total. Una pena, porque son sólo dos detalles menores frente a muchas virtudes, empezando por su capacidad de carga.

El SsangYong Actyon Sports, en el circuito

Una avería en el control de estabilidad de la unidad de pruebas, detectada ya antes de salir de Madrid, no me permite comprobar la efectividad de su trabajo en el circuito, pero, al menos, puedo ver cuáles son los instintos naturales del Actyons Sport en este terreno. Echando un vistazo a su esquema técnico (chasis de largueros con refuerzos cruzados, carrocería y caja montadas sobre silentblocks al bastidor, eje rígido trasero con barra panhard transversal…) no promete resultados espectaculares, pero -insisto- no está pensado para marcar tiempos récord por vuelta, eso hay que tenerlo claro.

SsangYong Actyon Sports 2012, Vigo, Rubén Fidalgo29
La caja está protegida por una pieza plástica.

En el test de rodaje por la pista se ha portado mejor de lo esperado: el chasis no va nada mal para el esquema técnico que tenemos. El problema lo plantea una dirección tan desmultiplicada que ralentiza la maniobra de girar el volante y meter el coche en la curva. Lo hace parecer muy subvirador, cuando, en realidad, es que no nos da tiempo a girar todo lo necesario el volante.

El eje trasero tiene ciertos movimientos parásitos provocados por la barra Panhard: al comprimir la suspensión, desplaza lateralmente unos milímetros la carrocería y da la sensación de iniciar el sobreviraje; lo cierto es que aún tenemos margen de adherencia. Los frenos cumplen bien con el trabajo, pero ojo con el momento en que los usamos y cuánto. Como algo nos asuste en pleno apoyo y toquemos el pedal, dejaremos el eje trasero sin peso y nos demostrará qué es la transferencia de masas con una cruzada a lo “Too fast, Too furious” de libro… y corregirlo nos llevará un tiempo que no tenemos, dadas las características de la dirección. Afortunadamente, el ESP debería evitar este mal trago.

En las frenadas a alta velocidad, con la caja vacía tenemos un molesto efecto de “levitación” del eje trasero que, al ponerse de puntillas, amenaza con zigzaguear.  Con carga encima es más estable, pero, al tener más energía cinética, la frenada es -lógicamente- más larga.

En la esquiva y el slalom, el problema viene, una vez más, por una dirección muy lenta, con casi 4 vueltas entre topes. Hoy en día, 3 empiezan a ser muchas. El alto centro de gravedad del SsangYong Actyons Sport, su pesado chasis y el perfil de sus neumáticos complican mucho hacer la esquiva, máxime sin control de estabilidad, como es nuestro caso.

Conclusión

Como coches para trabajar que suelen ser los pick up, las mejores armas del Actyon Sports son su precio y su capacidad de carga. Personalmente, creo que su llamativa imagen también será un punto a favor para captar la atención de posibles clientes (especialmente, si te planteas rotularlo).

SsangYong Actyon Sports 2012, Vigo, Rubén Fidalgo29
Las ópticas traseras se han modificado con la puesta al día.

Entre los modelos de doble cabina, es uno de los que más confort tiene para los pasajeros de las plazas traseras, ya que otros suelen pecar de un respaldo muy vertical, con el fin robar el menor espacio posible a la caja.

Su sistema de tracción total puede echarnos un cable en algún momento apurado (que es cuando más se agradecen estas cosas), pero no debemos pensar en él como en un 4×4 “puro”. El motivo es que su altura libre al suelo es menor de lo que parece. Los trapecios de la suspensión delantera y el larguero sobre el que se fija el radiador son los “culpables” de que incluso aparcando en batería frente a algún bordillo un poco alto podamos tocar fondo.

En definitiva, la mejoría respecto al modelo al que releva (la calidad de acabados y ajustes es correcta, sin más) es notable, lo cual me alegra: deja claro cuál es el recorrido que tendrá SsangYong. El precio es bastante interesante y el nuevo motor se agradece a la hora de pasar por el surtidor, lo que también es un punto a favor importante para un bien que hay que amortizar con trabajo duro.

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el SsangYong Actyon Sports, pero quizás con otra motorización o acabado? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del SsangYong Actyon Sports puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

8 Comentarios

Rubén Fidalgo 24 Octubre, 2012

La verdad es que la mejora con respecto a su predecesor es notable. Sobre la practicidad, el interior es más acogedor que el de la Toyota Hilux, y las plazas traseras bastante buenas. Su capacidad de carga no admite reproche.

jose 25 Julio, 2013

la recomiendas para uso privado, transportar bicicletas, un kajac, ir al campo, viajar?

Rubén Fidalgo 25 Julio, 2013

Hola Jose, para el uso que indicas es práctico, pero ten en cuenta que como coche de uso privado está el problema de que no puedes dejar absolutamente nada sin vigilancia en el maletero, pues queda a la vista y fácil de robar por cualquiera. Un saludo y gracias por seguirnos.

Miguel 17 Agosto, 2013

Hola, me parece un favorable cambio, tengo la version 2010 y hasta ahora conforme. El tema de almacenar objetos lo resolví haciendome una caja metalica del ancho de pickup y un 1/3 de largo , con una buena cerradura y el toldo encima que disimula aun mas que hay debajo.

Raúl 14 Abril, 2016

He visitado varios concesionarios en la comunidad de Madrid y en ninguno han vendido este modelo, no sabían darme información acerca del vehículo, salvo precio y plazo de entrega. ¿ A que se deben las escasas ventas? A mi personalmente me gusta, pero me llama la atención no ver ninguno por la calle y me hace dudar de si seria una buena compra.

Rubén Fidalgo 14 Abril, 2016

Hola Raul, no entiendo cómo no está disponible en ningún concesionario y sí lo está en la web de SsangYong España. Puede que hayan cambiado algunos acabados y equipamiento, pero SsangYong sigue comercializando este pick up por ahora. Un saludo y gracias por tu comentario.

Raúl 16 Abril, 2016

Si lo comercializan, pero bajo pedido, en exposición no lo tienen en ningún concesionario, me parece un poco arriesgado comprar sin antes verlo, creo que la política comercial de Ssang Yong es pésima.

Rubén Fidalgo 16 Abril, 2016

Hola Raúl, la verdad es que sí que es cierto que comprar a ciegas es un riesgo importante y entiendo que no lo quieras asumir. Otra opción es buscar uno usado y verlo y decidir si te interesa comprarlo o no. Un saludo y perdona el malentendido.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba