El regreso del Chevrolet Camaro

11 Octubre, 2011, modificada el 13 Octubre, 2011 por

Parece el título de una película y podría serlo, ya que su protagonista está muy acostumbrado a la gran pantalla: desde los Camaro clásicos a los más modernos, convertidos en “Transformers”, hablamos de coches que han hecho suspirar a generaciones. Tras una década de ausencia, regresan a Europa para comprobar si las segundas partes pueden ser buenas.

12

Seré sincera: lo que he visto, me ha gustado. Nunca he sido muy amiga de los “muscle car” americanos, de formas impresionantes pero dotados —en su mayoría— de unas suspensiones que hacían poco efectiva su caballería en las retorcidas carreteras europeas.

Pero Chevrolet se ha dado cuenta y ha afinado el nuevo Camaro nada menos que el Circuito de Nürburgring. Allí, sus amortiguadores ganan rigidez, las barras estabilizadoras se hacen más robustas y, por lo tanto, la carrocería se sujeta más en las inclinaciones laterales, lo que mejora las prestaciones y el comportamiento. Tanto es así, que este tipo de suspensión se ofrece como opción en Estados Unidos.

Allí siempre han apreciado el frontal en forma de “V” del Camaro, amplio, musculoso, firme, con unos faros rasgados (incluyen luces diurnas tipo LED Xenón) que acentúan la agresividad del diseño. Su imagen hace que las cabezas se giren y es reconocida en todos los rincones del mundo, aunque la zaga que ves en las fotos es exclusiva de las versiones europeas del coche. Los grupos ópticos posteriores gemelos son un reflejo de la parte delantera, mientras que el escape, con grandes salidas cromadas y redondeadas, similares a las del Corvette Z06, crean un poderoso punto de atención. También lo hacen las llantas de 20 pulgadas (sobre las que se montan unos neumáticos Pirelli PZero), que dejan ver los frenos Brembo, combinados con el sistema Stabilitrack y el control de tracción.

El sonido de un motor

Si su “look” no provoca que te des la vuelta, lo hará el ronco rugido que nace en su propulsor. El Chevrolet Camaro europeo es similar al modelo 2SS, el más alto de gama comercializado en Norteamérica. Está equipado con una mecánica 6.2 V8 de 432 CV que permite un paso de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos en el caso del coupé (5,4 para el descapotable). Si eliges la transmisión automática, el motor, con el mismo cubicaje y cilindros, ofrece 405 CV y un 0 a 100 de 5,4 segundos —añade dos décimas para el cabrio—. La velocidad punta está limitada a 250 km/h.

Con estas cifras, es evidente que un consumo comedido no se encuentra entre sus virtudes (aunque el comprador de un Camaro cuenta este dato como la última de sus preocupaciones). Las versiones con cambio manual tienen un gasto de carburante de 14,1 l/100 km —un litro menos para las automáticas—, pero puede rebajarse con el sistema Active Fuel Management. Este dispositivo cierra automáticamente cuatro de los ocho cilindros de la mecánica cuando se conduce en condiciones de poca exigencia, lo que permite un ahorro de hasta un 7,5%, según los números oficiales.

Sencillez y tecnología en el interior

Hablamos de sencillez porque en el habitáculo no hay grandes alardes de sofisticación: los elementos son sobrios, incluso los plásticos son de aspecto mejorable, pero se entremezclan con detalles sofisticados como los grandes controles del climatizador y el sistema de sonido, la iluminación ambiental “azul hielo”, los asientos deportivos y, sobre todo, el Head-up display, de serie. Como lo lees: en sus 43.900 euros de precio base ya está incluido este sistema, que proyecta en el parabrisas la velocidad para que no tengas que desviar la vista de la carretera.

El equipamiento se completa con el sensor trasero de ayuda al aparcamiento, seis airbags y anclajes ISOFIX, para que también los más pequeños puedan disfrutar de las sensaciones que ofrece el Camaro.

Si quieres personalizarlo aún más, por 2.000 euros “extra” cuentas con las ediciones 45º Aniversario (limitada) o Transformers. La primera, disponible para los coupé o los cabrio, ofrece pintura exterior Carbon Flash metalizada, con una franja plateada tipo rallye. El interior se ha terminado en cuero negro, con bordados en azul, rojo y blanco, en un sutil homenaje a la bandera de la patria del Camaro. Unos distintivos especiales y unas llantas de 20 pulgadas en color “Deep Silver” completan el paquete.

Por su parte, la edición especial Transformers está inspirada en el autobot “Bumblebee” de la famosa película. Este “kit” puede asociarse a los Camaro coupé e incluye pintura Amarillo Rallye con franjas negras longitudinales, adornos en forma de branquias en los laterales y unos logotipos de Transformers en las puertas, además de llantas de 20 pulgadas con los emblemas de Autobot en el centro. En el habitáculo, el cuero negro de la tapicería, rematada con costuras amarillas, llama poderosamente la atención.

Ficha técnica

Potencia: 405/432 CV

0 a 100 km/h: De 5,6 a 5,2 seg.

Velocidad máxima: 250 km/h (limitada)

Gasto medio de combustible: 13,1-14,1 l/100 km

Precio: Desde 43.900 euros.

¿Será tu próximo coche?

Todo depende de lo tímido que seas; si la respuesta es “mucho”, olvídate del Camaro, pues provocará que todas las cabezas se giren a tu paso. Pero si buscas un vehículo rápido, propulsión trasera y sencillo de conducir (su potencia permite que haya fuerza en cualquier zona del cuentavueltas) estás ante tu coche. No te dejes engañar por sus plazas traseras; lo disfrutarás más en soledad o, como mucho, con una pareja que sepa apreciarlo tanto como tú.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba