Novedad

El nuevo Ford GT y la fibra de carbono

4 fotos

Ampliar

13 de febrero, 2015

Con la presentación del Ford GT en el Salón de Detroit 2015, la marca americana llega a un acuerdo con DowAksa para el desarrollo de nuevas tecnologías de fabricación de componentes de fibra de carbono para el automóvil. El nuevo superdeportivo se beneficiará de dichos avances.

El nuevo Ford GT presentado en el Salón de Detroit 2015 como homenaje al mítico Ford GT 40 está construido en materiales ligeros y resistentes como la fibra de carbono o las aleaciones de aluminio y supone un argumento importante para la colaboración de Ford y DowAksa junto con el gobierno de los EE.UU. para la creación del “Institute for Advanced Composites Manufacturing Innovation” (Instituto para la Innovación en la Manufactura de Materiales Compuestos).

Ford y Dow Chemical comenzaron a colaborar en 2012 y este nuevo acuerdo de trabajo supone un verdadero pisotón en el acelerador para el desarrollo de nuevos procesos de fabricación de componentes de fibra de carbono para el automóvil, lo que supondrá un importante ahorro tanto para los fabricantes como para los usuarios, que se beneficiarán del menor precio y los menores consumos de combustible que se lograrán gracias al peso mínimo de este material.

La fibra de carbono ofrece unas excelentes propiedades mecánicas de resistencia, dureza, rigidez, etc. a la vez que carece de problemas del acero como la corrosión, pero sobre todo, es un material muy ligero. Su uso es muy frecuente en la aeronáutica, competición, uso militar… pero el elevado coste que tiene la fabricación de componentes (la fibra de carbono en sí es asequible, lo caro es su manufactura posterior) hace que por ahora su uso en elementos cotidianos sea muy restringido.

Con esta apuesta de Ford puede que esta situación cambie y se convierta en un material para componentes mucho más accesibles.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche