El nuevo Ford Fiesta ST, a prueba en Montmeló13

El nuevo Ford Fiesta ST, a prueba en Montmeló

15 Abril, 2013, modificada el 16 Abril, 2013 por

Otro miembro se acaba de sumar a la familia más rebelde del mercado: los deportivos pequeños. El nuevo Ford Fiesta ST llega para revitalizar la imagen de este carismático modelo con unas prestaciones de primera línea y un equipamiento cerrado (muy completo y a un precio interesante). Así es el Fiesta más descarado.

El nuevo Ford Fiesta ST, a prueba en Montmeló13

El más potente de todos los tiempos, así es el nuevo Ford Fiesta ST presentado en el circuito de Montmeló. Con 182 CV y sólo 1.160 kg, este miembro de la familia ST promete sensaciones fuertes y, por lo que he podido probar, lo cumple.

La primera versión “gorda” del Ford Fiesta nació en 1980 con el modelo Super Sport, que en 1981 pasó a llamarse XR2. Tras él vendrían el XR2 de segunda generación en 1985, el XR2 i, el RS turbo, el XR2 i 16V… hasta que en 2005 llegó el primer Fiesta ST, que ya cuenta con un digno sucesor.

Las claves del nuevo Ford Fiesta ST

El nuevo Fiesta ST cuenta con una imagen que desprende deportividad por los 4 costados gracias a sus aditamentos aerodinámicos (faldón delantero, taloneras, spoiler trasero y difusor), las llantas de 17 pulgadas y los dos colores exclusivos recién estrenados: azul y rojo anaranjado. La verdad es que el ST llama la atención nada más verlo.

Prueba Ford Fiesta ST13
Los asientos Recaro son excelentes.

Su interior es aún más llamativo que su carrocería. Al abrir la puerta, nos encontramos con unos asientos Recaro que son una maravilla, por confort y por cómo nos hacen formar un único conjunto con el Fiesta. Los anclajes de las banquetas han descendido 10 mm para bajar el centro de gravedad del coche y, de paso, ubicar al conductor en una posición en la que percibe mejor en la cadera las reacciones del chasis. El volante también es exclusivo, cuenta con un tacto excelente y, en contra de la moda actual, es redondo, lo que se agradece.

En la parte técnica, el nuevo Ford Fiesta ST incorpora el motor 1.6 Ecoboost de 4 cilindros y 182 CV sobrealimentados; cuenta con una función de “sobrepresión” momentánea del turbo que eleva el par máximo de 240 a 290 Nm durante unos segundos. De este modo, el pequeño Fiesta logra una capacidad de recuperación y aceleración pasmosa, necesitando sólo 6,9 s para pasar de 0-100 km/h y llegando a una velocidad máxima de 220 km/h.

Este propulsor va asociado únicamente a una caja de cambios manual de 6 relaciones con un tacto bastante bueno y con unas relaciones bien adaptadas a la personalidad de esta mecánica, poniendo la guinda al pastel la incorporación de un sistema de control electrónico del diferencial delantero muy eficaz, como veremos más adelante.

Prueba Ford Fiesta ST13
El motor ecoboost 1.6 es una joya.

La altura libre al suelo se ha reducido 15 mm para (de nuevo) bajar el centro de gravedad y las suspensiones se han endurecido con el fin de “adecuarse a las circunstancias”, aunque no de manera radical. El Fiesta ST no es un rompe riñones, algo en lo que tienen mucha importancia los excelentes asientos que incorpora.

Por su parte, los frenos también se han redimensionado para adaptarse a la elevada potencia de esta versión, llegando hasta los 278 mm de diámetro. La verdad es que aguantaron bastante bien el duro trabajo en el circuito…

El poder del sonido en el Ford Fiesta ST

Recuerdo que en una entrevista realizada a Eric Carlsson (famoso piloto de rallyes sueco), el periodista le preguntaba cómo era posible ganar dos veces consecutivas la cita más importante del calendario -Montecarlo- con un coche claramente menos potente que los del resto de sus adversarios. La respuesta de Carlsson fue contundente y cito sus propias palabras: “Well, of course, the handling, and the noise. I think its noise makes you go faster“. La traducción literal de esa respuesta es ” Bueno, por supuesto, la facilidad de conducción y el ruido. Creo que su ruido te hace ir más rápido“. El enorme sueco hacía referencia al peculiar sonido del motor de 3 cilindros y dos tiempos de su Saab 96, que aullaba como un reactor por las carreteras retorcidas del sur de Francia.

Prueba Ford Fiesta ST13
El interior está bien rematado y con buenos materiales.

En Ford han tomado buena nota y han incorporado al Fiesta ST un resonador acústico que va montado en el habitáculo, dentro del salpicadero, y que funciona mediante la vibración que producen los pulsos de aire generados en la admisión cuando abrimos la mariposa con el acelerador. El resultado es muy agradable y no resulta en absoluto estridente ni molesto. Cuando pisamos con decisión el gas, el pequeño y eficiente 1.6 Ecoboost deja de pasar inadvertido y se hace patente con una voz de tenor que nos eleva el ánimo.

Otros gadget curiosos del Ford Fiesta ST, por 21.750 euros:

El Ford Fiesta ST cuenta con una dotación muy completa en la que apenas hay opciones. Aparte del color, poco más podemos elegir: tal y como viene de serie ya es uno de los modelos más equipados de su segmento. Por un precio de 21.750 euros tiene casi de todo; Ford España añade sin coste el sistema Key Free de reconocimiento de llave y los cristales tintados, que tendrían normalmente un sobreprecio de 420 euros. Además del climatizador, los asientos Recaro, las llantas de aleación, chasis deportivo, etc., el Ford Fiesta ST tiene elementos muy llamativos, como pueden ser:

Prueba Nuevo Ford Fiesta ST, Ford GT 40, Rubén Fidalgo13
El Ford GT 40 estuvo escudado por sus nietos más jóvenes.

Sistema My Key. Con él, podremos configurar determinadas limitaciones en el Fiesta ST (si queremos dejárselo a alguien con poca experiencia en la conducción, por ejemplo). El sistema reconoce esta llave y automáticamente reduce la velocidad máxima del coche, limita el volumen máximo del equipo de audio e impide la desconexión del ESP (que cuenta con 3 modos de funcionamiento: encendido, apagado y Sport).

Ford Sync. Podemos navegar mediante el dispositivo manos libres y controlar las aplicaciones de audio fácilmente sin desviar la atención de la carretera.

Ford Help SOS. Por ahora, el único sistema que en caso de siniestro (o desconexión automática de la bomba de combustible) realiza una llamada a los sistemas de emergencia enviando las coordenadas de la posición GPS.

Cómo rueda el Ford Fiesta ST en el circuito de Montmeló

La marca eligió como escenario para la presentación de este modelo tan especial el Circuito de Cataluña, donde también se estaba preparando el evento “El Espíritu de Montjuic” para clásicos; allí se reunieron nada menos que 12 Ford GT 40 que hicieron de escuderos del pequeño deportivo… ¡Vivimos un momento único!

Prueba Nuevo Ford Fiesta ST, Montmeló, Rubén Fidalgo13
La gama de colores incluye este llamativo tono rojo.

Con el recuerdo aún muy fresco del Peugeot 208 GTi, me dirijo a por mi Ford Fiesta ST para rodar con él sobre Montmeló. Exteriormente resulta atractivo: las llantas en tono grafito y los distintos spoilers le dan un aspecto llamativo, pero sin caer en la “macarrada”. Curiosamente, monta exactamente la misma medida de neumático que el Peugeot, 205/45-17: no es excesivamente ancho, tiene muy poco perfil y la verdad es que el agarre y la precisión que proporcionaba en el GTi era excelente… Veremos cómo va en la pista.

Al abrir la puerta, sigo llevándome agradables sorpresas con unos impecables asientos Recaro que vuelven a demostrarme por qué esta empresa juega en otra liga en lo que a acomodarse en el coche se refiere. Son confortables, sujetan de maravilla y, además, hacen que el interior del Fiesta parezca otra cosa…

La primera vuelta prefiero darla con el ESP en modo ON. No conozco el circuito ni el coche, así que vamos a ir en plan “conservador”. El motor suena en el interior, pero en ningún momento de manera molesta, y el sistema de resonancia cumple su misión: es “atrezzo”, pero transmite sensaciones, que es para lo que uno se compra este tipo de vehículos, para sentirlo. Se nota el overboost (con una capacidad de recuperación endiablada) y el coche empuja como un poseso. El tacto del cambio me gusta, está bien situado y se nota claramente cuándo has metido la marcha.

El tacto del Fiesta ST es muy bueno, transmite mucha información sobre lo que está sucediendo y, aunque el asfalto del circuito es como una alfombra, pisando algún piano no me parece que las suspensiones sean demasiado incómodas. El ESP tiene un tarado perfecto y no es muy intrusivo.

Segunda vuelta. Pongo el control de estabilidad en modo Sport, lo que retrasa la entrada del sistema y permite cierto deslizamiento. Me encanta. El Fiesta ST se deja provocar: levantando el gas en los apoyos, la trasera reacciona y es tremendamente divertido, pero sin ser “traidor”, porque es muy progresivo. El ESP en modo Sport permite que tú trabajes un poco más y que el coche te demuestre de lo que es capaz su chasis.

Prueba Ford Fiesta ST13
El difusor inferior trasero va pintado en el color de la carrocería.

El diferencial de control electrónico delantero no se nota demasiado: el agarre en el circuito es absoluto y apenas hay pérdidas de motricidad en las que se aprecie su trabajo… pero sí se advierte cierta tendencia a cerrar el giro cuando abres gas a fondo, lo que permite anticiparnos un poco a la hora de acelerar si hemos entrado en la curva a la velocidad correcta.

Los frenos tienen buen tacto, pero acusan el calor. No llego al fadding porque el coche que va de “liebre” tiene que hacer reagrupamientos, pero sí se nota que no están pensados para rodar en circuito a fondo -lógico-. Desde luego, en carretera no deberían dar el menor susto; un trazado es brutalmente exigente con ellos.

En definitiva, el Ford Fiesta ST me ha dejado muy buen sabor de boca. Es un coche para conducir, que es lo que se busca en este tipo de versiones prestacionales. A lo mejor el paso por curva del Peugeot 208 GTi es algo más rápido (es una percepción, habría que medirlo para asegurarlo), pero su rival americano es un poco más juguetón… Te bajarás del coche con una sonrisa.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

4 Comentarios

Rubén Fidalgo 15 Abril, 2013

El Ford Fiesta ST me ha parecido un verdadero GTi, transmite sensaciones y se deja conducir. Tal vez no sea el más rápido de su categoría, pero si lo que buscas son sensaciones, este coche es ideal.

Ricardo 16 Abril, 2013

Rubén, he visto que también probaste hace poco el 208 GTi. Personalmente, con cuál te quedarías?
Un saludo!

Rubén Fidalgo 16 Abril, 2013

Hola Ricardo, muchas gracias por participar con tu comentario y por seguirnos. Me pones en un aprieto. La verdad es que aunque los dos presuman de “GTi”, tienen personalidades muy distintas. El 208 GTi es más un coche de uso diario con buenas prestaciones, lo veo más como un “gran turismo” (si es que un coche compacto puede serlo…) que como un GTi. Probablemente para un uso diario escogería el Peugeot, pero si lo que busco son “sensaciones”, el Fiesta sin duda.

Oscar 9 Julio, 2013

Será un aparato super atómico por lo que vale… tendrá unos asientos super cómodos, incluye una rubia que te la va c******o mientras conduces… PERO NO TIENE RELOJ DE TEMPERATURA!!!!! ESTO ES UN “GTI”??? Solo por eso yo ya lo descarto, igual que hice con el Corsa OPC…

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba